Hawaii Five-0 7×17: Hunting Monsters

Hawaii Five-0 7x17: Hunting Monsters

Hawaii Five-0 7x17: Hunting Monsters

Series: Hawaii Five-0

4.5 Stars

Summary

La peligrosa doctora Gray está de vuelta en Hawaii con un nuevo juego que Steve no comprende y que supondrá todo un desafío para el cinco cero.

Coder Credit

En una temporada repleta de episodios con casos que eran demasiado sencillos o sin apenas trascendencia, tenemos de vuelta el arco argumental con el que dio comienzo la séptima entrega de Hawaii. La doctora Madison Gray era una psiquiatra que jugaba con la mente de otros asesinos en serie para que mataran para ella, la mujer escapó y no sabíamos si volveríamos a verla. Pero ahora vuelve con un episodio de los mejores que ha tenido la serie en mucho tiempo y que, salvo algunos detalles poco creíbles que perdonaremos por ser ficción, entretiene hasta el último minuto.

Estamos ante un capítulo que sin duda devuelve un poco la fe en los guionistas de la serie, que parecían incapaces de crear un capítulo donde si la trama personal de los personajes estaba genialmente escrita, la parte del caso no fuera un desastre o viceversa. En este episodio todo está entremezclado y no hay apenas “peros” aunque algunos hay y los mencionaré más adelante. Todo gira en torno a la vuelta de la doctora Gray y su juego en los que mezclaba a asesinos en serie como peones y donde Steve McGarrett y la ex analista del FBI, Alicia Brown, eran sus rivales.

La trama se “cerró” demasiado pronto, y bastaron un par de episodios para que descubrieran quién se ocultaba detrás de todo, en vez de haberlo desarrollado un poco más. Pero la mente criminal huyó de Hawaii y su vuelta intenta compensar ese fallo por parte de Peter Lenkov de abandonar un argumento que habría dado bastante más juego. Con la vuelta de la doctora Gray, tenemos la de Alicia Brown, que ayudó al cinco cero a investigar el caso. La mujer se dedicaba a dar caza a asesinos en serie hasta que su hija murió víctima de uno de ellos y dejó el trabajo, incapaz de superar la pérdida.

Steve y Alicia se enfrentan de nuevo a Madison Gray

Todo comienza con la doctora Gray, que ahora se hace llamar Lauren Parker y ser procedente de Wisconsin, entrando en una comisaría con las manos manchadas de sangre. La mujer está muy alterada y dice no recordar nada de lo ocurrido en las últimas 24 horas, pero todos la reconocen y no dudan en detenerla y meterla en una sala de interrogatorios antes de llamar al cinco cero. Steve se enfrenta a ella sin creerse su historia, está convencido de que todo es otro de sus juegos retorcidos, uno que no entiende y le pone nervioso no saber en qué consiste. Veremos al líder del equipo hablar con los demás tratando de comprender los motivos de Gray para volver a la isla, y sobre todo a mancharse las manos matando a alguien cuando siempre ha hecho que otros hagan el trabajo sucio por ella.

Criminalística ha recogido muestras de la sangre que tenía la mujer en las manos pero tardarán 24 horas en tener los resultados completos. Mientras tanto, someten a la mujer a una evaluación psiquiátrica y a un polígrafo para comprobar que miente, pero ningún resultado sale como esperaban. El médico que la examina dice que la mujer parece tener un trastorno de identidad disociativo, es decir, varias personalidades distintas que no recuerdan ni saben nada de lo que hacen las otras cuando toman el control. Pero Steve sigue sin creerlo, la doctora Gray ha demostrado ser demasiado inteligente y siempre tiene un plan, está jugando con ellos pero no saben el por qué. Será Danny quien comente que tal vez ha vuelto porque se aburría y quería volver a enfrentarse a Steve, al que considera un rival digno de ella, y por un tiempo pensamos que puede tratarse de eso.

Pero es entonces cuando Kono les dice que han llamado del laboratorio, ya han conseguido secuenciar parte del perfil de ADN y éste coincide con el de Alicia Brown. Steve ha estado tratando de hablar con ella todo el día y no ha logrado contactar con la mujer, por lo que se preocupa y va con Lou hasta su casa temiendo lo peor, pero la mujer se encuentra perfectamente. Al enterarse del regreso de la doctora, quiere ir a hablar con ella, Steve la acompaña de vuelta a la comisaría y es cuando comienza el juego. La sospechosa comienza a chillar acusando a Alicia de haber tratado de asesinarla, dice estar empezando a recordar y haberse defendido con un cuchillo de Alicia esa misma mañana.

Nadie la cree, pero les dice dónde la hirió y justo Alicia tiene una herida en ese sitio que se hizo mientras hacía senderismo sin ningún testigo que pueda corroborarlo. La policía sospecha ante tal declaración pero Steve da la cara por ella y le dice que es mejor que se marchen, vemos entonces a la doctora Gray dedicarle una sonrisa burlona a la mujer demostrando que todo es un juego, y que si ha vuelto es por algo relacionado con ella.

