How to get away with murder 3×07: Call it Mother’s Intuition

How to get away with murder 3x07: Call it Mother’s Intuition

How to get away with murder 3x07: Call it Mother’s Intuition

Series: How to get away with murder

4.5 Stars

Summary

El nuevo caso de los estudiantes de Annalise, que deben defender a unos hijos acusados de envenenar a su madre posesiva y cruel, hace que rápidamente surjan las comparaciones con la situación de los chicos de Annalise… Y entonces es cuando, definitivamente, se abre la caja de Pandora.

Coder Credit

Si creíamos que Annalise Keating era una mujer manipuladora y cruel, capaz de hacer de todo sólo para defender sus intereses, hoy hemos encontrado a una digna rival. Se trata de Edith Duvall, la mujer cuyos hijos han sido acusados de haberla envenenado con anticongelante. Y lo cierto es que a medida que conocemos alguna de las “cosillas” que les hizo a sus hijos durante toda su vida, uno acaba pensando que se trata de un castigo cuanto menos poético para una mujer fría como el hielo. Vamos, que habría que ser muy santo para no querer asesinar a una mujer cruel, déspota y mezquina que lo era simplemente por el placer de serlo, como ha resultado ser la señora Duvall.

Todo ello hace que los chicos de Annalise se replanteen si su "mami" era tan cruel como pensaban, pues hay crueldad y luego está la escala Duvall, pero eso no impide que las comparaciones lleguen y acabe llegando el momento que todos estaban esperando… y del que Annalise ha acabado arrepintiéndose.

KARLA SOUZA, JACK FALAHEE, VIOLA DAVIS, AJA NAOMI KING, LIZA WEIL, MATT MCGORRY, ALFRED ENOCH

Ese momento en el que Annalise Keating se sienta frente a sus chicos y les suelta un “adelante, decirme lo que lleváis tanto tiempo guardándoos, ha sido como escuchar la campana previa a un combate de lucha libre y prepararse para disfrutar del espectáculo.

Porque tal vez han vapuleado a Annalise de lo lindo pero no han dejado de decir la verdad. Y por mucho que duela que te digan que era una persona que está sola, rota y que eres tóxica… no deja de ser la verdad. Y Annalise lo sabe. Y eso es lo que ha hecho que ese momento haya sido especialmente doloroso.

Pero hoy ha sido el capítulo de las sinceridades… Y tal vez muchas de esas sinceridades han llegado en el peor momento posible, pero eso es lo que pasa cuando uno está tan cansado de que le den golpes, que cuando acaba estallando no piensa en la cantidad de daño que va a causarle a otra persona.

LIZA WEIL, CHARLIE WEBER

Eso es precisamente lo que ha pasado con Bonnie y Frank. Por mucho que Bonnie haya dado en el blanco cuando le ha echado en cara que ha ido a verla sólo después de haber visitado a Laurel, y por gran verdad que sea que Frank terminó de mandarlo todo a la mierda cuando la dejó sola en la habitación del motel… ¿es que no veía lo echo polvo que estaba hecho Frank? Si, probablemente parte de ese malestar se debía a que acababa de ver cómo Laurel se acostaba con Wes, pero el pobre Frank sólo pedía que le dieran otra oportunidad y que le abrazaran cuando más lo necesita…

La pena es que Bonnie pedía exactamente lo mismo y, cuando creía que por fin lo había conseguido, Frank volvió a meter la pata. Conclusión: es bastante lógico que aun sabiendo que le está destrozando Bonnie quiera alejarle de su vida de una vez por todas y, con suerte, recuperarse algún día de todo el daño que le ha hecho.

LAUREN LUNA VELEZ

Afortunadamente, en el capítulo de hoy ha habido sinceridades tanto para bien como para mal. En la parte de las sinceridades que han llegado para hacer leña del árbol caído tenemos a los chicos de Annalise actuando cual Inquisición con una Annalise que sigue intentando dejar el alcohol; y a Bonnie con un Frank que había vuelto mendigando un poco de amor. Pero por otro lado tenemos a Soraya Hargrove acudiendo a una de las charlas de alcohólicos anónimos arrepintiéndose de todo lo que le hizo a sus hijos por culpa del alcohol, lo que consigue que Annalise comience a verla no como a un enemigo sino simplemente como a otra mujer que, como ella, debe lidiar con las consecuencias de sus actos… Por fin algo bueno.

