House of Cards 3×05

House of Cards 3x05

House of Cards 3x05

Series: House of Cards

3 Stars

Summary

Un nuevo jugador, el alcalde de Columbia, entra en escena para solicitar el estado de emergencia en el Distrito de Columbia por la falta de empleo y así obtener 3000 millones de dólares del Fondo de Ayudas para Desastres (FEMA) para impulsar la nueva ley de Underwood sobre el pleno empleo.

Coder Credit

Los motivos personales vuelven a mezclarse con la política en el quinto capítulo de House of Cards. Aunque más que mezclarse debería decirse que vuelven a servir como carta para ganar la partida en el juego de la política. La cuestión es, llegado a este punto, saber si esa carta ganadora importa algo en la vida personal de los jugadores.

Me estoy refiriendo a la trama que gira en torno a Jackie Sharp. Un personaje que ya me pareció interesante la primera vez que apareció pero que cada día resulta más intrigante hasta el punto de que a veces parece ser la versión femenina de Underwood (con el permiso de su esposa, por supuesto), mientras que otras parece encarnar justo lo contrario y ser el único político noble de todos los vistos hasta ahora.

El personaje de Jackie ha llegado a un punto donde su importancia es tan vital que incluso es considerado como posible candidata demócrata a las elecciones del 2016. Una decisión que llega justo después de que Heather Dunbar anuncie su propia candidatura.

MV5BMTUwMzM1NTczN15BMl5BanBnXkFtZTgwODE5MDA0NDE@._V1__SX1217_SY643_

Parece así que el juego anda entre mujeres, lo que no deja de ser un gran punto a favor de la serie en tanto que trata exactamente a igual a hombres y mujeres dentro del juego de la política… Lo que ya no está tan bien, y lo que realmente es muy triste si pensamos que esta situación se da en el mundo real, es ver cómo para jugar la baza de una mujer presidente se necesitan otros elementos como es contar con una familia modelo para así representar ese ideal de mujer responsable y querida… Y si resulta que la mujer escogida no tiene familia en esos momentos, pues se crea una para obtener así la fotografía perfecta.

Y ese es el punto donde el juego deja de tener gracia. Sobre todo cuando ves que Jackie, que ha demostrado ser un político excelente y que se conoce todas las reglas, sabe perfectamente que tendría más posibilidades con su candidatura si estuviera casada en el momento de anunciarla. Y también sabe que quiere tanto a su pareja como a los hijos de su pareja.

La cuestión es si no hubiera una candidatura de por medio ¿aceptaría casarse con esa persona? ¿Hasta qué punto la vida familiar es una baza para triunfar en la política, o pasa a ser directamente un comodín donde lo feliz que uno sea en esa vida familiar es lo de menos?

MV5BMjEwOTk1NTk5MF5BMl5BanBnXkFtZTgwOTE5MDA0NDE@._V1__SX1217_SY643_

Curiosamente, mientras tenemos a una Jackie que parece ser feliz tanto en su vida laboral como profesional, Claire Underwood está teniendo serias dificultades para conseguir los mismos objetivos. Especialmente cuando, cada vez que intenta triunfar en sus proyectos personales, todo el mundo le recuerda que ella es la Primera Dama y que, básicamente, lo único por lo que debe preocuparse es por tener el vestido adecuado para cada ocasión.

Pero Claire Underwood, que los tiene más grandes que la mayoría de los hombres del Congreso y la Casa Blanca juntos, no deja ni mucho menos que esos intentos por despreciarla la amilanen. Antes bien consigue alcanzar su objetivo de paso que humilla a su oponente masculino, usando las mismas armas que los hombres creen que son las únicas que poseen las mujer: su sexualidad.

En ese sentido la escena del baño, con Claire maquillándose y haciendo sus necesidades delante de un incómodo embajador ruso ha sido divertida y brutal a la vez, como solo la Primera Dama sabe hacer. Ya era hora de que empezara a poner los puntos sobre las ies, recordando a sus enemigos que sigue siendo ella y que sigue sin dejarse pisar ante nada ni nadie.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.