It, cuando miedo y amistad se enfrentan

It

It

4.5 Stars

Summary

Un grupo de niños comienza a investigar una serie de desapariciones en el pueblo en el que viven y que acabará enfrentándoles con un terrorífico y malévolo ser.

Coder Credit

Si hay una película que lleva causando todo tipo de especulaciones y expectativas desde que se anunció la intención de llevarla a cabo, esa es It. El film basado en la novela del mismo nombre escrita por Stephen King llega a nuestras pantallas y el resultado es muy positivo.

Pese a que muchos se refieren a la cinta como un “remake” de la miniserie estrenada a principio de los noventa, no deberíamos calificarla como tal ya que tanto guionistas como director han tomado el libro de King y han realizado su propia visión sin querer imitar la versión antigua, algo que ha sido todo un acierto. Obviamente el material de partida es idéntico, pero no tenemos la impresión de estar viendo otra vez lo mismo.

Una de las grandes virtudes de It es que no es una película que se pueda meter en un único género, no es una película de terror al uso, aquellos que vayan al cine esperando pasar mucho miedo y nada más saldrán decepcionados. El film tiene sus momentos de sobresaltos y sustos, pero es mucho más que “una peli de miedo”, es una cinta que pueden disfrutar tanto los amantes del género de terror como los que no lo son en absoluto y eso es gracias a la historia y los personajes, esos niños a los que es imposible no querer.

 

Durante todos estos meses de promoción se ha explotado la imagen de Pennywise, interpretado de forma brillante por Bill Skarsgard y eso que no lo tenía fácil porque tenía el listón muy alto por la inolvidable actuación de Tim Curry en la miniserie, el payaso bailarín era el gran reclamo de la película pero al final nos damos cuenta que el payaso es solo un elemento más de una historia donde los auténticos protagonistas son los niños. Sí, es el elemento más importante y aterrador, el que tiene más trascendencia, pero los que sostienen la película son los jóvenes, sus vidas, personalidades y esa maravillosa química que desprenden cuando están juntos.

El grupo de “Los Perdedores”, como ellos mismos se autodenominan, son seis chicos y una chica en plena etapa pre-adolescente que, por unos motivos u otros, sufren acoso y bullying por otros chicos del pueblo. Veremos como el grupo se va consolidando primero porque tienen en común el ser objeto de burla de otros adolescentes, para luego ir estrechando lazos mientras descubren que las desapariciones y ese misterioso payaso están relacionados. Poco a poco se van implicando más con el asunto y acabarán haciendo frente al peligroso Pennywise.

 

Como aquellos clásicos de los ochenta donde veíamos que la unión hace la fuerza, y nos sentíamos uno más de la pandilla, con It pasa exactamente lo mismo. Nos reímos con las ocurrencias de los chiquillos y las conversaciones típicas de la edad en la que se encuentran, no podemos evitar cogerles cariño y notar que formamos parte de un grupo entrañable.

De los niños, destaco las actuaciones de Jaeden Lieberher (“Midnight Special) que da vida a Bill, podríamos decir que el líder de los Perdedores, un chico tartamudo cuyo hermano es una de las víctimas del payaso y es el que tiene más interés en acabar con el monstruo, Finn Wolfhard (“Stranger Things”) que interpreta al descarado y deslenguado Richie, y Sophia Lillis (“37”) como Beverly, única chica del grupo y que muestra una personalidad y una fortaleza dignas de mención.

Aún así, el resto del reparto infantil cumple de sobras con sus respectivos personajes y ofrecen unas actuaciones muy buenas, ni uno solo desentona y eso es algo de agradecer.

 

¿Pero qué pasa con Pennywise? ¿Destaca o no destaca? ¡Lo hace! Cada una de sus apariciones te hace estar atento a la pantalla esperando a ver qué hace o dice, sin saber cuál va a ser su siguiente movimiento: ¿va a hablar o se va a abalanzar sobre su siguiente víctima sin darnos tiempo a prepararnos? Hay momentos en los que resulta inquietante, otros en los que se muestra tan risueño y alegre que hasta parece ser de fiar, y luego tenemos las escenas en las que simplemente le queremos lejos de nosotros y de los niños.

Skarsgard no tiene la oportunidad de lucirse tanto como a muchos les habría gustado, ha tenido que ceder minutos en pantalla para que conozcamos a “Los Perdedores”, pero cumple muy bien con su papel y seguro que podrá terminar de perfeccionarlo con la segunda película. Recordemos que el libro se ha dividido en dos partes con un salto temporal de 27 años entre una y otra, la única manera de contar de la manera más fiel posible un libro de más de mil páginas.

Como es lógico no puede salir todo lo que hay en la novela, hay escenas que no aparecen y otras que están cambiadas pero mantiene la esencia que transmitía el libro y eso es lo que cuenta. También hay hueco para alguno de los pasajes más bestias y cruentos del libro, que no tuvieron cabida en la otra adaptación y harán que los más aprensivos tengan que apartar la vista de la pantalla.

Además hay que comentar que la acción se sitúa más tarde que en la novela, cuya primera parte estaba ambientada en los cincuenta mientras que en la película nos encontramos en los años ochenta, no supone un gran cambio pero sí que nos deja entrever que la segunda parte estará situada en nuestros días y eso ofrece muchas posibilidades.

 

En resumen, “It” es una película muy recomendable tanto para los incondicionales de King como para los que no lo son, para los que aman el género de terror como para los que lo detestan. Puede parecer extraño hacer tal afirmación, pero es que nos encontramos ante uno de esos casos en los que la historia se abre paso, nos enamora y nos da igual que haya sangre, sustos, payasos, familias inestables o unos abusones tendiendo emboscadas a los protagonistas para darles una paliza. Cada parte encaja como una pieza de puzzle formando un conjunto que engancha y no quieres soltar, y cuando Pennywise dice que flotemos, nos dejamos llevar y flotamos...

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.