Hawaii Five-0 7×05: The Stand

Hawaii Five-0 7x05: The Stand

Hawaii Five-0 7x05: The Stand

Series: Hawaii Five-0

4 Stars

Summary

Adam y Kono se reencuentran cuando éste cumple su pena en prisión. Mientras tanto, el equipo tiene que investigar un robo de armas de fuego que puede acabar con múltiples víctimas.

Coder Credit

Los guionistas de Hawaii Five-0 con Peter Lenkov a la cabeza se han atrevido a tratar en el episodio un tema que genera mucha controversia en los Estados Unidos: el control de armas entre los ciudadanos. Sin mostrarse demasiado extremistas ni mojarse demasiado, seguramente por miedo a que se les echen en encima, utilizan a sus protagonistas y la trama del capítulo para hacer que los espectadores piensen en el eterno debate.

Empezamos con una emotiva escena entre Kono y Adam, que por fin ha salido de la cárcel, y pueden rehacer su vida tras un año de separación. La pareja está feliz por volver a estar juntos y hasta Kono disfruta de unas horas libres para poder estar con su recién recuperado marido. Adam sigue siendo el mismo de siempre, su estancia en la cárcel no le ha llevado por el mal camino sino todo lo contrario, nos enteramos que un preso le salvó la vida en más de una ocasión y quiere devolverle el favor. Así, la pareja pasará parte del episodio buscando a la hija del amigo de Adam para informarle que su padre se muere y se plantee el ir a visitarle antes de que sea demasiado tarde.

Mientras tanto, el equipo tiene un nuevo caso entre manos. Un vehículo blindado ha destrozado una galería de tiro, ocasionando varios heridos pero lo peor de todo es que han sido sustraídas varias armas ilegales que el dueño guardaba en el sótano. La primera teoría de la unidad liderada por Steve McGarrett es que se puede tratar de un robo con intención de vender algunas de esas armas a los coleccionistas, así, buscan a uno de los principales amantes de las armas en Oahu y van a su casa para ver si está relacionado con todo lo sucedido. La sorpresa llega cuando se encuentran al hombre asesinado con una de las armas robadas y todo da un giro completo.

Adam y Kono pueden seguir con su vida
Adam y Kono pueden seguir con su vida

La víctima era un multimillonario, amante de las armas y con millones de seguidores en las redes sociales, y el asesino cogió su móvil para subir una última imagen del cadáver tiroteado. Sin embargo, se descuida y aparece su reflejo en las gafas de sol del muerto, por lo que el cinco cero ahora conoce el rostro de la persona a la que buscan. En otras condiciones habrían recurrido al reconocimiento facial, pero esta vez Danny y Steve optan por ir a un grupo de ayuda de personas con familiares que han muerto como consecuencia de armas de fuego. El responsable del grupo reconoce al hombre de la foto y les da sus datos.

Es el momento para que los protagonistas tengan una conversación sobre la segunda enmienda de los Estados Unidos, que permite a los ciudadanos poseer pistolas para su propia defensa. Steve, conocido por su afición a las armas, está de acuerdo en que los civiles están en su derecho de defenderse por sí mismos y ve bien que puedan tener acceso a las armas. Danny opina que debería haber más control a la hora de dejar que una persona se haga con una pistola. Ninguno aporta un argumento que no hayamos escuchado en múltiples ocasiones, pero lo que nos queda claro es que pese a que tienen opiniones distintas, pueden llevar a cabo una conversación más o menos civilizada al respecto.

Es un tema que puede dar mucho para hablar y sorprende que sea en una serie donde no pasan más de diez minutos sin que veamos algún disparo, donde se trate y se critique la facilidad para los americanos para hacerse con revólver. Porque incluso aunque Steve sea partidario de que los civiles vayan armados, hace la matización de que “las armas en buenas manos pueden ser útiles”, pero sin control como dice Danny, ¿cómo vamos a saber si la persona que compra un arma es alguien fiable o un energúmeno peligroso?

Obviamente no se mojan más, pero tratar este asunto y encima hacerlo a pocas semanas de las elecciones presidenciales es todo un acierto. Steve pone fin a la discusión diciendo que ya que Danny eliminaría las armas, también podrían acabar con la discriminación, la guerra o la violencia e ir a trabajar montados en unicornios, dando a entender que hoy por hoy, lo de acabar con las armas es una utopía. Danny siempre tiene que tener la última palabra y suelta el último dardo diciendo que si fueran en unicornios, Steve le quitaría el suyo para llevarlo como ya hace con el coche.

Steve y Danny tienen opiniones distintas sobre el acceso a las armas
Steve y Danny tienen opiniones distintas sobre el acceso a las armas

Cuando llegan a casa del sospechoso es demasiado tarde, no hay ni rastro de él pero no tardan en saber dónde se encuentra. El tipo ha entrado en los juzgados y ha cogido a varios rehenes en una de las salas, entre ellos dos jueces. El cinco cero, junto a la policía, el SWAT y Kono, que ha tenido que dejar aparcado su día libre para echar una mano, tienen rodeado el edificio y temen lo que pueda pasar. Steve llama por teléfono para hablar con el secuestrador y negociar con él, el hombre no piensa entregarse sino que además exige que entre un equipo de la televisión porque tiene un mensaje que dar. McGarrett no está dispuesto a darle más rehenes por lo que le propone un intercambio que el criminal acepta.

Sin embargo, Steve tiene un as bajo la manga y manda a Kono y Lou dentro del juzgado como si fueran una reportera y su cámara. Todos están bastante seguros de que el tipo quiere hablar sobre la prohibición de las armas porque perdió a algún familiar víctima de ellas, pero la revelación llega cuando descubren que no solo murió su hijo sino que fue éste el que hizo una masacre en un centro comercial. Steve está preocupado por Kono y Lou, quienes acaban siendo descubiertos cuando uno de los jueces intenta hacerse el héroe, porque llevaba una pistola escondida, y dispara al secuestrador que se defiende hiriéndole gravemente.

Steve se desquicia por no saber lo que ocurre en el interior de la sala y está decidido a entrar por la fuerza y abatir al hombre, pero Danny intenta arreglarlo hablando ya que teme lo que puede ocurrir si se lían a tiros dentro del juzgado. El policía utiliza su empatía para conectar con el hombre, asegurarle que lo que hizo su hijo fue cosa suya y él, como padre, no tuvo la culpa de lo que pasó. Le pide que se entregue porque si quiere que su mensaje para el control de las armas llegue a algo, no puede emplear la violencia para ello, y su discurso surte efecto porque el hombre se entrega sin dar más problemas. Una de las pocas veces que el equipo salva el día sin acabar con un tiroteo y varios muertos, de hecho nadie del cinco cero ha efectuado un disparo en todo el capítulo, algo que deja bastante clara la opinión de los guionistas sobre el debate de las armas.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.