How to get away with murder 4×07: Nobody roots for Goliath

How to get away with murder 4x07: Nobody roots for Goliath

How to get away with murder 4x07: Nobody roots for Goliath

Series: How to get away with murder

4 Stars

Summary

Quedan 48 horas para descubrir qué crimen se ha cometido y quién es el culpable. Hagan sus apuestas.

Coder Credit

Esto es horrible. Y no lo digo sólo porque a falta de dos días de que sucedan los hechos, seguimos sin saber quién se encuentra ahora mismo entre la vida y la muerte. También es porque ahora mismo me encuentro en una situación en la que no tengo ni la más remota idea de por qué teoría decantarme, porque SÉ que al final me la van a volver a colar.

Por un lado tenemos lo que parece ser más evidente, aunque sólo sea porque es la teoría que más daño nos va a hacer, ya que parece que los guionistas de HTGAWM disfrutan haciéndonos sufrir. Y esa es la que dice que la persona que está ahora mismo luchando entre la vida y la muerte no es otro que Connor. Pero no porque todo apunta a que Connor fue quien estuvo en las oficinas de Caplan and Gold y fue atacado ¿tal vez por Asher? Porque en realidad eso sería ahora mismo lo que menos sentido tendría.

Pero Connor no deja de ser el mismo personaje al que hemos visto disfrutar y sonreír por primera vez en mucho tiempo. Y lo ha hecho tanto dentro como fuera de los juzgados. Dentro de ellos ayudando a Annalise a poner entre las cuerdas al mismísimo fiscal general, un personaje que hasta ahora no había aparecido pese a ser quien ha estado moviendo los hilos desde hace mucho tiempo; y hemos visto a Connor saboreando las mieles del éxito y encima sabiendo que por primera vez está haciendo algo bien, está ayudando a la gente y se siente orgulloso de todo lo que está haciendo.

Y fuera de los juzgados hemos visto a Connor siendo inmensamente feliz junto a Oliver, protagonizando una serie de escenas que sí, son tiernas, romántica y moñas hasta decir basta, pero qué queréis que os diga, no he dejado de sonreír durante todas ellas porque, SÍ, se merece ser feliz después de lo mal que lo ha pasado desde la muerte de Wes y luego con la visita de su padre. Y por ese mismo motivo, aunque ya he perdido la cuenta de la cantidad de veces en las que Connor y Oliver se han pedido matrimonio el uno al otro, admito que he soltado lagrimitas y todo cuando Connor le ha entregado el alambre del pan de molde a Oliver porque, joder, ¿puede ser más bonito todo?

Pero claro, entonces ha explotado la burbuja de su felicidad, con Oliver siendo tan Oliver y negándose a decirle que sí, que por supuesto que quiere casarse con él, porque sabe que no puede decirle eso si no es totalmente sincero con él.

Y todo eso: el ver a Connor feliz y luego a Oliver metiéndole de lleno en el mundo real y hablándole del otro gran problema en el que están metidos ahora mismo y que guarda relación con la muerte de Wes, ha sido el gran aviso de que no, por supuesto que esto no podía ser tan feliz, maravilloso y perfecto como nos gustaría. En otras palabras, que la mejor manera de jugar con nosotros es haciendo que, aún no sé cómo, Connor sea la persona que acabe en el hospital al borde de la muerte.

Pero, por otro lado, esto sigue siendo HTGAWM y ya sabemos que son capaces de darle la vuelta a la situación no una ni dos sino muchas más veces. Y por ello, aunque por un lado las señales que juegan con nuestros sentimientos nos dicen que Connor es la víctima, por otro lado están las miguitas de pan que nos han dejado a lo largo de este episodio y que guardan más relación con los hechos reales. Y esas son las que dice que Simon ha adelantado posiciones en la lista de posible víctima. Porque Simon no ya es sólo una persona a la que todos odian (salvo Oli, pero porque Oli siempre ha tenido la facilidad de ver lo bueno de la gente, o si no jamás se habría fijado en Connor), sino que además es la llave que necesitaban para acabar de una vez por todas con el señor Castillo y hacer justicia… En otras palabras, Simon tiene ahora mismo todas las papeletas para convertirse en el nuevo daño colateral de los chicos intentando hacer el bien.

Lamentablemente, hasta la semana próxima como mínimo no tendremos ni idea de quién es el agraciado, y sin olvidarnos, eso sí, que Tegan sigue estando en la lista de posibles víctimas.

Así que vayamos ahora al otro gran arco argumental que hemos vivido esta semana. Me refiero al protagonizado por Frank, del que primero tengo que decir que me encanta el giro que han dado a este personaje. Ya lo habíamos visto desde el inicio de la temporada con Frank siendo ese personaje desesperado por hacer el bien por primera vez en su vida, pero cuyos métodos no eran siempre los más adecuados por eso de que no había tenido precisamente buenos modelos en los que inspirarse.