Steve y Chin observan las pruebas que le hacen a la mujer

Steve teme que Gray haya trazado uno de sus planes y tenga gente ahí fuera que pueda atacar a su amiga e insiste en quedarse en casa de Alicia para hacer guardia. El SEAL duerme en el sofá cuando escucha un ruido, se levanta intranquilo justo para descubrir que la mujer se ha marchado sin que él se diera cuenta. Alicia ha regresado a comisaría para interrogar a la sospechosa con la excusa que al ser de madrugada estará más confusa y será más fácil arrancarle una confesión, pero lo que realmente quiere es hablar con ella sin que nadie pueda oírlas.

Alicia lleva una cuchilla escondida en la bota y amenaza con matar a Gray si no responde a sus preguntas, pero la otra se ríe diciendo que es incapaz de matar a sangre fría. Entonces confiesa que efectivamente ha vuelto a Hawaii por ella y que si la libera le contará un secreto que cambiará su vida, Gray se está metiendo en la cabeza de Alicia y logra convencerla. Las dos escapan de comisaría y abandonan la isla en dirección a Wisconsin. Steve no entiende el comportamiento de Alicia, se niega a creer que su amiga pueda estar siendo manipulada por Gray aunque todo evidencia que es lo que ocurre.

Danny murmura que quizá se trate de venganza por el intento de asesinato frustrado de hace unos meses, pero realmente no saben nada de lo ocurre. Hasta que buscan una relación entre Alicia y Wisconsin y descubren que el tipo que ordenó la muerte la hija de la mujer está cumpliendo condena allí. Se trata de un asesino en serie al que Alicia encerró, y que por venganza hizo que otra persona asesinara a Sienna Brown. Nunca se supo la identidad del asesino, por lo que cada vez está más claro que Gray podría haberlo descubierto y así haya convencido a la ex agente del FBI para ayudarla a huir.

Gray juega con Alicia

Steve y Chin viajan hasta Wisconsin lo antes posible para interrogar al preso sobre las visitas que ha estado recibiendo de la doctora Gray, nos explican que durante los últimos cuatro meses le ha hecho una visita semanal y de alguna manera logró que el tipo le confesara quién ejecutó el crimen. Es cuando le piden un nombre y cometen la mayor imprudencia y estupidez que podrían haber hecho, ya que el detenido pide papel y bolígrafo para escribirlo y así conste como prueba de que ha colaborado. ¡Y se lo dan! Vamos a ver, sabéis que Gray es una manipuladora y hace que la gente haga todo lo que le pide, ha estado hablando con el hombre durante meses... ¿cómo se les ocurre darle un bolígrafo?

Como todos nos veíamos venir, menos Steve y Chin por lo visto, el tipo se clava el boli en la garganta y se suicida, haciendo que pierdan la posibilidad de obtener el nombre. Aún así registran su celda y encuentran unas cartas de un admirador, una de ellas está fechada por la época en que Sienna Brown desapareció y en la carta habla de que “nunca la encontrarán”. Podría ser lo que están buscando y parten hacia la última dirección conocida del hombre sin saber que Gray y Alicia ya están llegando al sitio. Durante el viaje, Gray se lo ha debido contar todo a la mujer que no duda en empuñar una pistola y entrar a la cabaña para vengarse de quien le arrebató a su hija.

En su impaciencia, Steve comete un error de novato

El lugar parece estar vacío, hay signos de que allí vive alguien pero no parece estar en casa, aún así se mantiene alerta mientras sigue registrándolo todo. Es cuando pasan dos cosas al mismo tiempo: por un lado, Alicia descubre una puerta con un cerrojo en la parte exterior y, por otro, Steve y Chin reciben la llamada de Kono para informarles que han terminado de analizar la muestra de sangre y el ADN no es de Alicia sino de su hija. Esto era algunos ya nos veíamos venir, pero no evita que nos sobrecojamos al ver como Alicia abre la puerta del cuarto y encuentra a su hija con vida. Las dos se abrazan sin poderlo creer, Sienna advierte a su madre que el hombre que la tiene encerrada puede aparecer en cualquier momento y tienen que irse, pero justo éste aparece y comienzan a pelear.

Todo podría haber acabado muy mal de no ser porque Steve y Chin llegan a tiempo y matan al secuestrador antes de que haga daño a alguna de las dos. Pero no todo ha terminado porque la doctora Gray ha vuelto a desaparecer y no tienen ninguna pista de su paradero, hasta que tres días después aparece en casa de Alicia apuntándola con una pistola. La mujer no se acobarda, sabe que Gray no es una asesina y va dando pequeños pasos hacia el teléfono para avisar a la policía, es cuando Gray muestra su última carta. Podría haber sido cualquier cosa, pero el final de su juego consiste en hacer que Alicia mate a alguien a sangre fría y para ello le entrega el arma.

La mujer dice que no lo hará, la retendrá hasta que aparezca la policía y pasará el resto de su vida en la cárcel. Pero Gray se ha metido demasiado en su cabeza: ¿de verdad acabará todo cuando la doctora esté en prisión? ¿Quién le asegura que desde su interior no podrá hacer que otros sigan matando por ella? La única opción es acabar con su vida en ese mismo momento, es la única forma de estar segura de que su hija estará a salvo, Alicia habla con emergencias para avisar de un homicidio. Nos vamos a fundido negro y se oye un disparo. ¿Realmente ha matado a su enemiga dándole la victoria en el juego o solo la ha herido? ¿Llegaremos a saberlo?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.