House of Cards 3×13

House of Card 3x13

House of Card 3x13

Series: House of Cards

5 Stars

Summary

Las cartas han terminado de ponerse sobre la mesa...

Coder Credit

Para despedir la temporada House of Cards nos ha regalado un capítulo épico en todos los aspectos: Épico en los diálogos, especialmente el último entre el matrimonio Underwood. Épico en los giros argumentales, con esa escena tan brutal de Claire pidiendo sexo duro a Francis o con los encuentros de Doug con Gavin y Rachel. Y épico con ese inicio que se ve tan prometedor para Rachel pero que acaba de forma brutal y simple, como si no pasara nada porque nunca dejó de ser una prostituta desgraciada a la que nunca le dieron la oportunidad de reiniciar su vida.

Tengo que admitir que he tenido que ver dos veces este capítulo para poder hacer el análisis, pues la primera vez me dejó con bastante mal sabor de cuerpo y no era capaz de ver absolutamente nada positivo en él. Y aunque en general esta historia no va sobre lo bueno que es el mundo o la gente que habita en él, especialmente en un lugar de Washington llamado la Casa Blanca, sí que he intento hacer un esfuerzo para captar esos detalles que consiguen que prevalezca la esperanza. Y bueno, ha habido que esperar al último segundo, pero mejor eso que nada, ¿no?

Pero empecemos por el principio. Con un inicio de capítulo brillante, alegre y colorido que muestran a una Rachel, personaje que hasta hace poco creíamos muerto, vivir una vida que para muchos parecería lamentable pero que para ella es lo mejor que ha tenido en toda su vida.

977d51fe907bea26019c9fed6955d024

Por desgracia entre la historia de Rachel se entremezclan escenas de Doug Stamper, con lo que enseguida queda claro que el final de Rachel no va a ser tan feliz como su principio, y donde absolutamente todo refleja la diferencia de personalidad de los dos: desde los escenarios por donde se mueven a los propios encuadres que emplean con cada personaje, destacando los de Doug que en ocasiones muestran casi a un ser deforme antes que a una persona… Aunque eso es justo lo que es, ¿no?

Lo peor de todo es que cuando por fin Doug encuentra a Rachel y crees que ya se ha acabado la historia para ella, Doug parece sufrir una nueva epifanía y decide dejarla marchar. ¿Para qué? Para que ella y especialmente el espectador confíen en que hay esperanzas después de todo. Pero no, nada de eso. Y no solo Rachel acaba muriendo, como se veía venir desde el primer instante en que se cruzó con el mundo de Washington y la política, sino que encima lo hace sin tener un final épico y digno. Tan solo la imagen de una camioneta dirigiéndose hacia ella para que al segundo siguiente ya esté enterrada en mitad de un desierto, donde seguirá toda la vida porque para el resto del mundo ella ya estaba muerte… Triste y cruel como pocas cosas veces hemos visto en esta serie.

Junto a esta parte de la historia, que para mi es la más importante en cuanto a su significado más profundo, tenemos la parte más impactante de Claire y Francis. Impactante porque por primera vez vemos al matrimonio Underwood actuar sin medias tintas, echándose en cara todo lo habido y por haber y esta vez no achantarse por ello. Todo lo contrario. Por primera vez Claire es directa con su marido, harta de ser el florero de Francis, a lo que Francis le deja claro lo que realmente piensa de ella.

52459_house_of_cards_serie_david_fincher_0_full

Lo curioso de todo es que el desencadenante que hace que Claire Underwood vaya a por todas con su marido es algo que al principio no parece tener ni pies ni cabeza, como es el hecho de que Claire le pida a Francis que la folle a lo bestia. Y ante la negativa de Francis ella por fin se da cuenta (y ya era hora) de que él no es quien realmente lleva los pantalones en ese matrimonio ni quien consigue que ocurran las cosas. Pero por desgracia siempre será él quien salga en la portada de los diarios y quien tendrá un puesto reservado en los libros de Historia.

Una vez que tiene claro este hecho, Claire se lo deja meridianamente claro a su marido con ese diálogo tan contundente de:

 - Ser la primera dama no es suficiente para ti

- Eres tú quien no es suficiente

Una respuesta directa como pocas pero ante la que Francis actúa de un modo especialmente cruel, incluso siendo él. Una de las pocas cosas por las que seguía aceptando a Francis era el hecho de que, por encima de todo lo que hacía, siempre estaría el respeto que sentía por su mujer y lo mucho que la quería… Pero con ese último diálogo (aunque es más bien un monólogo de Francis actuando como un miserable y Claire aguantando como la señora y dama que es) el Presidente deja meridianamente claro lo que realmente piensa de su mujercita.

2002672

Dejo transcrito esa escena final porque, sinceramente, poco más se puede añadir… Bueno, en realidad sí que se puede añadir algo, que son justo las dos palabras que dice Claire: “te dejo”.

"Puedes enfadarte, puedes asquearte. Me da igual. Sin mi no eres nadie. Este despacho ha tenido una sola silla desde el principio y lo sabías. Y si no soportas eso he sido un tonto desde el principio por haberme casado contigo. Pero ahora no tengo tiempo de ser un tonto porque tengo un país que gobernar. Estoy haciendo mi trabajo. Doug está ahí fuera haciendo su trabajo. Y es hora de que empieces a hacer el tuyo. ¿Quieres que empiece a tomar la iniciativa? Bien, tomaré la iniciativa: Subirás mañana al avión, irás a New Hampshire. Sonreirás, darás la mano y besarás a bebés y estarás conmigo en el escenario. ¡Y serás la Primera Dama! Harás todo eso. Me importa una mierda si vomitas en tu tiempo libre".

 Señoras y señores Francis Underwood, el Presidente de los Estados Unidos ha hablado.

Y como despedida de esta gran serie ¿que tal si iniciamos una lista con las que considerais son frases épicas de Mr. Underwood? Para mi una de las más impactantes es la de "¿Saben lo que más me gusta de la gente?: que se apilan muy bien" y una que se vio en la temporada pasada: "Ya no somos jóvenes, si fallamos moriremos en una celda" que dejaba claro que las cosas ya no eran como antes. ¿Cuáles son las vuestras?

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.