HBO convertirá en serie la historia real de los tres adolescentes israelíes secuestrados

HBO ha confirmado que entre sus próximos proyectos se incluye una serie basada en los hechos reales que tuvieron lugar en 2014, cuando tres adolescentes israelíes fueron secuestrados en los asentamientos de la zona ocupada de Cisjordania.

La serie contará con diez episodios y su creador será Hagai Levi y Noah Stollman (The Affair), mientras que su director será el israelí Joseph Cedar. El drama comenzará a rodarse el próximo verano, contacto con Michael Lombardo (presidente de HBO) como productor ejecutivo.

Se trata, por tanto, de una nueva serie en la que HBO va a poner toda la carne en el asador, al ser un tema muy delicado por sus protagonistas y, sobre todo, por el hecho de que ocurrió en la realidad. Los acontecimientos tuvieron lugar en el verano de 2014, cuando tres jóvenes de entre 16 y 19 años fueron secuestrados en la zona ocupada de Cisjordania. En seguida se inició la búsqueda de los jóvenes, que finalmente fueron asesinados, lo que inició una oleada de violencia condenando los hechos.

En esta serie, cuyo título aún no ha sido confirmado, se seguirán los pasos de un investigador del Shin Bet (el cuerpo de policía nacional israelí), que intentará desvelar lo ocurrido en medio de una violencia generalizada por parte de israelíes y palestinos, ya que desde el principio el entonces ministro israelí Netanyahu señaló que el grupo Hamás era el responsabilidad de los secuestros. Estos hechos serían confirmados más tarde por el propio líder de Hamas, al asegurar que su objetivo era el de provocar una escalada de violencia en el conflicto armado, como finalmente acabó ocurriendo.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.