Hawaii Five-0 7×16: Crazy in Love

Hawaii Five-0 7x16: Crazy in Love

Hawaii Five-0 7x16: Crazy in Love

Series: Hawaii Five-0

3.5 Stars

Summary

Chin, Kono y Lou trabajan en un caso de asesinato mientras que Steve y Danny, acompañados por sus respectivas novias, tienen una doble cita de San Valentín.

Coder Credit

Ya está. Lo han conseguido. Durante el tiempo que llevo analizando esta serie he tratado de ser lo más objetiva posible y dejar al margen todo lo relacionado con el tema McDanno (una posible relación sentimental entre Steve y Danny), hay fans que estarían encantados con la idea, otros que la odian y otros que ni siquiera saben que eso existe. Siempre he mencionado la especial relación entre los dos protagonistas y la química que tienen ambos en pantalla, pero nunca he hablado de McDanno por tratar de ser imparcial. Hasta ahora.

Peter Lenkov y sus guionistas llevan jugando con la idea de McDanno desde el primer episodio de la serie, lo que comenzó siendo calificado como un “bromance” ha ido cada vez más allá. Se podían justificar algunos de los comportamientos de Steve y Danny pensando que son muy amigos, que darían la vida el uno por el otro y están muy unidos. Pero no hay forma humanamente posible de analizar el último episodio sin mencionar lo que está ocurriendo con estos dos. Da igual si os gusta la idea de la pareja o no, no importa porque solo hay dos formas de explicar lo ocurrido: van a acabar juntándoles (algo altamente improbable siendo una serie de la CBS), o los guionistas saben que mucha de su audiencia es fan de McDanno y es una forma de mantenerles enganchados.

Obviamente me decanto por la segunda opción, lo que genera que los fans McDanno se sientan estafados y engañados por los guionistas, como ya ha ocurrido con los seguidores de otras series con situaciones similares. Pero este es un análisis de Hawaii Five-0 y vamos a centrarnos en lo que hemos visto.

Muy normal que en la cena de San Valentín acaricies la oreja de tu compañero

El capítulo tiene dos tramas bien diferenciadas, por un lado el caso en el que trabajarán los tres miembros del equipo que no tienen el día libre, y la cita de San Valentín de Steve y Danny con sus parejas. Comienzo por el caso porque ha sido bastante sencillito y, para no mentir, un poco soso y aburrido. Tampoco podían poner algo de gran importancia porque habría obligado a que los otros dos miembros de la unidad tuvieran que posponer su cita para ir al cuartel. La víctima es un hombre que estaba poniendo en práctica los trucos para ligar que imparten en un curso en Oahu.

Irán a hablar con el encargado de impartir el curso y les cuenta que estuvo esa noche con la víctima en un bar, ayudándole a depurar su técnica para ligar. Tras hablar con el camarero, éste les cuenta que el hombre había “ligado” con una mujer, pero que por su forma de comportarse, piensa que solo le prestó atención porque iba tras su dinero. Sospechan que pueda tratarse de una prostituta y por la descripción y la búsqueda en la base de datos de las mujeres detenidas por prostitución acaban dando con la sospechosa. Así encuentran otra pista, puesto que en su última detención, la fianza la pagó la dueña de una empresa de citas en la que Grover hizo varias redadas sin mucho éxito.

Logran hablar con la mujer que admite que se mantiene en el negocio pero la chica ya no trabaja para ella, se fue con otra persona que le pagaba más y resulta ser el que imparte el curso para ligar. Detienen al hombre que confiesa que pagaba a distintas mujeres para que sus clientes creyeran que estaban ligando, pero duda mucho que la sospechosa haya sido capaz de matar a nadie. Les dice donde vive la mujer, y su compañera de piso les dice que lleva muchas horas sin saber de ella, a la vez que les informa que había un cliente que la acosaba.

Así descubrimos la identidad de otro miembro del curso que estaba obsesionado con ella, Chin, Kono y Lou rastrean el uso de la tarjeta de crédito del tipo y llegan a la casa donde la mujer estaba retenida. Ésta les advierte que le ha confesado todo al asesino, que lo de ligar con ella era mentira, y se lo ha tomado muy mal y quiere matar también al profesor del curso, y estará a punto de conseguirlo de no ser por Kono que le noquea antes de que sea demasiado tarde. Un caso sencillo y sin más trascendencia.

