Hawaii Five-0 8×02: Dog Days

Hawaii Five-0 8x02: Dog Days

Hawaii Five-0 8x02: Dog Days

Series: Hawaii Five-0

4 Stars

Summary

Cuando una operación antidroga de la DEA sale mal, el cinco cero comenzará a investigar las posibles causas.

Coder Credit

Después de un inicio de temporada bastante decepcionante, nos encontramos ante un episodio que nos hace olvidar el despropósito de la semana pasada y nos devuelve la fe en que es posible seguir disfrutando de “Hawaii Five-0” pese a la ausencia de dos de sus protagonistas.

Se trata de un capítulo que intercala acción, investigación y esa mezcla de humor y dramatismo a los que nos tienen acostumbrados McGarrett y su equipo. De paso nos presentan al nuevo fichaje de la serie, que no del cinco cero, en un gran acierto por parte de los guionistas y también conoceremos al nuevo amigo de Steve y de todo el equipo: el perro policía Eddie. Lo que sí se echa en falta es que Tani no haya tenido apenas escenas, comprensible porque había otros temas que tratar, pero siendo su primera misión oficial con el equipo podrían haberle dedicado algo más de tiempo.

Todo comienza desde el punto de vista de Eddie, ese perro adorable del que nos enamoramos enseguida y que hará que incluso, el firme defensor de los gatos, Steve McGarrett caiga rendido ante él. Es un can entrenado por la DEA para localizar drogas y parte a un operativo junto a su dueño y adiestrador, el agente Lazio, quien ha conseguido un chivatazo de una importante llegada de cocaína a la isla. Pero la misión sale terriblemente mal con dos agentes muertos, entre ellos Lazio, y con Eddie herido de un disparo.

Seguiremos viendo a Eddie en próximos episodios

Está bien ver que el resto de cuerpos de seguridad de Hawaii realizan su trabajo, ya que a menudo parece que todo lo que ocurre sea siempre algo para el cinco cero cuando no es así, pero la operación fallida y la muerte de dos agentes ya son palabras mayores y es hora de que la unidad de élite se involucre en el caso. Steve y Danny van hacia el muelle mientras discuten por cosas del Steve's y el agua que es mejor para la cocina, ya sabemos que estos dos van a tener muchas peleas sobre el restaurante pero la verdad es que es un giro interesante a sus discusiones habituales.

Pero el punto fuerte de su conversación en el coche es cuando hablan de Kono y Chin. Danny admite que los echa mucho de menos y que las cosas son distintas ahora, Steve no dice nada pero su expresión en bastante esclarecedora: los dos añoran a su equipo como era antes. Será al final del episodio cuando Steve explique que Kono continúa con el caso de explotación sexual, y ha decidido quedarse en el continente, concretamente formando parte del cinco cero liderado por Chin. Es bueno saber que en el canon de la serie los dos primos van a seguir unidos y solo espero que no sea la última mención que se haga al respecto sobre ellos.

Steve decide revisar el muelle en busca del perro que han dado por desaparecido y que resulta ser Eddie. Le encontrará malherido en uno de los contenedores y pide ayuda para que le salven la vida, de manera que el animal es llevado a una clínica donde le operarán para que pueda recuperarse del todo.

Sabiendo que toda la operación dio comienzo por un chivatazo al agente Lazio por parte de su informante, sospechan enseguida que les tendieron un trampa y el primer paso es hablar con el confidente, que resulta ser una ex adicta ya rehabilitada que colaboraba con el oficial porque éste la ayudó a rehacer su vida y a no perder la custodia de sus hijos.

El agua para hacer las pizzas es un asunto importante

El equipo se separa, por un lado tendremos a Steve y Lou siguiendo las pequeñas pistas que llevan de Lazio a su informante y de ésta a su camello para tratar de dar con el líder de la banda, y por el otro a Danny y Tani que se quedan en el muelle revisando el cargamento de un contenedor cuyas cerraduras fueron forzadas.

La investigación de Steve y Lou los lleva a visitar el restaurante donde trabaja el camello, el dueño del local les dice que no se ha presentado a trabajar y accede a darles la dirección de su casa. Todo mientras comenta con Steve lo complicado que es llevar adelante un negocio como un restaurante, llegando a agobiar al SEAL con todo lo que tiene Danny y él por delante para que el negocio salga bien, mientras que Lou no para de reírse por la situación.

Cuando llegan al apartamento encuentran el cadáver del traficante que vendía la droga en la calle, supuestamente a causa de una sobredosis accidental, pero hay cosas que no cuadran y el informe preliminar de Noelani (la nueva forense) afirma que se trata de un homicidio: alguien hizo callar al tipo antes de que pudiera desenmascarar a su jefe. Y aquí habría terminado el camino de pistas de no ser porque Jerry los llama para decirles que Eddie ha salido bien de la operación y además tenía ADN humano en su boca, del asesino al que mordió antes de ser herido, y coincide con el de alguien fichado.

