How to get away with murder 4×08: Live, live, live

How to get away with murder 4x08: Live, live, live

How to get away with murder 4x08: Live, live, live

Series: How to get away with murder

5 Stars

Summary

La noche en que tiene lugar el crimen ha llegado. Queda averiguar quién está en el hospital, al borde de la vida y la muerte, y qué ha pasado con el bebé de Laurel.

Coder Credit

No sé si soy la única a la que le ha pasado, pero no negaré que el final del episodio me ha dejado temblando… literalmente. Jamás pensé que una serie de ficción podría crear tanta empatía con el espectador, pero eso es justo lo que me ha ocurrido en ese momento final en que el que veía que estaba a punto de llegar el fundido en negro que anunciaba que el episodio llegaba a su fin y que me iba a quedar durante meses con la incertidumbre de saber si el bebe viviría o no. Y ha sido escuchar ese llanto y suspirar de alivio, como si el llanto perteneciera a alguien que conocía y no a un simple personaje ficticio que, además, acababa de conocer, pues apenas tenía minutos de vida.

Pero ese es justo el logro que han conseguido con este episodio, y en el que intuyo que ha tenido mucho que ver la tremenda angustia que nos han hecho pasar. Un auténtico carrusel de emociones al que ya estamos más que acostumbrados, pero en el que en esta ocasión ha habido dos pequeñas variantes: una técnica nueva para contarnos lo que ocurrió en base a distintos puntos de vista, sin necesidad de que apareciera el famoso reloj que es protagonista en cada season finale de HTGAWM, y una escena angustiosa donde las haya, como ha sido la del ascensor.

Con respecto a la técnica de emplear los distintos puntos de vista para contarnos qué es lo que ocurrió en la famosa noche de autos, sólo puedo decir que ha sido maravilloso. Ha sido como meternos en una clásica historia de crimen y misterio, donde en un momento dado conocemos cuál es la versión de todos los sospechosos de asesinato, y donde cada punto de vista nos va ofreciendo más detalles sobre lo ocurrido hasta tener por fin una visión general del crimen.

Y al final, pese a lo enrevesado que se había vuelto todo, cuando tanto Connor como Annalise se enteran de lo que estaban tramando el resto y ya veías que al final podía pasar de todo… lo que ha ocurrido ha sido tan simple que casi diría que ha resultado ridículo.

Evidentemente, la simpleza de lo ocurrido no ha evitado que pegara un salto en el sofá cuando ha sido el propio Simon quien se ha disparado, o incluso un par de minutos antes, cuando Simon le ha confesado a Oliver que tal vez podía tener sentimientos hacia él.

Y es que los sentimientos han jugado también un papel destacado en la midseason de HTGAWM. Sentimientos que ninguno tiene muy claro lo que significan, lo que es bastante peligroso: ahí tenemos a Bonnie confesando, POR FIN CON PALABRAS CLARAS que ama a Annalise, pero digamos que llega un poco tarde cuando lo único que ha hecho últimamente ha sido putearla… En fin, si alguien que me quiere no tiene otra manera de demostrar su amor hacia mí que destrozando mi trabajo y mi vida, sólo podría pedirle amablemente que por favor se olvidara de mí y buscara otro objeto de deseo.

Pero de momento no parece que eso le vaya a ocurrir a Bonnie, y eso que se ha tomado muy en serio lo del grupo de rehabilitación de Annalise… ¿Problema? En ese grupo también está Nate, ha habido alcohol de por medio en momentos de bajón por parte de los dos… y además son los únicos de los que no hemos sabido nada en toda la noche…

En otras palabras, que si a la vuelta del parón descubrimos que estos dos se han enrollado, tampoco me extrañaría nada… Sí, es un poco simple que al final todos acaben cayendo en lo mismo, como si un revolcón solucionara todos sus problemas (fue lo mismo que hicieron en su día Frank y Bonnie y al final sólo sirvió para que se hicieran más daño el uno al otro) pero digamos que en este caso tendría hasta sentido: los dos quieren a la misma mujer y saben que estar con ella realmente es una mala idea así que, ¿por qué no acabar juntos? Sería algo así como “el enemigo de mi enemigo es mi amigo” pero en versión pareja, ¿no? En plan, “el que está enamorado de mi ex amante también puede ser mi amante”.