Chin, Kono y Lou tienen que trabajar

Por otro lado está Steve que tiene por delante un día libre con una maravillosa cita que ha organizado su novia Lynn. La mujer ha reservado una suite en uno de los mejores hoteles de la isla con varias actividades planeadas, lo que McGarrett no sabe es que Lynn y Melissa, la novia de Danny, han ideado el plan para pasar el día los cuatro juntos. Steve y Danny lo descubren cuando se encuentran en la terraza de sus respectivas habitaciones, las dos pegadas, y no saben cómo reaccionar a la sorpresa que les han organizado las chicas. Empieza un día que ni ellos, ni los espectadores, olvidaremos jamás. Todo es bastante cómico, pero el subtexto empieza a ser demasiado descarado.

La idea de la cita doble es pasar el tiempo los cuatro juntos, pero veremos que se separan chicos por un lado y chicas por otro en más de una ocasión. Al principio todo comienza de forma normal, con un partido de voleibol de pareja contra pareja. Danny y Melissa van ganando con mucha diferencia, algo que cabrea a Steve al que no le gusta perder y hasta insinúa hacer un cambio de pareja para igualar la cosa. A lo que Danny responde que lo mejor de ese día va a ser ganarle en el partido, luego rectifica y añade que también pasar tiempo con su novia. Después las chicas se van por su cuenta a la playa, y ellos hacen lo mismo: ¿no sería más lógico que fueran Steve y Lynn por un lado y Danny y Melissa por otro? Vamos, es San Valentín, tienen un rato para pasar a solas con su pareja... pues no.

Después tienen una sesión de spa con un tratamiento para la piel los cuatro juntos, donde Steve empieza a preguntar si lo que le están echando para la cara sirve para las arrugas porque se está empezando a notar algunas. Todo parece ir normal y relajado, pero Danny está cabreado porque un adolescente le ha estado sacando de sus casillas toda la mañana y está seguro de que le ha robado sus gafas de sol así que se marcha para buscarle. Steve se queda con las chicas y luego tienen clase de yoga, que abandona porque está preocupado por Danny, a lo que Lynn responde que su preocupación por éste le hace perder el equilibrio y estar descentrado para el yoga, lo que provoca que las dos chicas se echen a reír.

Uno de los pocos momentos del día en el que están las dos parejas juntas

Los dos acaban colándose en la habitación del adolescente y sus padres para descubrir que Danny se equivocaba y esas no eran sus gafas, con la consecuente pillada por parte de la familia que llega antes de que dejen la habitación. Por último tenemos una cena romántica a la orilla de la playa, con una chica cantando... ¡Y LOS CUATRO JUNTOS OTRA VEZ! Y no solo eso, es que Danny es incapaz de decirle a Melissa lo que siente por ella porque nota que Steve le está mirando, y será McGarrett quien termine la frase, diciendo que han organizado la cena para demostrar lo mucho que las aprecian. Y todo sin que falte algo de toqueteo de Steve a Danny, antes de decir que deberían repetirlo.

Hasta aquí un episodio en el que el tema “McDanno” es simplemente imposible de ignorar. Ha habido muchos momentos durante estas siete temporadas en los que los fans de la pareja han visto que entre los dos hombres podía haber algo más que amistad, escenas con las que los guionistas han jugado aprovechándose de la química que tienen los dos actores, para atraer a más público. Hasta ahora podían tratar de justificarlo como una amistad muy especial, pero esto ya se les ha ido de las manos y no hay otra forma de llamarlo.

Los propios actores saben que existe toda esta base fan que quiere una relación romántica entre Steve y Danny, incluso ellos mismos estarían abiertos a hacerlo realidad, pero sinceramente dudo que llegue a pasar. Más por decisión de los directivos y de la cadena que otra cosa, habrá que ver cómo termina todo esto. Pero en este episodio han hecho dudar a los espectadores más que nunca de la supuesta heterosexualidad de Steve McGarrett y Danny Williams.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

Latest posts by Helena Rubio (see all)

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.