Hawaii Five-0 6×21: The Cost of Freedom

Hawaii Five-0 6x21: The Cost of Freedom

Hawaii Five-0 6x21: The Cost of Freedom

Series: Hawaii Five-0

3.5 Stars

Summary

Un autobús de presos tiene un accidente y varios de los supervivientes, entre ellos Adam, han desaparecido. El cinco cero debe investigar el motivo del accidente y encontrar a su amigo antes de que sea demasiado tarde.

Coder Credit

Han tenido que pasar meses para que pudiéramos saber algo más sobre la situación de Adam en la cárcel y qué sucedió realmente entre él y Gabriel Waincroft. Todo el episodio nos muestra los dos lados de la situación: por un lado, Adam y los otros presos huyendo por la selva, y por el otro, el cinco cero tratando de encontrarles, averiguar lo que ha sucedido y descubrir si Adam ha sucumbido o no a la mafia.

Nada más ver las primeras imágenes comprendemos que algo horrible ha pasado: las llamas, los restos del autobús, los muertos, los heridos... pero al fijarnos mejor vemos que se trata de un grupo de presos. Lo más inquietante de todo es cuando alguien a quien no llegamos a ver la cara, camina entre las víctimas hasta uno de los heridos y le dispara a la cabeza sin dudar. ¿Qué ha ocurrido? ¿Por qué alguien ha matado a ese preso? Esas son las preguntas que se hará el equipo liderado por Steve McGarrett cuando les pongan al frente de la investigación.

Lo que podría haber sido un caso más, se convierte en algo personal cuando la policía les informa que había otros seis presos en el vehículo y estos han desaparecido, y uno de ellos es Adam Noshimuri: el marido de Kono. Aquí es cuando surgen todas las dudas, ¿está Adam involucrado? ¿Ha sido una triste casualidad? Mientras que Steve y Grover están seguros de que Adam no trabaja para Gabriel y es una víctima más, Danny y Kono no opinan igual. Sorprende ver a los dos miembros más empáticos del equipo sospechar de Adam, es cierto que no les contó nada de su encuentro con Gabriel pero también conocen al hombre y deberían tener algo más de fe.

Kono pasa por todo un torbellino de emociones
Kono pasa por todo un torbellino de emociones

Por su parte, Adam resulta ser el único de los presos fugados que no estaba interno en máxima seguridad, huye con sus cinco compañeros, todos van esposados por parejas por lo que no podría ir en otra dirección si quisiera. Cada uno de los fugitivos tiene un historial muy diferente y hay de todo, pero el más espeluznante y peligroso es uno que estaba en prisión por haber matado a dos familias y luego habérselas comido. Los seis hombres deben colaborar si quieren escapar de la policía y uno de ellos que conoce la zona, les indica el camino a seguir hasta unas casas abandonadas donde podrían encontrar herramientas que les permitan romper las esposas.

Entre tanto, el equipo ya ha descubierto que el traslado de presos fue motivada por el aviso de un escape de productos tóxicos cerca de la penitenciaría, pero que jamás deberían haber metido a Adam en el mismo autobús que los presos de máxima seguridad. Además, el vehículo sufrió una emboscada en forma de bomba por lo que era el objetivo desde el primer momento. Irán a interrogar al guardia encargado del asunto que no resulta ser otro que aquel que permitió entrar a Gabriel Waincroft en prisión para hablar con Adam. Por mucho que Chin le amenace, el hombre no dice quién le pagó para mezclar a los presos.

La prueba de que todo ha sido un plan para matar a Adam llega cuando Jerry dice que hay muchas similitudes físicas entre el esposo de Kono y el preso que fue ejecutado. Cree que con el humo, la sangre y el caos, el asesino los confundió. No tienen tiempo que perder y deben descubrir quién está detrás del asunto porque la vida de Adam sigue en peligro. Será a través del dinero que ha recibido el funcionario de prisiones, que lleguen hasta la hija de un antiguo jefe de la mafia asesinado por Gabriel. La mujer se niega a decir nada, pero Chin intuye que la mujer piensa que Adam y Gabriel trabajan juntos y ha decidido vengarse, pero las cosas se complican cuando gracias a Jerry se enteran que entre los policías que hay en la selva buscando a los presos, hay miembros de la mafia con la orden de matar a Adam.

Adam está obligado a trabajar con los otros presos para salvarse
Adam está obligado a trabajar con los otros presos para salvarse

Adam va dejando pistas del camino recorrido que sólo Kono y sus compañeros pueden reconocer, una prueba de que no está implicado con Gabriel. El hombre está alerta, seguramente sospecha que él es el objetivo y está muy atento a cualquier cosa extraña que suceda a su alrededor. No hace falta ser muy intuitivo para ver que algo no está bien con el caníbal, primero muere el preso que iba esposado a él, pero luego hay otra segunda desaparición. El tipo les dice que el otro ha huido por su cuenta, pero Adam ve las manchas de sangre en su ropa y le desenmascara en cuanto tiene la ocasión.

Esto ocasiona una disputa entre el que está al mando puesto que porta una pistola, Adam y el sexto en discordia que es un pirómano, y a pesar de su apariencia agresiva, es el más sensato por detrás de Adam. Éste huirá para salvar la vida después de que Adam evite que sea disparado por el otro preso, de manera que los caminos de los cuatro se separan y seguimos a Adam en su carrera por los árboles, con tan mala suerte que acaba en manos de los falsos policías. Los asesinos van a ejecutarle cuando aparece el pirómano y le rescata, dando por saldada su deuda. La llegada de nuevos falsos policías hace que tengan que huir, el nuevo amigo de Adam es herido y él va a correr peor suerte cuando aparecen Grover y Kono y matan al mafioso.

Kono y Adam se reencuentran, se miran con alivio de ver que han logrado superar otro bache más en el camino, y se abrazan mientras ella le pide que no haya más secretos algo que Adam le promete. Ahora Adam debe regresar a la cárcel, pero todo lo ocurrido nos hace preguntarnos si su actitud ante la “fuga”, como el haber ido dejando un rastro para que les encontraran, servirá para que le reduzcan la condena o tendrá que cumplir los catorce meses que aún le quedan.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

Latest posts by Helena Rubio (see all)

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.