La última bandera

La última bandera

La última bandera

3.5 Stars

Summary

Tres veteranos de la guerra de Vietnam: Doc, Sal y Mueller, se reúnen en el año 2003 para enterrar a Larry Jr., el hijo de Doc, que ha muerto en combate en su primer año en la guerra de Irak.

Coder Credit

La última obra de  Richard Linklater, el director nominado a varios Oscars por boyhood, llega el 16 de febrero a los cines españoles. Basada en la novela de Darryl Ponicsan, La última bandera, narra la aventura de tres marines que trabajaron juntos en Vietnam y ahora vuelven a encontrarse

Ambientada en el año 2003, Larry Shepherd (Steve Carell), o más conocido como Doc, es un hombre que acaba de perder a su hijo mientras este estaba como marine en Irak. Ante esta noticia Doc decide emprender un viaje  para buscar a dos amigos que ya daba por perdidos. Es así como un día se presenta en el bar de Sal Nealon (Bryan Cranston) un marine con el que compartió su tiempo cuando estaba destinado a Vietnam. Sal en seguida reconoce a Doc y sin saber su situación decide acompañarle.  Es así como al día siguiente se plantan en una iglesia donde trabaja el reverendo Richard Mueller (Laurence Fishburne), otro compañero con el que estuvieron en Vietnam. 

Richard no recuerda su época en Vietnam con cariño, al contrario, pertenece a una etapa que prefiere olvidar. Por eso, cuando Doc se sincera y les comunica que su hijo ha muerto y debe enterrarle, es el primero que se niega ante la idea de adentrarse en este viaje. Sal, en cambio, está dispuesto a acompañar a Doc allá donde sea necesario. Finalmente los tres se suben al coche en un trayecto que termina siendo más largo de lo planeado debido a una serie de contratiempos.

 

La última bandera comienza como lo que parece ser un drama donde vemos a un padre intentando afrontar la pérdida de su hijo, sin embargo, la película muestra un trasfondo diferente que abarca muchos palos. Nos encontramos con tres protagonistas que han que llevan casi treinta años sin verse y a pesar de haber desarrollado una gran amistad durante su misión, en la actualidad son completos desconocidos. Cada uno ha tomado un camino distinto: Sal se ha convertido en un alcohólico que se refugia en un bar sin clientes y en la ironía; Richard ha decidido tomar el camino de la fe y seguir a Dios; y Doc decidió crear una familia que poco a poco le han ido dejando solo. La diferencia entre estos tres personajes hará que aparezcan temas de conversación críticos.

Uno de los temas que más explotan entre los protagonistas es acerca de la fe. Debido a las creencias de  Richard y el camino tan distinto que decidió tomar tras su vuelta a Estados Unidos después de la guerra, Sal muchas veces pone en entredicho la existencia de Dios y cómo este ser supremo no salva de la muerte a la gente joven que no merece perder la vida tan pronto. De igual forma se critica la guerra y lo que impulsa a los jóvenes a ir a ella. Los protagonistas ponen el acento sobre su época, cuando los ciudadanos americanos estaban siendo engañados con lo que ocurría en Vietnam.

El hecho de ser reconocidos como héroes muchas veces ciega a esos jóvenes que quieren darlo todo por su país sin importar que una bala les vuele la cabeza. Es por eso que cuando mueren, independientemente de la forma, el ejército sigue queriendo reconocerles como héroes enterrándolos en el cementerio de Arlington dedicado a todos los veteranos de guerra. La muerte del hijo de Doc, Larry Shepherd Junior, está envuelta en una mentira y eso crea una disputa entre Richard y Sal sobre si es más importante conocer la verdad a tiempo o vivir con una venda en los ojos.

Pero sobre todo, lo que destaca de La última bandera es la pérdida de la juventud. Doc, Sal y Richar se sienten muy identificados con Larry Shepherd Junior y su mejor amigo, Washington (J. Quinton Johnson), a pesar de los años que median entre ellos. Esto hace que se respire nostalgia durante toda la segunda parte de la película cuando aparece el personaje de Washington. Como dice Sal "cada generación tiene una guerra" y eso demuestra que a pesar del paso del tiempo los hombres estamos destinados a repetir nuestros errores.

En cuanto al comienzo de la amistad del trío protagonista se desconoce por completo, pero hay pequeños momentos en varias conversaciones donde se puede ver un rallo de luz sobre como eran hace treinta años. Además, hubo un hecho que les separó y esto aporta dimensión a los personajes.

La última bandera no es una historia dramática centrada en la pérdida de un hijo, sino que también abarca temas como la fe y la pérdida de la juventud con el reflejo de tres hombres en una generación más tardía. No es  una trama que resalte por sus giros argumentales o por un ritmo rápido, pero las conversaciones entre los protagonistas van más allá de una sola pérdida.

The following two tabs change content below.

Patri Alonso

Comencé a crear historias a los 13 años y desde entonces no he parado. Ahora escribo sobre las historias de los otros. Me verás frikear sobre cine, serie, literatura y arte. Penny, todo es mejor con bluetooth. Amante de las sitcom y las series infantiles.

About Patri Alonso

Comencé a crear historias a los 13 años y desde entonces no he parado. Ahora escribo sobre las historias de los otros. Me verás frikear sobre cine, serie, literatura y arte. Penny, todo es mejor con bluetooth. Amante de las sitcom y las series infantiles.