La NBC reajusta su parrilla televisiva

La cadena americana no se aclara, ya lo dejó claro tras cancelar "Timeless" para pocas horas después cambiar radicalmente de opinión y darle una nueva temporada.

Ahora los directivos han decidido devolver a la noche de los martes su nueva serie estrella "This is Us", después de que en los upfronts anunciaran que la pasarían a los jueves. La vuelta a su horario original, ha provocado que otros programas sean también movidos de los días o franjas horarias a las que fueron asignadas en un principio, de manera que la mini serie: "Ley y Orden: The Menendez Crimes" pasará también a los martes para intentar atraer a los espectadores tras "This is Us".

Esto supone que "Chicago Fire" sea transferida a los jueves, suponemos que hasta que acabe la miniserie y pueda volver a ocupar su hueco habitual de los martes. La buena noticia para los fans de "This is Us" es que al volver a los martes, podrán disfrutar de la serie sin el parón de varias semanas que sufriría en caso de emitirse los jueves, debido a la retransmisión del fútbol.

El horario final, salvo nuevos cambios, quedaría así:

LUNES

8-10 p.m. — The Voice

10-11 p.m. — The Brave

MARTES

8 p.m. – The Voice

9 p.m. – This Is Us

10 p.m. – Law & Order True Crime: The Menendez Murders

MIÉRCOLES

8-9 p.m. — The Blacklist

9-10 p.m. — Law & Order: SVU

10-11 p.m. — Chicago P.D.

JUEVES

8 p.m. – Superstore

8:30 p.m. – The Good Place

9 p.m. – Will & Grace

9:30 p.m. – Great News

10 p.m. – Chicago Fire

VIERNES

8-9 p.m. — Blindspot

9-10 p.m. — Taken

10-11 p.m. — Dateline NBC

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.