Hawaii Five-0 7×12: The Deal

Hawaii Five-0 7x12: The Deal

Hawaii Five-0 7x12: The Deal

Series: Hawaii Five-0

1.5 Stars

Summary

El cinco cero trabaja en el caso del asesinato de un vendedor de coches, lo que al principio parece un crimen por rivalidad se acabará desvelando como algo más turbio y peligroso.

Coder Credit

Hawaii Five-0 vuelve tras el impactante final del último episodio de 2016 con un capítulo que, sin duda, ha decepcionado a la gran mayoría de los seguidores de la serie. Los guionistas lo tenían todo de cara para ofrecer cuarenta minutos de tensión y puro espectáculo pero han decidido tirarlo todo por la borda y desaprovechar una gran oportunidad.

A veces resulta inexplicable ver cómo los responsables de una serie desperdician buenas tramas, ya sea porque las alargan o las resuelven tan rápido que aún podrían haber aportado mucho más al programa. Y esto es justo lo que ha sucedido con Hawaii Five-0. Antes de las fiestas de Navidad nos encontramos con el secuestro de la pequeña Sara en México y todo el equipo trasladándose al país para recuperar a la niña. Las cosas se volvieron cada vez más complicadas hasta que Chin se sacrificó como rehén para que liberaran a su sobrina.

¿Y qué nos esperábamos los fans con la vuelta de la serie? Pues a McGarrett y los suyos haciendo lo imposible por rescatar a su amigo y salvarle de una muerte segura, acción, drama, tiroteos y un final feliz. Pues bien, no tenemos nada de eso. Lenkov y sus guionistas han resuelto la situación de México en cinco minutos contados de reloj, de hecho todos los protagonistas ya están de regreso en Hawaii tras la música introducción de la serie. ¿A quién le pareció buena idea despreciar una trama que prometía tanto? Y si pensaban arreglarlo así de rápido, ¿para qué dejarnos con tanta preocupación en el episodio antes del parón? Eso no se hace, está feo.

De la muerte segura a salvar la vida en un abrir y cerrar de ojos

Por si no tuviéramos bastantes quejas con la decepción que supone ver que casi todo el capítulo gira en torno a un caso que no nos interesa. Además hay unos fallos argumentales que hacen que los primeros cinco minutos de capítulo (los que transcurren en México) sean ciertamente lamentables. En el 7x11, cuando descubrieron que Sara estaba retenida por un peligroso narcotraficante y quisieron ir a rescatarle, el agente de la DEA que les ayudaba les informó que entrar en su territorio era un suicidio, que tenía cientos de hombres armados y era imposible entrar sin ser visto. Motivo por el que Chin decidió entregarse. PUES SORPRESA, STEVE Y EL EQUIPO ENTRAN EN DOS MINUTOS Y ACABAN CON TODOS.

Esto ya son fallos de novato, vale que es una serie de ficción y la mitad de las cosas que pasan no son creíbles pero es que ya ni se esfuerzan. Scott Caan no aparece en este episodio, lo cuál es un gran inconveniente ya que Danny estaba presente en México, pero lo resuelven explicando que está fuera preparando el coche. Me imagino a los guionistas reunidos en su despacho pensando: “¿Cómo explicamos esto? Va, pongamos que digan esto... si los espectadores son tontos y hacemos lo que nos da la gana”. Lo único bueno de lo sucedido en México es que tras el rescate express de Chin, el teniente consigue la custodia de Sara, ya que los tíos de la niña consideran que estará más segura en Hawaii que en México.

Chin se lleva a Sara de vuelta a Oahu

Llega la música introductoria de la serie y a otra cosa. El equipo acaba de volver de un largo viaje, pero Steve y Lou se encuentran en el cuartel y descubren que Jerry está durmiendo allí porque aún no ha encontrado apartamento, de ahí encuentran otro “enigma” y deciden pasar a ver a Max para preguntarle. ¿Y qué pasa? Que el forense está atareado con una víctima de asesinato, y Steve decide que ya tienen algo que hacer, les quita a todos su día libre y les hace ir a trabajar en un caso que nadie les habría encargado. Bueno, todos menos Danny que ha salido de la ciudad con su novia y es tarde para hacerle volver. El fallecido trabajaba como vendedor de coches y en vez de resolver el caso a la vieja usanza, Lou decide aprovechar sus conocimientos obtenidos por haber trabajado en el concesionario de un familiar, para infiltrarse en la empresa y obtener pistas.