Sin embargo, ahora la cosa ha cambiado y para bien. Porque ahora es un hombre que no sólo tiene una meta en su vida, que es proteger a la mujer a la que quiere y ayudar a enmendar sus errores con la mujer a la que tanto daño hizo en el pasado, sino que también es un hombre que, por primera vez en su vida, cree en si mismo. Y cree en él no como una persona que es buena haciendo su trabajo de matón, sino como una persona capaz de estudiar y aprobar y encima hacerlo con nota.

Y el nuevo Frank que se siente orgulloso de sí mismo y para bien, está dispuesto a tomar las riendas de su vida y convertirse, por primera vez, en la voz de la razón del grupo formado por Laurel, Michaela, Asher y Oliver.

Y qué queréis que os diga, pero es maravilloso ver tan cambiado a ese personaje que comenzó siendo el chulito que se tiraba a todas las estudiantes y que además resultaba ser un asesino y que en la temporada pasada vimos atravesar su propio infierno personal, convertido ahora en un hombre seguro de si mismo. Es como tener la confirmación de que todo el mundo puede tener su segunda oportunidad, lo que hace que también nosotros nos sintamos orgullosos de él.

Igual de orgullosos que nos estamos sintiendo de Annalise, el otro personaje que parece haber dicho basta a las malas decisiones y al que por fin vemos haciendo el bien.

¿Problema? Que esto sigue siendo HTGAWM, y que ya tenemos el precedente de que la única persona que también quiso cambiar su vida y empezar a hacer las cosas bien, se llamaba Wes Gibbins y ahora está muerto.

Y por último pero no menos importante, tenemos el arco argumental formado por Isaac y al que ahora se ha unido su ex mujer. Un arco que ahora mismo sólo puedo ver como una caja de sorpresas, porque aquí faltan muchos detalles.

Así, si ha sido un alivio ver que Annalise decía lo que muchos pensábamos: que si Isaac es incapaz de tratar a una paciente con problemas de alcohol y que intentó suicidarse en el pasado, porque eso hace que despierten recuerdos de su propia vivencia personal y no puede ayudar a su paciente… ¿por qué demonios sigue dedicándose a la psiquiatría, pues lo normal es que eso le pase con cada mísero paciente al que trata? Pero luego ha llegado la decepción en forma de respuesta por parte de Jaqueline, con ese “no puedo decir nada más”, y que es algo así como decir “jódete, espectador, todavía no vas a tener las respuestas que te mueres por tener”.

En resumen, los secretos de Isaac siguen siendo secretos, y lo peor es que ahora mismo no tengo ni idea de por qué teoría tirar: ¿tal vez Isaac está enamorado de Annalise y por eso le resulta más difícil este caso? ¿O hay algo más en forma de secreto del pasado? Porque no olvidemos cuando, allá por la segunda temporada, parecía que el interés de Annalise por Wes era puramente platónico, y entonces llegó el bombazo de que ya se conocían del pasado y Wes era una pieza clave de ese momento en que la vida de Annalise se empezó a ir a la mierda.

Y teniendo en cuenta que Isaac es psiquiatra, al igual que Sam, ¿tal vez Isaac ya había oído hablar de Annalise, gracias a su compañero de profesión? No sé, es una teoría que se me acaba de ocurrir, en base a dos hechos: por un lado, no es la primera vez que aparece un personaje que para nosotros es nuevo pero que está estrechamente relacionado con el pasado de nuestros protagonistas (Eve Rohtlow, Dominick o la “solucionadora de problemas” del señor Mahoney, por ejemplo). Así que no sería nada raro que ocurriera lo mismo con Isaac.

Y, por otro lado y jugando más a los detectives que a otra cosa, está el hecho de que en los anteriores episodios haya vuelto a aparecer Sam y hayamos descubierto más cosas del pasado de Annalise… ¿podría ser que en esas escenas aún no se nos hubiera mostrado alguna pieza que falta y en la que casualmente apareciera Isaac?

Lo sé, lo sé, estoy teorizando demasiado y no hay nada que indique que algo así pueda pasar, salvo puras conjeturas. Pero como decía al principio, es horrible ver que estamos sólo a 48 horas de descubrir la verdad y ninguna de las pistas que nos han puesto en el camino ha servido para que tengamos la más leve idea de qué ha pasado y quién está a punto de morir.

Aunque, por otro lado, la última vez que estuvimos convenidos de algo, fue de que era imposible que Wes Gibbins fuera el muerto…

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.