Pero no adelantemos acontecimientos, y más cuando ha sido tanto lo que ha pasado en este episodio. Acontecimientos que de nuevo se han ido colocando poco a poco, en forma de piezas de puzzle, para que por fin tuviéramos una visión general de lo que había ocurrido.

Y lo que ha ocurrido ha sido increíblemente sorprendente, tanto por lo que ha pasado, y sobre todo por CÓMO ha ocurrido. Porque por primera vez desde que comenzó esta serie, ninguno del grupo ha sido el responsable de lo que le ha ocurrido a las víctimas.

Sí, es verdad que si Laurel no hubiera llevado la pistola en su bolso Simon no habría acabado disparándose. Pero teniendo en cuenta la información que teníamos hasta entonces: a un Asher encarcelado y llorando, una Michaela en shock y una Laurel preguntando dónde estaba su bebé, tengo que reconocer que me había imaginado un final muchísimo más truculento.

Y sin embargo lo que ha ocurrido ha sido algo tan simple como que Simon se ha disparado a sí mismo accidentalmente cuando intentaba alejarse de Michaela, o que Laurel ha dado a luz antes de tiempo por culpa del golpe accidental que recibió de Frank. Es decir, hechos totalmente fortuitos que, eso sí, han llegado en el peor momento posible.

Y que además han servido como ejemplo de lo que son capaces los creadores de esta fantástica serie, que hasta ahora no conocíamos. Porque ya sabíamos que sus guionistas eran capaces de dar la vuelta a la historia y de engañarnos todas las veces que quisieran, o de meternos de repente personajes nuevos que casaban perfectamente con todo lo visto hasta ahora, además de presentarnos momentos dramáticos o cargados de tensión que te dejaban temblando.

Pero hasta ahora no habíamos sido testigos de una escena tan sumamente angustiosa, hasta el punto de (al menos en mi caso) pasarlo realmente mal mientras la veía. Me refiero, claro está, a la escena de Laurel encerrada en el ascensor, y que llega en el momento justo: cuando toda la información que se ha desvelado nos permite sumar dos más dos y descubrir que la sangre del hotel no era consecuencia de un crimen, sino de algo más natural como es el nacimiento de un bebé que ha llegado antes de tiempo al mundo.

Lo más curioso de esa escena es que partía de una de las pocas certezas que teníamos, y es que al final Laurel sobrevivía. Aun así, verla encerrada en el ascensor, ver cómo conseguía mantener la calma pese a que cada vez la situación se volvía más desesperante: primero el ascensor se para, luego no se pueden abrir las puertas, no puede llamar a nadie y finalmente se da cuenta de que está sangrando y que está a punto de dar a luz; hacía que nos diera lo mismo saber que al final sobreviviría a esa pesadilla, porque el simple hecho de pasar por ella era algo que no le desearíamos a nadie.

Y si ya ha sido angustioso ver a Laurel sola y sufriendo, la llegada de Annalise no ha contribuido precisamente a mejorar la situación. Porque lejos de pensar “qué bien, la ayuda está en camino” lo único en lo que podía pensar era en “joder, no”…

Por dónde empezar. Ese momento en que Annalise intenta despertar a Laurel pero es incapaz; cuando descubre el bebé en medio del charco de sangre y me viene a la mente la única vez en su vida en que vio a otro bebé tan pequeño, siendo también su hijo prematuro que nació muerto; cuando el primer plano del bebé indica que además es hijo de Wes, por lo que sólo podía pensar que no era justo que muriera lo único que quedaba de él en este mundo; o cuando una Annalise desesperada intenta hacer que lata el corazón del bebé, esa cosita tan pequeña y ante la que muchos, si estuviéramos en esa situación, no sabríamos ni reaccionar por miedo a hacerle más daño…

Todo ese cúmulo de detalles y sensaciones, además, venían acompañados por una música inquietante, a base de simples notas intercaladas por ese silencio en el que destacaba la respiración entrecortada de las dos mujeres, y que contribuían a que fuéramos bien conscientes de que ambas estaban solas viviendo una auténtica pesadilla.

