Leonor Watling regresa a la pequeña pantalla con Pulsaciones

Después de pasar gran parte de su carrera en largometrajes para el cine, la famosa intérprete vuelve a la televisión de mano de Globomedia y Emilio Aragón, creador del proyecto y que participará como director de algunos episodios pero no actuará en la serie.

Acompañará a Watling, el actor catalán Pablo Derqui (Isabel, Hispania, Ventdelplà) siendo el matrimonio protagonista. Él es un médico que sufre un ataque al corazón y que habría muerto de no ser porque recibe a tiempo un transplante de este órgano.

Será entonces cuando empiece a tener recuerdos extraños que no le pertenecen y comenzará a indagar para averiguar el nombre de su donante, con tal de desentrañar la verdad sobre la muerte de éste. Su mujer temerá por su relación al ver la obsesión de su marido por continuar la investigación, una vez descubra que su donante fue asesinado.

Pablo Derqui en Isabel
Pablo Derqui en Isabel

El argumento central de la serie con tintes de thriller psicológico y acción, es la llamada teoría "la memoria del corazón" que, aunque no tiene base científica, ha llamado mucho la atención de la gente al haber supuestos casos de personas que han notado cambios en su personalidad tras una operación de este tipo.

En un principio, se espera que la serie tenga una única temporada centrada en la investigación del personaje de Derqui. Pero si la audiencia acompaña, Atresmedia no descarta el realizar más temporadas con nuevos personajes, pero manteniendo la premisa sobre la supuesta memoria del corazón.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.