El caso podría ser divertido e interesante, pero a estas alturas aún seguimos alucinando por lo rápido que se resolvió lo de México, ¿en serio hemos estado varias semanas esperando a ver este episodio para descubrir lo que pasaba con Chin y nos lo resuelven rápido y mal en dos minutos? Pero siendo objetivos e ignorando lo del principio, si nos centramos solo en el caso, hay que reconocer que es de lo más normalito y cada giro argumental es más descabellado y absurdo. Lou se hace pasar por un nuevo vendedor y va tanteando a sus compañeros para saber más sobre la víctima, así descubre que había un premio de 50.000 dólares para el mejor vendedor y había dos firmes candidatos para conseguirlo: la víctima y otro hombre que pasa a ser sospechoso.

Sin embargo, el tipo tiene coartada y no pueden relacionarle con el crimen por lo que Grover sigue indagando hasta ver en los archivos que otro de los vendedores le robó una venta a la víctima. Decide ir a hablar con el vendedor que se quedó la comisión y logra que confiese el asesinato, asegurando que el muerto se puso histérico cuando supo que le había quitado el coche que ya tenía apalabrado para otro cliente, que intentó agredirle y él solo se defendió.

Lou se infiltra en la empresa de coches

El asesinato está resuelto pero Lou no se queda conforme, ve rara la reacción de la víctima por el hecho de que le quitaran una venta y quisiera recuperar el coche. Steve confía en el instinto de su amigo hasta el punto de indagar las ventas de los últimos años del muerto y encontrarse con que todos los meses, el tipo vendía el mismo coche a un traficante de la isla. Los vehículos llegaban desde La India con paquetes de heroína, el vendedor se lo entregaba a los hombres del narcotraficante quienes le pagaban por el trabajo.

Tras este giro inesperado de los acontecimientos, el equipo ataca el almacén donde opera la banda y detiene a todos los miembros que encuentran. Sin embargo, por otro lado vemos al chico que compró el coche siendo atacado por un criminal que no duda en matarle para llevarse algo que contenía el vehículo. El cinco cerodetiene al cabecilla de la banda y le interroga al respecto, el hombre confiesa lo de la droga pero asegura no tener nada que ver con las muertes. Es entonces cuando explica que el vendedor de coches dejó de trabajar con él porque encontró a otro cliente que le pagaba más.

Y entonces tenemos otra nueva vuelta de tuerca, y es que criminalística ha estado trabajando en el vehículo y han encontrado trazas radiactivas de Uranio, lo que quiere decir que hay un terrorista en la isla preparando una bomba que puede matar a miles de personas. Una vez logran identificarle por una fotografía van a por él y le matan, parece que todo se ha solucionado, pero aún queda una sorpresa más... la bomba no está allí y no saben a quién se la pudo entregar el terrorista antes de que le encontraran.

Adiós al día libre

Aparte de lo de México y el caso de los giros inesperados y cada vez más fantasiosos, nos encontramos con algo que ya sabíamos pero no queríamos recordar, y es la marcha de Max. El forense ha decidido volver a África con su mujer Sabrina, para ayudar en la organización con la que estuvo trabajando mientras estuvo de periodo sabático.

Max temía decírselo a Steve por si éste se sentía decepcionado o traicionado, algo totalmente alejado de la realidad puesto que el SEAL ya se lo imaginaba y asegura estar muy orgulloso de él. El próximo episodio será el último de Masi Oka en la serie, esperamos que tenga una despedida a lo grande porque le vamos a echar mucho de menos.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

Latest posts by Helena Rubio (see all)

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.