House of Cards 3×12

House of Cards 3x12

House of Cards 3x12

Series: House of Cards

4 Stars

Summary

Tras los últimos acontecimientos los miembros del equipo de Francis Underwood tienen que decidir si quieren seguir apoyando o no al Presidente. Y mientras algunos abandonan el barco, como Remy, Doug prefiere quedarse a su lado y Claire... Claire es otra historia

Coder Credit

Es hora de tomar decisiones y esta vez pensando cada uno en sí mismo, sin importar el resto del mundo y especialmente sin importar lo que piense Francis Underwood. Es la conclusión a la que parecen haber llegado todos los personajes de House of Cards cuando solo queda un capítulo más para el final. Y aunque está claro que se han tomado las cosas con calma, pues muchas de esas decisiones se veían venir desde hace un tiempo, han confluido en el momento perfecto para crear una tormenta de proporciones épicas.

Para esa toma de decisiones empecemos de menos a más. Por un lado está el escritor que fue encargado de escribir una especie de biografía sobre Francis Underwood para conseguir más apoyo a su proyecto de America Works, pero que por medio de profundas conversaciones y acercamientos poco sutiles al Presidente ha ido llevando a su propio terreno hasta acabar escribiendo algo que no se parece en nada a la idea original. Porque el primer capítulo que le entrega a Francis Underwood es, básicamente, una epopeya de cómo Claire siempre ha estado a la sombra de su marido pero nunca ha dejado de darle el apoyo que pedía. Y esa decisión, como es evidente, no termina de convencer a Francis.

Jackie-Sharp

El que sí que se ha rendido, tomando la decisión más tajante de todas, es Remy Danton. Un personaje que se presentó como el más materialista de todos, pues lo único que le importaba era conseguir dinero y poder vendiéndose siempre al mejor postor, pero que a la vista de los últimos acontecimientos ha decidido que, directamente, no merece la pena. Así que ha cortado por lo sano y renunciado a la política.

Pero lo más curioso de esta sorprendente decisión es que Jackie Sharp, en vez de lamentarse por la pérdida de un gran político, de lo que se arrepiente es de no ser capaz de hacer lo mismo, sabiendo que ello le reportaría una vida más relajada y, sobre todo, la vida que ella realmente quiere vivir, donde podría sentirse orgullosa de las decisiones que ha tomado.

Sin abandonar el pesimismo entramos en el resbaladizo terreno de Doug Stamper. Un personaje que se ha movido entre la lástima y la desesperación desde que inició esta tercera temporada, pero que ha regresado poco a poco a la obsesión y venganza que vimos en la anterior temporada… Vamos, que el chico es un pieza.

MV5BMTA2NjAwNTg4NTReQTJeQWpwZ15BbWU4MDQwMDI0MDEx._V1__SX1217_SY643_

Por desgracia para las personas que están en su punto de mira, como le ocurre al hacker Gavin, esta vez cuenta con algo que todavía no había conseguido recuperar hasta ahora: el beneplácito del Presidente Underwood para poder hacer lo que quiera, sin importar si es ilegal o cuesta mucho dinero. Así que se avecinan momentos duros y peligrosos para los enemigos de Doug.

Y por último tenemos, dentro de esa larga lista de personajes que se atreven a tomar decisiones propias y alejadas del omnipresente Underwood, a la más importante de todas: Claire Underwood.

Por un lado vemos que Claire se ha convertido en la protagonista del libro sobre Underwood, y que evidentemente no gusta a Francis pero a Claire sí, a lo que se añade que cada vez se la ve más molesta teniendo que hacer lo que tiene que hacer, que es acompañar a Francis para conseguir un apoyo que su marido es incapaz de crear, y siendo cada vez más sarcástica al respecto con frases del estilo “seguiré agitando los pompones”. Por desgracia o Francis o no lo ve, o no le afecta, o simplemente le da lo mismo lo que piense su mujer siempre y cuando siga haciendo lo que ella tiene que hacer… Mal, Francis, así no vas por buen camino.

MV5BMTQyMzU3MTI3Ml5BMl5BanBnXkFtZTgwMDI5MDA0NDE@._V1__SX1217_SY643_

La gota que colma el vaso de la paciencia de Claire, que bastante ha tenido la pobre desde que se convirtió en Primera Dama, llega cuando Claire habla con una supuesta votante de Francis que le asegura que si ella fuera presidente tendría claro su voto. Y seguro que no es la primera que piensa algo así, incluyendo la Primera Dama. Por ello el final no podría ser más impactante, con ese diálogo tan concreto pero que refleja perfectamente la personalidad del matrimonio Underwood:

- Hemos mentido durante demasiado tiempo.

- Por supuesto. Imagínate lo que pensarían los votantes si empezáramos a decir la verdad.

- No a ellos. A nosotros.

Poco más se puede añadir.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.