Hawaii Five-0 8×12: The Round Up

Hawaii Five-0 8x12: The Round Up

Hawaii Five-0 8x12: The Round Up

Series: Hawaii Five-0

4.5 Stars

Summary

Cuando asesinan al líder de una unidad del FBI contra el crimen organizado de Oahu el cinco cero está decidido a dar un golpe definitivo a las bandas para encerrar al culpable.

Coder Credit

El equipo liderado por Steve McGarrett regresa con mucha fuerza tras el parón navideño con un grandísimo episodio repleto de acción, drama y suspense, dando comienzo a un nuevo arco argumental que promete ser muy interesante: sin duda uno de los capítulos imprescindibles de la temporada.

Si pensábamos que tras ocho temporadas era difícil que los guionistas de “Hawaii Five-0” nos sorprendieran estábamos muy equivocados, puesto que han logrado un capítulo prácticamente perfecto (solo ha faltado Danny) que nos mantiene enganchados a la pantalla todo el rato mientras asistimos al mayor despliegue de las fuerzas de la ley que hemos visto jamás en la serie.

Todo comienza con la rueda de prensa de Douglas Fischer, agente del FBI que ha sido destinado a la isla para combatir la violencia ocasionada por las bandas de crimen organizado. Sin embargo, el repentino asesinato del hombre y su familia provoca que Steve no dude en atrapar a los responsables, aunque eso implique detener a todos aquellos delincuentes relacionados con las pandillas locales. Para ello recurrirán a la Guardia Nacional, al SWAT además de a la policía, en una operación sin precedentes que acaba con cientos de detenidos.

Steve pide ayuda a todas las fuerzas armadas de la isla

Mientras las fuerzas de la ley que he mencionado antes, lideradas por el cinco cero, se dedican a sacar de la calle a los criminales menos importantes, serán los miembros de la unidad de élite los encargados de ir a por algunos de los cabecillas. Todo ello sin saber que el compañero de Fischer en el FBI cree que Adam es una persona de interés en el caso y lo detiene para interrogarlo, ya que no se cree que ya no esté involucrado en los asuntos de la Yakuza. Ajenos a todo esto, Steve reparte los objetivos entre Junior, Tani y Lou y él.

Al miembro más novato del equipo lo envía con dos policías como refuerzo, Junior protesta en un principio ya que considera que puede ir solo pero Steve le tiene que recordar que es su primera misión oficial como miembro del cinco cero y tiene que ir poco a poco. Junior acata las órdenes sin estar muy de acuerdo pero le bajarán los humos de la peor manera posible, ya que cuando van a acercarse a la casa donde se oculta el criminal son víctima de varios disparos que provocan la muerte de uno de los policías mientras el otro resulta herido.

El chico tiene que entrar en la casa y se enfrenta en un nuevo tiroteo al cabecilla de la banda hasta acabar teniendo que matarlo para salvar su vida. Veremos a Junior afectado por lo ocurrido y sintiéndose culpable, solo parecerá recuperarse un poco al final del episodio cuando Tani se acerque a hablar con él en la morgue para convencerlo de que hizo lo que pudo y no tiene la culpa de nada.

El novato tiene que aprender que no puede salirse con la suya siempre

Por su parte, Tani va sola a por otro líder de una banda porque resulta que es un ex novio suyo. Ya sabíamos que el pasado de la mujer era algo atípico, pero no esperábamos que hubiera estado involucrada sentimentalmente con un pandillero. Tani logra convencer a Steve para que le permita ir por su cuenta a por el tipo, porque no sospechará de ella y así podrá detenerlo sin que haya percances.

Al principio todo iba bien, el hombre ni siquiera sabe que Tani pertenece al cinco cero pero los problemas llegan cuando descubrimos que el criminal ha llamado a varios de sus hombres, que aparecen armados, para llevarlo a un lugar seguro. Pero esto no intimida a la policía, viendo que es imposible escapar por la puerta opta por lanzar por la ventana a su ex novio y luego saltar ella para caer en la piscina que hay abajo, logrando llevárselo detenido y sin usar una sola bala.

La mujer siempre tiene un plan

Steve y Lou van a por uno de los peces gordos de las pandillas y se llevan a Eddie, el perro policía que adoptó McGarrett, con ellos. Es genial poder ver al animal en acción de vez en cuando, y vemos que se complementa a la perfección con su nuevo dueño. Los tres entran en la casa donde supuestamente se encuentra el objetivo pero no logran dar con él, pero Eddie usa su olfato para descubrir un pasadizo secreto y persigue al tipo hasta neutralizarlo.

Cuando se reúnen en la zona habilitada para mantener bajo custodia a los detenidos, nos dicen que hay 169 tipos encerrados, deciden empezar interrogando a los más importantes pero no consiguen ni pistas ni nada que indique que alguna de las bandas sea culpable del ataque a Fischer y su familia. Steve, Tani y Lou se ponen a compartir opiniones y entonces llama Jerry para comentarles algo curioso, y es que mientras la violencia entre bandas ha aumentado, los delitos por parte de la Yakuza han disminuido considerablemente.

Todos llegan a la conclusión de que el nuevo líder de la sección hawaiana de esta mafia es quien se encuentra tras todo lo ocurrido, provocando que sus bandas rivales se maten entre sí mientras él espera a que sus fuerzas se debiliten para hacerse con el control de la ciudad. El inconveniente es que no tienen ni idea de dónde puede estar el nuevo jefe de la Yakuza y es momento de llamar a Adam para pedirle ayuda, momento en el que descubren que está bajo custodia federal.

Nos encanta ver a Eddie

Steve no duda en ir a las oficinas de la agencia gubernamental para sacar de allí a su amigo, pero descubre que Adam se reunió en prisión con Shioma, la antigua líder de la organización, poco antes de que fuera asesinada. El marido de Kono le cuenta todo a Steve: fue la mujer quien pidió verlo y le pudo la curiosidad, la mujer solo quería su ayuda para encontrar a sus hijas algo a lo que Adam se negó, pero Shioma trató de tentarlo diciendo que tenía información importante para él.

Según Adam se marchó de allí antes de que pudiera estar en deuda con Shioma así que no sabemos qué era aquello tan trascendental, a no ser que Adam mienta y la conversación se alargara algo más, pero quiero creer que el hombre ha sido completamente sincero. Con su ayuda logran dar con el nuevo líder de la Yakuza y no hace falta más que la labia de Adam para que el tipo se entregue sin que haya tiroteos ni derramamiento de sangre.

Adam puede ser un activo muy valioso

Pero era demasiado fácil y el sospechoso asegura que él no tiene nada que ver ni con la pelea de bandas ni con el asesinato del agente federal, algo que se confirma cuando una banda de mercenarios ataca la zona donde tienen custodiados a todos los detenidos y, tras matar a varios policías, ejecutan a los líderes de cada pandilla.

Hay un nuevo jugador en la isla y no tienen ninguna pista de quién puede ser, el caso queda sin resolver y eso es algo que desquicia por completo a Steve, motivo por el que decide poner a Adam al mando de una subunidad del cinco cero dedicada al crimen organizado. Se justifica así la presencia como miembro del reparto regular de Ian Anthony Dale, y de paso abrimos una nueva trama que puede dar mucho de sí siempre que la sepan llevar bien.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.