Jane The Virgin 3×11: Chapter Fifty-Five

Jane The Virgin 3x11: Chapter Fifty-Five

Jane The Virgin 3x11: Chapter Fifty-Five

Series: Jane The Virgin

3 Stars

Summary

Jane tiene que seguir con su vida por muy duro que haya sido perder a Michael. Tres años después, veremos en qué situación se encuentra cada uno de los personajes.

Coder Credit

He vuelto. No he podido evitar echar un vistazo al nuevo episodio de “Jane The Virgin” y pese que la semana pasada no tenía claro si seguir viéndola o no, aquí estoy, una semana más, analizando esta (ahora) frustrante serie.

Nada más ver los primeros diez segundos del episodio propiamente dicho (vamos, sin contar con el recap del narrador) ya tenía lágrimas en los ojos pensando en Michael y viendo cómo Jane se tenía que enfrentar a tal terrible situación. Menos mal que tiene a Alba para intentar animarla, por más días, meses y años que pasen y que Jane echa de menos a su marido.

Tres años han pasado, como ya vimos la semana pasada, y también como ya vimos, asistimos a una boda. A partir de aquí todo se vuelve muy confuso y tenemos que ponernos al día con demasiadas cosas y tengo la impresión de que todo está metido a las prisas y sin mucho tino.

Por una parte, la boda no es una boda real: es la “boda” entre Rogelio y Darci, que están grabando la segunda temporada de su reality show en el que nada es verdad y aunque parecen enamorados frente a las cámaras, nada más lejos de la realidad: se odian. Además, nunca tuvieron un hijo juntos, Xo ha salido en el reality como la villana “ex” y eso pese a que han pasado tres años y sigue con Bruce, por lo que la relación parece que va viento en popa.

El reality tiene mucho éxito pero es una pesadilla de rodar

Aunque se supone que el reality show va a acabar por fin, cosa que desean bastante todos pues la relación entre Ro y Xo es… mala y lo único que está peor que esa relación es la que hay entre Ro y Darci, a Rogelio le hacen una oferta: hacer una temporada más del reality y a cambio harán por fin la serie americana de “Pasión de Santos”. Rogelio parece que quiere aceptar, pero después piensa que es más importante arreglar lo suyo con Xo y rechaza la oferta.

Cuando Xiomara se entera, le dice que no descarte una oportunidad tan grande, que es fuerte y podrá soportar todo el acoso por las redes sociales un año más si eso significa que Rogelio pueda tener su serie americana por fin. Así que suponemos que Rogelio y Darci tendrán que aguantarse un año más y fingir que no se odian delante de las cámaras.

De Xiomara no nos enteramos mucho más aparte de lo ya dicho y de que sigue trabajando en su escuela de danza. De Alba incluso menos, pues sólo sale para dar ánimos a Jane. Jane por su parte, sigue con el trabajo que consiguió en el anterior capítulo. Me equivoqué al pensar que esa parte de la trama era de relleno, pero no entiendo mucho cómo ha podido mantener ese trabajo que se presenta como muy agobiante pero bueno, igual se centró en el trabajo para no pensar tanto en Michael.

En estos tres años, Jane se ha cortado el pelo

Básicamente el centro de todo el episodio han sido los hijos de Rafael. Tanto Mateo como Anna y Elsa (Ellie, en cuanto se cansaron de que todo fueran referencias a “Frozen”) han crecido en estos tres años y ya van al colegio. Pero mientras que las gemelas son un amor y muy educadas, Mateo es más trasto y un poco hiperactivo y maleducado. Jane está de los nervios y su nuevo método para tratar que el niño se comporte no parece muy eficaz.

Todo se complica aún más cuando en el colegio le dicen que o Mateo se comporta o tendrá a alguien que haga de “sombra” y lo siga a todas partes para que se porte bien. Eso, o la expulsión de este prestigioso colegio, en el que parece que Mateo consiguió plaza porque así lo hizo posible Petra (que no deja pasar ninguna ocasión de restregarle a Jane lo bien que se portan sus hijas en comparación con Mateo).

Tras muchos intentos por sus padres de no tomar la drástica decisión de la “sombra” (incluido algo de artes marciales que parece que va bien pero no es suficiente), Jane acaba aceptando que su hijo tiene problemas de conducta. Rafael, a todas estas, es un hombre más apacible y zen (el narrador no para de llamarlo Zen Rafael y hacer comentarios sobre su barba) pues ha salido de la cárcel mucho más tranquilo por lo que parece. Sí, Rafael ha cumplido su pena en prisión y ya tiene incluso una nueva novia, que por cierto es Minka Kelly. Y de la que el narrador no nos quiere decir mucho… por algo será.

Petra trabajando por siete

Petra ha estado bastante ocupada estos tres años. Aparte de criar a sus hijas bastante bien, se ha encargado del cambio de imagen del Hotel Marbella, que ahora tiene un tono muy piratesco y que parece que va a funcionar muy bien, pues se “estrena” en este capítulo y todo parece ir genial. Excepto un problemilla con la zona infantil, pero nada que no pueda solucionar Petra con sus artes.

Como todo no podía ser perfecto en la vida de Petra, ha habido un problema en los planos y en las medidas del solar del Marbella, que alguien ha modificado y aunque Petra primero piensa que es su amante (el dueño del negocio que hay al lado), al final descubre que no ha podido ser él. Ya tenemos un misterio en torno a los planos del Hotel. Y otro que llega al final del episodio, pues nos enteramos de que Anezka y Scott se separaron y nadie parece saber qué ha pasado con ellos… hasta que unos niños encuentran el cadáver de Scott enterrado en la playa (ejem… enterrado… en la playa… a la orilla del…mar… y no lo encuentran hasta ahora… y está más seco que una mojama… Claro que sí).

Lo último que me falta por contar es cómo Jane aprovecha en su nuevo trabajo una oportunidad para presentar su novela. Aunque al principio parece que se refiere a la novela en la que trabajaba sobre Alba, finalmente vemos que es una nueva que ha escrito sobre su historia de amor con Michael, y que, al contrario que la “vida real”, tiene un final feliz. Una de las buenas noticias del episodio es que tras la lectura de parte de la novela, a Jane le llega una oferta para publicarla.

Muchos cambios, algún que otro nuevo personaje, una nueva muerte y un nuevo capítulo en la vida de Jane. ¿Qué os ha parecido este reinicio de la serie? ¿Tenéis esperanzas de volver a ver a Michael? Es evidente que Jane lo echa muchísimo de menos y quién sabe, al fin y al cabo, esto es una telenovela, podría volver de entre los muertos, nunca vimos su cuerpo ni su funeral ni nada de nada porque este salto temporal nos ha arrebatado muchas cosas. 

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.