Hawaii Five-0 7×02: For Queen and Country

Hawaii Five-0 7x02: For Queen and Country

Hawaii Five-0 7x02: For Queen and Country

Series: Hawaii Five-0

3 Stars

Summary

El equipo se ve metido en una grave crisis de terrorismo internacional cuando el caso que investigan les conduce hasta un miembro de la inteligencia británica.

Coder Credit

¿Qué pasaría si el cinco cero se encontrara con James Bond? Pues seguramente algo muy similar a lo que podemos ver en el episodio de la serie de la CBS de esta semana. McGarrett y los suyos tendrán que colaborar con un agente del MI6, en un claro homenaje al personaje creado por Ian Fleming, en el que ha acabado siendo un capítulo tan entretenido como exagerado.

Ha sido curioso leer las opiniones de los fans de Hawaii Five-0 y ver opiniones tan dispares entre los que han adorado el episodio y los que lo han odiado. Mi opinión está situada en un punto intermedio, no me he aburrido y ha tenido sus momentos de acción y entretenimiento, pero los guionistas han querido abarcar tanto que se les ha ido completamente de las manos. No voy a entrar a hablar de lo poco creíble que es que Steve y Danny hayan ido viajando de un punto a otro del planeta siendo capaces de entrar a formar parte de operativos internacionales cuando no deberían tener jurisdicción alguna fuera de Hawaii. Es una serie de temática policial y se toman licencias, como cuando vemos que tienen una identificación por huella dactilar en cuestión de minutos o una prueba de ADN en una hora, algo que para nada se ajusta a la realidad pero a lo que ya estamos acostumbrados a ver en televisión.

El gran problema del episodio lo veo en la falta de coherencia entre algunas escenas y otras, en apenas 42 minutos hemos visto dos fiestas de la alta sociedad, varios operativos militares en distintas zonas del mundo, una crisis nuclear en Europa, interrogatorios a varios sospechosos y una escena final en Londres que ya ha sido querer rizar demasiado el rizo. Si quieres tener tantos momentos al más puro estilo Bond tienes que robar minutos de enlace entre unas escenas y otras, y lo mismo veíamos a los protagonistas en Praga que de repente estaban en Pakistán, y luego en Londres.

Chin, Kono y Lou se quedan en Oahu ayudando en la distancia
Chin, Kono y Lou se quedan en Oahu ayudando en la distancia

Omitiendo estos problemas, el episodio ha estado bien para distraernos y ver como, una vez más, los americanos no suelen documentarse demasiado cuando deciden situar la acción en un país que no es el suyo. Seguro que más de uno se ha quedado de piedra, o se ha reído, al ver el mapa de las áreas nucleares de Europa, yo aquí tan tranquila en mi casa sin saber que justo al lado tengo una central nuclear que puede ser un objetivo terrorista en cualquier momento. Pero mejor vayamos por orden y recapitulemos lo sucedido.

En primer lugar, nos explican que ha pasado una semana y no tienen pista alguna sobre el justiciero que ha ido eliminando a otros asesinos en serie. Steve y Danny van a visitar a una experta en criminales de este perfil que trabajaba en el FBI y ahora está retirada por la muerte de su hija, según nos dan a entender, la agente Alicia Brown (Claire Forlani) les da su opinión sobre el tipo al que buscan. Opina que el hecho de que haya dejado la pieza del caballo en casa de McGarrett es señal de que le ve como un oponente a batir y le admira, aunque me extraña que haya usado una pieza del mismo color que los peones que aparecieron junto a los cadáveres. Pese a que la mujer no quiere trabajar en esto, Steve la presiona lo suficiente y consiguen nueva información: los tres asesinos muertos fueron investigados por un detective que se suicidó hace seis meses. Y hasta aquí el tema que ocupará parte de la temporada, porque el equipo tiene un nuevo caso.