Pero sin duda el momento de sincerarse y decir la verdad que más me ha tocado ha sido el protagonizado por Oliver y Connor. Y aunque ha sido terriblemente triste ver a Oliver convenciéndose a sí mismo para decirle a Thomas que era seropositivo, y luego verle intentando hacerse pequeño en la habitación cuando éste acababa de rechazarle, ese momento también acercaba un poquito más la posibilidad de que fuera a ver a Connor. Porque estaba claro que sólo tenía que ir a verle y contarle la verdad para que Connor le abriera los brazos como si nunca se hubiera marchado.

Porque, curiosamente, aunque no dejábamos de estar viendo lo mismo con Bonnie y Frank (genial ese montaje en el que se han intercalado las dos escenas para que veamos las similitudes y las diferencias entre las dos parejas), estaba claro que Connor nunca le echaría y que sólo necesitaba que Oliver le dijera que le echaba de menos.

Porque por mucha razón que tenga Oliver en que es egoísta querer volver cuando fue él quien rompió la relación, hay una gran diferencia entre la relación que mantienen Oliver y Connor, con la que nunca podrán tener Frank y Bonnie: mientras que Frank y Bonnie acabaron encontrándose porque eran los únicos que se entendían, al estar los dos igual de rotos y necesitados; en el caso de Oliver y Connor hay amor. Hay verdaderos sentimientos (y se ven perfectamente), fruto del cariño y la comprensión, no sólo como consecuencia de esa necesidad de no sentirse sólo, que es lo que les pasa a Frank y Bonnie.

LIZA WEIL

No estoy diciendo con esto que Frank y Bonnie no sean capaces de querer. Porque estando con Laurel Frank mostró una parte de sí que podía hacer que le viéramos en una relación de futuro. Pero el problema es que han elegido el peor momento para intentar algo y más cuando ambos están tan rotos que ya no hay posibilidad de arreglo.

Y, tristemente, parece ser que ocurre lo mismo con la relación entre Wss y Annalise. El único que no quiso despacharse a gusto con Annalise (aunque para eso ya la disparó en su día, que debe ser el mejor desahogo del mundo) al final ha resultado ser la fuente anónima que ha conseguido que Annalise acabe en la cárcel, acusada de homicidio en primer grado.

AJA NAOMI KING, KARLA SOUZA, ALFRED ENOCH

¿Seguro que ha sido así? Pues en principio diría que sí, pero no dejamos de estar hablando de How to Get Away With Murder, una serie en la que una escena cambia completamente de un capítulo a otro gracias a un pequeño detalle que antes no se había mencionado. Así, me creo perfectamente que Wes ha firmado un acuerdo de inmunidad pero referente a otra acusación de la que todavía no sabemos nada, y no la de Annalise Keating.

Supongo que el secreto se irá desvelando en los próximos episodios hasta llegar al fatídico episodio número 9, el que cierra la primera mitad de la temporada y cuyo título “¿Quién está muerto?” promete traer sorpresas y tal vez lágrimas.

A día de hoy mis apuestas sobre quién es el muerto van para Nate y Simon, y en ese orden. El grito desgarrador de Annalise al ver el cadáver puede ser el propio de una mujer que acaba de comprender que el único hombre con el que podía haber sido feliz se ha ido para siempre; mientras que con Simon el dolor de Annalise podría deberse a alguno de esos secretillos que los guionistas de la serie todavía se guardan bajo la manga. Y es que Simon sería la víctima perfecta: un nuevo personaje al que no costará tanto echar de menos y que, seamos sinceros, se ha ganado a pulso que todo el mundo le odie.

Porque Frank o Connor no pueden ser el muerto. Me niego a que sea cualquiera de los dos, pues entonces sería una de esas muertes que están metidas con el único objetivo de destrozar al espectador y que sufra, sin ningún motivo lógico. ¿Qué sentido tendría que Connor muriera cuando volvía a ser feliz con Oliver? ¿O que lo hiciera Frank cuando estaba intentando enderezar su vida? Sí, sería la perfecta muerte del héroe que al menos ha conseguido redimirse de sus pecados pero, sinceramente, con todo lo que ha vivido Frank Delfino, no sería nada justo que eso fuera lo único que pudiera llevarse a la tumba.

Crucemos los dedos…

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.