Humans 2×03

Humans 2x03

Humans 2x03

Series: Humans

4 Stars

Summary

Niska comienza su proceso para convencer a los humanos de que también tiene consciencia y, por tanto, alberga sentimientos. Mientras, Mía tratará de convencer a Ed de lo mismo... y Sophie a su familia de justo lo contrario.

Coder Credit

Definitivamente, las relaciones entre humanos y Sintéticos van a ser la trama central de esta segunda temporada en Humans. Si la temporada anterior Pete y Karen fueron la única pareja “intersintética” del amplio espectro de personajes, en sólo tres capítulos nos encontramos con unos cuantos ejemplos más.

La pareja que más ha sorprendido por lo intensos que son sus sentimientos es la formada por Mía y Ed. Si la semana anterior ya vimos lo dolida que quedó Mía al verse descubierta por Ed y ser rechazada por la misma persona por la que sentía un gran afecto; en esta ocasión vemos como Mía es la Sintética más humana de todas en tanto que es incapaz de ocultar sus verdaderos sentimientos y acaba confesándole a Ed lo que realmente siente por él. Unos sentimientos que está experimentando por primera vez pero donde tiene claro que se trata de amor y, por tanto, no quiere huir de ese amor. Probablemente el sentimiento más hermoso de todos los que se puedan sentir.

Afortunadamente Mía no ha sido traicionada por sus sentimientos y no ha acabado enamorada de un hombre que se aprovecha de los Sintéticos porque no es capaz de relacionarse con humanos, sino todo lo contrario. Esto es, un hombre que en un principio duda de estar haciendo lo correcto con Mía, pues efectivamente tener contacto físico con una máquina no es que sea algo muy común, hasta que comprende que Mía tal vez no nació como humana, pero que es mucho más humana que otras personas que conoce… ¿Tal vez más humana que el amigo que acaba de descubrir lo que está ocurriendo puertas adentro de la cafetería?

Y es que cuando parece que las cosas comienzan a encaminarse para Mía aparece el mayor peligro de todos: no el de la gente que está persiguiendo a los Sintéticos "defectuosos" para a saber qué, sino el de los humanos que por no entender lo que está ocurriendo sólo son capaces de reaccionar a base de rechazo y odio.

Algo similar es lo que le está ocurriendo a Toby con la "Sintética" Renie. Si la semana pasada descubrimos que ella era una más de los muchos humanos que deciden comportarse como Sintéticos, ahora nos encontramos con que tal vez Renie está despertando nuevos sentimientos en Toby. De momento puede que sólo sea simple curiosidad por una forma de actuar que ciertamente es nueva entre los humanos, pero quién sabe… ¿cuántas parejas han acabado juntas a partir de un deseo por conocer mejor a esa persona que en un principio sólo era vista como un misterio por resolver?

Lo que está claro es que en ningún caso la relación que pueda mantener un humano con un Sintético va a ser fácil, independientemente del punto de vista de cada uno de los dos integrantes. Por ejemplo, en el caso de Pete vemos a un humano que se preocupa por su compañera Sintética, pero que esa preocupación porque nadie descubra que ella no es humana le va a llevar a un obsesión casi enfermiza porque Karen interprete a la perfección el papel de humana. Algo que en cierto modo es lógico pero que también resulta un tanto absurdo viniendo de la misma persona que se acostó con ese Sintético sin saber que era una máquina, por lo que él mejor que nadie debería saber que Karen puede engañar a cualquiera…

Por desgracia, ese será justo el momento en el que uno de los trucos que usa Karen para aparentar ser humana falle, lo que sólo va a conseguir que Pete se vuelva más obsesivo con el comportamiento de Karen… Y todos sabemos que las obsesiones dentro de las parejas nunca llevan a nada bueno.

Y por otro lado está el punto de vista de ese humano que sueña con ser un Sintético pero que, para desgracia suya, no lo es. Porque si un Sintético corriente no siente ni padece dolor, y un Sintético con consciencia puede sentir ese dolor pero luego puede ser reparado porque su naturaleza no deja de ser la de una máquina… en el humano no va a pasar ninguna de esas cosas.

Humans

Eso es justo lo que le está pasando a Sophie. Por mucho que actúe como Anita, ordenando su cuarto de un modo tan eficiente que no parece que lo haya hecho un niño, o llamando a su padre Joe en vez de papá… ella no es Anita ni ningún Sintético que se le parezca. Ella es una humana que cuando se corta acaba sangrando y, por mucho que diga que no duele, en realidad sí está sufriendo y su cuerpo está siendo dañado.

Llegado a este punto la cuestión principal es saber hasta dónde puede llegar esa obsesión por querer ser una máquina. ¿Hasta que olvide que es un humano y que los humanos pueden morir, por lo que perderá su instinto de supervivencia? ¿O hará justo lo contrario que Niska? Es decir, si Niska quiere demostrar que tiene sentimientos y una consciencia y por ello debe ser juzgada como humana, ¿los “Sintéticos”, los que quieren ser Sintéticos se verán sólo como máquinas cuyos actos son ajenos a las leyes y a la moralidad?

Es todo un abismo el que se abre ante esas personas que han decidido dar la espalda a su propia especie y forma de ser. Un camino donde lo más peligroso es que son los primeros en recorrerlo, por lo que ni ellos ni nosotros tenemos ni idea de qué es lo que puede pasar a partir de ahora.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.