Y volvemos así al inicio de mi análisis. Ese en el que da realmente lo mismo todo lo que hemos descubierto (que Dominick está en la casa de Laurel y espiando a Connor, o que Simon está entre la vida y la muerte) o lo que aún nos queda por descubrir, como es qué demonios ha pasado en el tiempo que transcurre desde que Laurel da a luz hasta que despierta en el hospital, o qué ha dicho Asher para que le detengan cuando podría haberse limitado a decir que Simon se disparó accidentalmente... y que por una vez sería la verdad.

Porque cuando ya estamos esperando que aparezca el fundido negro que indica que el episodio ha acabado y que no vamos a saber lo que ha pasado hasta dentro de dos meses... escuchamos ese maravilloso llanto. Un llanto que permite que liberemos toda la tensión que habíamos ido acumulando desde que Laurel se quedó encerrada en el ascensor, y que en mi caso ha hecho que el grito de rabia que ya iba a soltar porque “Joder, no nos pueden dejar así”, se haya transformado en un pequeño sollozo de puro alivio.

Y por eso he empezado a escribir este análisis inmediatamente después, a diferencia de como suelo hacerlo, que es horas o incluso al día siguiente, para no escribir atropelladamente. Y es que quería hacerlo mientras seguía temblando de alivio y todavía intentando hacerme a la idea de TODO lo que había ocurrido.

Que se consigan transmitir tantas emociones al espectador, que sigan siendo capaces de jugar con nuestros sentimientos, pese a que la mayoría de las veces sea para hacernos sufrir, es algo tan raro de ver que sólo puedo decir una cosa como resumen final de la midseason: Bravo.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

2 thoughts on “How to get away with murder 4×08: Live, live, live

  1. ¡Hola!
    Hace tiempo que leo tus reseñas de esta serie, pero es la primera vez que comento y me disculpo por ello, ya que ha sido genial para mí poder venir a contrastar mi opinión con alguien más aunque fuera de una manera indirecta. Además escribes muy bien y siempre das una perspectiva muy completa de cada capítulo, así que siento que también me ha servido para ir ordenando los hechos dentro de mi cabeza (y vaya que con esta serie se necesita ir ordenando los hechos jaja).

    Este capítulo en particular fue increíblemente angustiaste. Estoy de acuerdo en todo lo que has dicho de él, incluyendo que temo el hecho de que Nate y Bonnie vayan a enrollarse.

    Pero tal como dices, la frustración de tener que esperar a la segunda mitad de la serie se vio al menos ligeramente aplacada por el llanto del bebé.

    ¡Gracias por escribir este blog!

    1. Hola!!
      Muchas gracias a ti por comentar. Y no te preocupes si no lo has hecho hasta ahora, que con saber que te gustan mis análisis me doy más que satisfecha. Y si encima estamos de acuerdo en algunas de las cosas que he mencionado, pues mucho mejor.
      Y tienes toda la razón. Esta serie es para verla con calma y luego analizar todo lo que ha pasado, tanto uno solo como leyendo las opiniones de los demás… De hecho, y mira que dedico tiempo a cada análisis, siempre me quedo con la sensación de que se me ha escapado algo, XDD.
      Pero me alegro muchísimo de que sirvan y gusten. Gracias mil por tus palabras… Y con respecto a lo de Bonnie y Nate, habrá que esperar a ver qué ha pasado entre ellos en enero.
      Lo importante es que podemos respirar tranquilos porque el bebé está bien y porque Connor, que era de los pocos que quedaban en averiguar si era la víctima o no, también está bien. Así que todos contentos 🙂
      Nos seguimos leyendo 🙂
      P.D.: Pobre Simon, que a nadie le ha dado pena que esté entre la vida y la muerte… Pero en serio ¿esperaban que le cayera bien a alguien con todo lo que ha hecho y dicho?

Comments are closed.