A Grover le gusta hacer rabiar a su jefe

Danny y Tani reciben también la foto del nuevo sospechoso y la joven le reconoce al momento porque le ha visto hace un rato sacando mercancía del muelle. Está claro que rompieron las cerraduras de un contenedor al azar para mantenerlos distraídos mientras sacaban la droga, los dos miembros del cinco cero junto a la DEA y la policía parten en persecución del camión que no se halla demasiado lejos.

Es una de las pocas veces en las que podemos ver que es Danny quien conduce de forma temeraria, ya que no es Steve quien le acompaña en el coche, mientras que Tani enloquece desde el asiento del copiloto disparando a los traficantes que hay en el camión. Está claro que esta chica es tan loca como Steve, o puede que incluso más, y les va a traer más de un quebradero de cabeza pero sigo manteniéndome en mi opinión de que por ahora me gusta el personaje.

Tani logra matar al conductor haciendo que el camión se detenga pero el copiloto huye y deben perseguirle por un campo de plantación. Le están buscando cuando escuchan unos disparos y entonces encuentran al sospechoso muerto a manos del agente Reid de la DEA, que dice haberle matado en defensa propia, pero la cara que pone Danny en ese momento nos hace desconfiar sobre si el hombre dice la verdad o no, y creo que prácticamente todos sospechamos que está involucrado en el asunto y en la emboscada a sus compañeros.

Tani disparando en plena persecución

Cuando descubren que el camión llevaba botellas de vino y que éstas iban hacia el restaurante donde han estado Lou y Steve hace un rato, atan cabos al momento y los dos hombres regresan a toda prisa. Sin embargo es demasiado tarde y el tipo se ha fugado: ahora sí que parece que están sin pistas. Pero les queda otra vez la ayuda de Noelani que los informa que el disparo que mató a su sospechoso fue hecho a muy poca distancia, como si se tratara de una ejecución y al momento saben que Reid le mató a propósito.

Por su parte, Jerry ha estado investigando al dueño del restaurante y encuentra que tiene una especie de polígono industrial fuera de la ciudad, lo que podría ser un lugar perfecto para tener un laboratorio de drogas. Porque nos explican que el vino puede usarse para transportar la cocaína de forma segura y disuelta, para más tarde devolverla a su estado sólido, haciendo que sea muy difícil de detectar.

El cinco cero va para allá junto al SWAT y la policía, pero también se llevan a Eddie porque es demasiado terreno que cubrir. Y aquí viene mi única gran pega el episodio, a ver, que el pobre perro ha salido de cirugía hace apenas unas horas... ¿de verdad alguien se cree que va a estar en condiciones para no solo trabajar, sino correr y volver a ponerse en peligro?

Aún así, Eddie resulta ser el héroe del día: encuentra el laboratorio, salva a Lou de ser tiroteado y detiene al agente corrupto. Lou aún no estaba del todo convencido de trabajar con un perro porque no le entusiasman pero sus reticencias quedan rápidamente abandonadas, al igual que ocurrió con Steve que acoge a Eddie hasta que le encuentren una familia, aunque todo indica que se lo va a quedar él.

Droga incautada tras el trabajo bien hecho

Y falta por hablar de la nueva incorporación a la serie que he dejado para el final puesto que no tiene relación alguna con el caso. El ex marine Junior Reigns se presenta en casa de Steve solicitando un puesto en el cinco cero, acaba de renunciar a su puesto en el ejército y acude a él por un ex compañero y amigo de Steve, pero éste le dice que ahora mismo no necesitan a nadie en el equipo. Le ofrece ayuda para encontrar otro empleo pero Junior solo quiere trabajar con él, cosa que no va a pasar.

Más adelante volverán a encontrarse cuando Lou descubra a Junior lavando el coche de McGarrett en su plaza de aparcamiento, Steve le dice al hombre que lo deje estar y que lo siente pero no hay sitio ahora mismo en la unidad. Aún así, Steve se siente mal por la situación y le propone que se reúnan al día siguiente para ver si pueden llegan a algún acuerdo. Y lo hacen, Junior entrará en la academia de policía con la recomendación de Duke y una vez esté graduado tendrá su sitio en el cinco cero.

Junior tendrá una plaza esperando

Me gusta que no le hayan dado el puesto de buenas a primeras sino que Junior tenga que ganarse su sitio, al igual que Tani tampoco entró de una forma usual. Ahora solo falta saber cómo encajará Adam en la dinámica de la temporada y ya tendremos a todos los personajes del reparto regular colocados. Pero de momento, la cosa pinta mucho mejor de lo que podíamos pensar en un principio.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.