‘Ingobernable’, cuando el luchar por tus ideas te sale caro

Ingobernable

Ingobernable

2.5 Stars

Summary

Emilia Urquiza es una primera dama que cuenta con grandes planes para mejorar las condiciones de su país a través del compromiso de luchar por la paz. A medida que Emilia comienza a perder la fe en su marido, el presidente Diego Nava, se encuentra en un cruce donde tendrá que encontrar una manera de lidiar con un gran reto y descubrir la verdad

Coder Credit

Kate del Castillo vuelve a la ficción en el papel de Emilia Urquiza, la Primera Dama de México, en Ingobernable, la nueva serie mexicana de Netflix que llega hoy a la plataforma. Os contamos nuestras primeras impresiones tras ver los primeros episodios

La serie está protagonizada por Kate del Castillo, como la Primera Dama, junto a Erik Hayser que interpreta a Diego Nava, el Presidente de la República. Juntos forman un matrimonio envidiable, ella tiene grandes planes para mejorar las condiciones de su país a través del compromiso de luchar por la paz. Pero tras las apariencias se esconde una verdad más turbia. Emilia comienza a perder la fe en su marido y pronto se encontrará en una encrucijada donde tendrá que encontrar una manera de lidiar con un gran reto y descubrir la verdad.

No voy a engañar a nadie, como primera impresión la serie me parece lenta, muy lenta. A partir del tercer episodio nos encontramos unos flashbacks que nos hacen comprender un antes y un después en la vida del matrimonio político, pero hasta entonces, la narración se hace pesada.

La serie empieza con una situación muy tensa entre Emilia y su marido en la habitación del hotel. Un altercado que demuestra el gran bache por el que está pasando el matrimonio. La pelea irá subiendo el tono y todo acabará en un incidente que hará temblar los cimientos de todo el país. Incapaz de comprender que ha ocurrido, Emilia decidirá burlar a todos y huir, perseguida por todas las autoridades.

El juego se basará en saber si realmente Emilia es culpable o no de lo que se le va a acusar, y ella no hará mucho para evitar que todo el mundo sospeche de ella, ni siquiera nosotros. La propia actriz actúa de una forma tan exageradamente culpable que es inevitable llegar a esa conclusión, esperemos que aquí la serie se haya esforzado en sorprender en algún momento de la temporada.

Durante los dos primeros episodios la acción se centra en la huida, en como reaccionarán las autoridades y la propia familia de Emilia. Por otro lado se nos presentarán algunos personajes que han cruzado caminos con ella en algún punto de su pasado. Es entonces cuando veremos el fichaje español en la serie de la mano de Maxi Iglesias (Física y Química) que interpreta a un hacker.

En el episodio tres se empleará el hilo narrativo que contará con aportes en forma de flashbacks que nos permitirá conocer el pasado de Emilia con Diego, sus fiestas, su vida con sus hijos y todos los entramados que ocasionaron los sucesos del inicio de la serie.

Emilia es una mujer de personalidad fuerte, convicción e ideas claras que la hacen capaz de cualquier cosa: hacer a un Presidente, dejar a un Presidente y hasta matar a un Presidente.

Como inicio pienso que los dos primeros episodios deberían haber tenido más giros de acción, no ser tan exageradamente descuidados en que Emilia parece culpable recorriendo las calles de la capital. Puede que sea el trato que se le da a la serie, la realización en sí, pero la sensación que me deja es que hemos visto muchas películas y series sobre inculpaciones que a primera vista no se sabe si son verdaderas o falsas, pero el juego puede dar mucho de sí.

Solo son tres episodios, puede que lo mejor esté por llegar. Le seguiré dando una oportunidad para que esta serie me sorprenda, que al menos la intención es un lujo que se le puede dar.

The following two tabs change content below.

Clara Orti

Friends cambió mi vida y Gilmore Girls me la terminó de fastidiar. Perdida en el mundo de la BBC e intentando llevar al día todas las series y vida social. O eso intento decirme cada día.

About Clara Orti

Friends cambió mi vida y Gilmore Girls me la terminó de fastidiar. Perdida en el mundo de la BBC e intentando llevar al día todas las series y vida social. O eso intento decirme cada día.