La muerte de una joven modelo, que había asistido a una sofisticada fiesta la noche anterior, les lleva a sospechar de un agente del MI6 que está en busca y captura por traición. La unidad logra dar con él y detenerle justo para descubrir que todo es una tapadera y el hombre está trabajando encubierto para atrapar a un peligroso terrorista llamado El Hamadi. Steve no solo le libera sino que le dice que ellos van a trabajar con él y no aceptará un no por respuesta. El agente británico, Harry, les explica que el multimillonario que dio la fiesta tenía en su poder un pendrive con un programa de desencriptación que si cae en malas manos podría acabar en un ataque de ciberterrorismo a escala global.

No será la última vez que veamos a Alicia Brown colaborar con el cinco cero
No será la última vez que veamos a Alicia Brown colaborar con el cinco cero

Steve y Danny acompañarán al espía en la búsqueda de pistas que les vayan dando un rastro que seguir para hallar el pendrive, que ha ido cambiando de manos a toda velocidad, y por otro lado, al peligroso terrorista. Así acaban llegando a Praga donde va a tener lugar la venta del programa a un hombre de El Hamadi, los tres hombres llegan tarde y la venta ya se ha producido por lo que detienen al vendedor y amenazan con torturarle si no les dice todo lo que quieren saber. Mientras tanto, en Hawaii, Kono, Chin y Lou ayudan en la investigación y dan la alarma de que las centrales nucleares de Europa están teniendo problemas y podrían ser usadas como bombas por el terrorista.

Steve asusta al detenido haciéndole creer que va a electrocutarle y consiguen la dirección desde la que opera el hombre de El Hamadi. Acompañados de un equipo de operaciones llegan a un almacén y neutralizan la amenaza al más puro estilo McGarrett: tirotear el ordenador desde donde se estaba ejecutando el programa ya que Harry no podía desactivarlo manualmente. Parecía que todo estaba resuelto pero es cuando el agente del MI6 se marcha con el pendrive dejando al cinco cero con un grave problema: ¿Es Harry es un traidor? ¿Está aliado con los terroristas?

En la siguiente escena estamos en Pakistán, y veremos a Harry negociar con un mediador enviado por El Hamadi para comprar el programa, pero Harry no quiere dinero sino que le lleve a ver a su jefe para hablar con él. Van en coche por un camino montañoso cuando ven un vehículo parado en medio de la carretera con dos hombres que parecen estar pidiendo ayuda, pero no es más que una distracción ya que se trata de Steve y Danny, que han localizado al británico por el GPS que Jerry instaló en su reloj, y han ido hasta allí para frenarle. ¿El motivo? Harry quiere matar a El Hamadi porque es el culpable de un atentado producido en Madrid en el que murió su esposa.

Steve y Danny viajan con Harry en su jet privado hacia Praga
Steve y Danny viajan con Harry en su jet privado hacia Praga

Steve asegura que le comprende pero que tienen que hacer las cosas bien y no puede ir solo a enfrentarse contra el terrorista y sus hombres. De manera que le acompañarán, porque se enfrentan a un enemigo común y ya hay todo un operativo organizado para darle caza. Así, veremos como las unidades especiales junto a los tres hombres atacan el refugio de El Hamadi hasta acabar con él. Aquí parece que todo el mundo ha olvidado que tanto Steve como Danny salieron del hospital hace una semana, y que el SEAL tenía que estar al menos tres meses bajo un estricto control porque corría el riesgo de que su cuerpo rechazara el hígado trasplantado.

Pero el episodio no podía terminar sin otro momento de esos que los guionistas debieron pensar que sería un broche de oro, pero que los espectadores nos hemos quedado sin saber qué demonios pensar. Porque sí, Steve y Danny acaban en Buckingham Palace para recibir de manos de la Reina de Inglaterra la cruz de San Jorge por los servicios prestados. ¿En serio? Si ya todo el capítulo era demasiado fantasioso, el final ha sido excesivo.

En resumen, un capítulo para pasar el rato, disfrutar de algunas escenas de acción y reírnos con determinados momentos pero poco más. Esperemos que la semana que viene los guionistas hayan vuelto a poner los pies en el suelo y nos den un episodio algo más coherente.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.