Legends of Tomorrow 2×04: Abominations

Legends of Tomorrow 2x04: Abominations

Legends of Tomorrow 2x04: Abominations

Series: Legends of Tomorrow

3 Stars

Summary

Una serie de terribles casualidades hará que el grupo de Leyendas acaben en plena Guerra Civil, en el siglo XIX, debiendo hacer frente al ejército Confederado del Sur… Hasta aquí todo parece seguir el curso de la historia, pero habrá una pequeña diferencia: ese ejército Confederado está formado por zombies.

Coder Credit

Los viajes de las Leyendas a bordo de la nave del tiempo continúan en busca de nuevas aberraciones temporales que perturben el correcto curso de la Historia. Y en esta ocasión tendrán que eliminar a una aberración en más de un sentido porque los Maestros del Tiempo, que ya habíamos visto que eran los primeros en estropear las cosas, lo han vuelto a hacer. Así, uno de ellos acabará en el siglo XIX terriblemente enfermo con un virus de difícil clasificación, y que tendrá como consecuencia final que el mismísimo ejército de los Confederados, esto es, el bando del Sur que no quería la abolición de la esclavitud, se convierta en un ejército de zombies.

Hordas de zombies, por tanto, será el nuevo enemigo al que tengan que hacer frente nuestros héroes, pero como siempre suele ocurrir, lo harán debiendo lidiar a la vez con sus propios problemas internos.

50906

El principal de esos problemas internos es el que afecta a Ray Palmer. Parecía que el pobre Ray ya había abandonado el pozo de miseria en el que le vimos durante prácticamente la primera temporada por culpa de una mujer que no tenía las cosas muy claras (Kendra, AKA Hawkgirl), pero ha vuelto a caer. En esta ocasión será debido a la ausencia de su traje de The ATOM, y que efectivamente era la única arma que podía utilizar para hacer de héroe, por lo que ahora mismo Ray se encuentra bastante ocioso y preguntándose qué va a ser de su vida... Algo que nunca es bueno.

Y aunque lo más lógico sería pensar que podría aprovechar ese tiempo libre para construir un nuevo traje de The ATOM, con eso de que tienen la tecnología más avanzada del momento en sus manos y podría construir uno nuevo y bastante mejorado, debe ser que al muchacho le ha entrado pereza. Así que ha decidido que como no tiene traje porque tuvo que destruirlo para acabar con su último enemigo, lo único que puede hacer es maldecir su suerte, entrar de nuevo en el pozo de miseria en el que tan a gusto debe sentirse (hay gente que realmente disfruta sufriendo) y aprovechar para sacar a la luz otras virtudes, como es ser el amo de la casa mientras sus compañeros están trabajando.

La verdad es que ver a Ray esforzándose tanto en que el equipo coma bien, de paso que les instruye sobre la época en la que acaban de aterrizar, es algo tierno a la vez que patético, por lo que en ese sentido nada ha cambiado… Otra cosa, claro está, es cuando tiene que enfrentarse a uno de los zombies y en su propia nave, y encima siendo uno de sus propios compañeros: Mick Rory.

Porque resulta que, para no variar, a nuestras Leyendas el plan de rescate se les ha torcido un poco y en lugar de salvar al Maestro del Tiempo que había quedado atrapado en el siglo XIX y destruir cualquier posible evidencia de una tecnología MUY avanzada en el tiempo, acaban inmersos en plena Guerra Civil y trabajando codo con codo con el ejército de la Unión… explicándoles que sus rivales ahora son zombies.

Algo que al final resulta bastante complicado por eso de que la primera mención a un zombie no se producirá hasta dentro de medio siglo, pero digamos que ya están bastante acostumbrados a variar “un poquito” el curso de la Historia sin que las consecuencias sean catastróficas.

Y si de paso esa ligera variación de la Historia, por ejemplo salvando a unos esclavos de las crueles manos de su señor, permite que Jax sea consciente de lo mucho que han cambiado las cosas pese a que el racismo sigue existiendo en el siglo XXI, pues mucho mejor. Así, nos encontramos con un capítulo que es toda una reivindicación de los derechos del hombre, independientemente de su color de piel, y donde han utilizado una sutil metáfora al convertir a los pro-esclavismo en zombies; esto es, en gente sin cerebro…

Para que luego digan que en Legens of Tomorrow no se curran los argumentos.

Pero además han conseguido que este capítulo reivindicativo esté plagado de humor con un Mick Rory convertido en zombie (aquí han ido a por el más fácil, dadas sus “limitaciones intelectuales”) y con un doctor Stein que deberá lidiar con su miedo patológico a los zombies, ya que nunca ha sido capaz de ver una de esas películas, por lo que acaba haciendo JUSTO lo que no se debe hacer… Simplemente genial.

Pero sin duda lo mejor de todo ha sido que, tras lidiar con problemas raciales, comprender que lo más importante es no rendirse nunca y que siempre se debe mantener la esperanza; Ray y Mick han llegado a un acuerdo por el que a partir de ahora The ATOM pasará a ser Captain Cold 2.0.

Hablando de giros argumentales…

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.