Hawaii Five-0 7×13: The Clouds Always Return to Awalua

Hawaii Five-0 7x13: The Clouds Always Return to Awalua

Hawaii Five-0 7x13: The Clouds Always Return to Awalua

Series: Hawaii Five-0

3.5 Stars

Summary

El equipo investiga la muerte de un policía procedente del continente en una extraña explosión. Por otro lado, Max se prepara para marcharse de Oahu.

Coder Credit

La serie recupera el ritmo tras el desastroso y decepcionante episodio de la semana pasada, en un capítulo marcado por la despedida de Masi Oka. El actor está sumido en varios proyectos y ha tenido que abandonar Hawaii, en lo que podría ser un “hasta pronto” ya que siempre queda abierta la puerta a su regreso ya sea vía telefónica o por skype como el propio actor aseguró.

A lo largo de los cuarenta minutos de capítulo iremos viendo como el cinco cero investiga y resuelve el caso de la semana, mientras nos intercalan momentos de Max y Jerry. Así recordaremos momentos del forense durante su estancia en la serie y lo importantes que han sido los demás personajes durante todo este tiempo. Si lo último que vimos fue que había una bomba de uranio desaparecida por la isla, en el nuevo episodio comenzamos con una explosión. La sorpresa nos la llevamos cuando se desvela que no hay relación alguna entre estos dos sucesos, por lo que la bomba desaparecida sigue perdida y nos tendremos que preocupar de ella más adelante.

Casualmente hay un congreso en la isla para policías expertos en operaciones de rescate, por lo que hay muchos activos disponibles para actuar en el edificio destruido en busca de supervivientes. El problema llega cuando descubren el cadáver de uno de los policías con herida de arma blanca. Steve y Danny investigan la zona donde está el cuerpo, en la parte subterránea del edificio, hasta encontrar una caja fuerte que ha sido abierta. Sabiendo que el lugar atacado pertenece a un bufete de abogados, pronto sospechan que todo tiene relación con algún caso importante. Sin embargo, el dueño del bufete dice que no puede saber con exactitud lo que han podido robarles hasta que no haga inventario.

Steve y Danny se preparan para bajar a ver el cuerpo

Los informes arrojan algo de luz a la investigación: la explosión se produjo por una fuga de gas ocasionada cuando se rompió una tubería. Lo sucedido queda claro para McGarrett y los suyos: durante la noche alguien trató de acceder a la caja fuerte del bufete excavando desde un edificio colindante, dieron con la tubería y ocasionaron la explosión. Pero el policía fallecido fue asesinado esa misma mañana, de lo que deducen que los ladrones regresaron con la confusión que había para robar lo que querían, el policía se tropezó con ellos y acabó siendo una víctima colateral.

Si alguien se coló en el escenario del crimen tiene que haber testigos, y la primera opción son las cámaras de televisión que llegaron al lugar poco después de la explosión. Con la ayuda de Hirsch, criminal que les ha ayudado de vez en cuando y ahora se dedica a limpieza de zonas donde se cometen asesinatos, encuentran a un reportero que llegó de los primeros y grabó mucho metraje de la zona. Revisando todo el material encuentran un coche que se aleja mientras llegan los equipos de rescate, logran captar la matrícula y van en busca del dueño del vehículo. Pero en su casa encuentran otro cadáver, un supuesto cómplice que falleció en el escape de gas.

Seguimos sin noticias de la bomba de uranio

Todo da un giro inesperado cuando identifican el nuevo cuerpo y descubren que se trata de un hombre que trabajó en el bufete hasta hace pocas semanas. Las cosas cambian, y sospechan que lo que sea que hayan robado puede estar siendo usado para chantajear a algún cliente del bufete y por ello vuelven a hablar con el abogado quien se niega a decirles nada, justificándose con el vínculo abogado-cliente.

Pero el cinco cero no tiene mucha dificultad en encontrar lo que buscan, solo tienen que mirar en el listado de clientes y echar un vistazo a sus cuentas bancarias, así dan con un tipo que ha sacado dos millones de dólares ese mismo día. Además, su registro de llamadas confirma que ha hablado mucho con el abogado en las últimas horas, pero hay más: fue sospechoso del asesinato de su novia pero acabó librándose ya que nunca apareció el arma del crimen. ¿Y si lo que han robado es precisamente el cuchillo con el que supuestamente apuñado a la joven?

La teoría se confirma cuando la oficina forense compara las heridas de la chica fallecida con las del policía muerto y afirman que fueron hechas con el mismo arma. Tras algo más de investigación, se desvela que hay un tercer implicado, nada más y nada menos que el hermano de la chica asesinada que lo único que quiere es matar con sus propias manos al asesino de su hermana para obtener venganza. Steve, Chin y Danny llegan a tiempo al lugar donde va a tener lugar el intercambio de dinero y evitar que haya más muertes, dando punto y final al caso.

El equipo llega a tiempo para despedir a Max

Mientras el equipo trabajaba en su caso, íbamos viendo escenas de Max y Jerry hablando de todo lo que ha vivido el forense mientras trabajaba con el cinco cero. A través de algunos flashbacks y sobre todo, palabras sobre lo que significan para él cada miembro del equipo, vemos que Max está apenado por irse y dejar atrás a su ohana. Será en la fiesta de despedida cuando, por insistencia de Jerry, se atreva a decirles a todos y cada uno lo mucho que les aprecia.

La despedida de Max es una escena triste, nos apena verle marchar, más aún cuando le vemos llorar mientras dice que considera a Steve como un hermano, confiesa admirar a Danny y considerarle un ejemplo a seguir o recuerda que sin Kono nunca habría llegado a atreverse a pedir una cita a su esposa. Las lágrimas de los personajes son reales, se marcha uno de los suyos pero siempre tiene la puerta abierta para su regreso. Echaremos mucho de menos a Max y a Masi Oka, Hawaii no será lo mismo.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.