Hawaii Five-0 6×14: Misery Loves Company

Hawaii Five-0 6x14: Misery Loves Company

Hawaii Five-0 6x14: Misery Loves Company

Series: Hawaii Five-0

3.5 Stars

Summary

El equipo investiga un caso que a primera vista parece un crimen pasional. Mientras vamos viendo su resolución, la unidad decide pasar el tiempo compartiendo con los demás sus horribles noches de San Valentín.

Coder Credit

Vuelve el cinco cero con un episodio en el que toda la investigación policial queda en un segundo plano para que las tramas personales cobren más importancia. Así, iremos viendo mediante flashbacks cómo fueron las respectivas citas de cada miembro del equipo contadas por cada protagonista mientras el resto, y los espectadores, nos reímos con algunas de ellas.

El equipo investiga el intento de asesinato de una mujer durante la noche de San Valentín, la víctima está en el hospital en coma y vemos como las teorías se van desarrollando sin que ninguna termine de encajar hasta que finalmente descubrirán todo lo que ha pasado y entenderemos por qué el equipo entero está en una misión de vigilancia desde el inicio.

El caso es fácil de explicar, una mujer aparece con herida de bala en una suite lejos de su casa. Una rápida búsqueda de su ficha, les hace creer que estaba allí con su amante y que engañaba a su marido. Poco después descubren que la víctima fue a la policía a denunciar la desaparición de su esposo varias horas antes de ser agredida. Más tarde piensan que se enteró de que su marido la engañaba y fue allí con intención de acabar con su vida, pero el descubrimiento del cadáver del marido (asesinado varias horas antes), y el hecho de que tuviera coartada para esa hora hace que el equipo esté perdido y sin pistas.

Steve y Danny hablando con una de las personas involucradas
Steve y Danny hablando con una de las personas involucradas

Finalmente logran dar con la mujer que se encontraba en aquella suite mediante las huellas (que no coincidían con las de la mujer que está en el hospital), se trata de una señorita de compañía que les ayuda con un retrato robot de su cita de aquella noche. Así descubren su identidad y le detienen para interrogarle, pero en mitad del interrogatorio sufre un ataque al corazón. El hombre asegura que se estaba tomando sus pastillas, pero los análisis indican todo lo contrario y el equipo empieza a sospechar de su esposa.

Con ayuda de Jerry encuentran una relación entre los dos hombres: ambos pertenecían al mismo club de golf pero nunca jugaron juntos. Sin embargo, sus mujeres comieron juntas en varias ocasiones: dos mujeres atrapadas en dos matrimonios infelices que se pusieron de acuerdo para asesinar al marido de la otra, al más puro estilo “Extraños en un tren”. Pero todo lo que tienen para detener a la mujer de la víctima de ataque al corazón es circunstancial, por lo que le tienden una trampa haciéndole creer que la otra esposa ha despertado del coma y pronto podrán hablar con ella.

Es éste el motivo por el que todo el cinco cero está situado en distintos puntos en misión de vigilancia, para coger con las manos en la masa a la asesina cuando intente acabar con la vida de su cómplice en el hospital.

Lou tratando de hacer las paces con su mujer
Lou tratando de hacer las paces con su mujer

Mientras resuelven el caso, todos van hablando de la noche de San Valentín obligándose unos a otros a contar sus historias para ver quién lo pasó peor. Todo comienza cuando ven que Steve tiene el ojo morado y quieren saber cómo se lo hizo, antes la reticencias del SEAL por contarlo, deciden ir hablando cada uno de lo que le pasó para que al final el líder del cinco cero no tenga más remedio que confesar lo que le pasó. Primero vemos al pobre Lou que se olvidó que era San Valentín y su mujer le echa de casa pese a que él intenta arreglarlo llevándole unas flores cutres y una caja de bombones a las que no les había quitado el precio.

Después tenemos la historia de Chin que estaba pasando una agradable velada con Abby cuando la mujer se agobió y se marchó del hotel a toda prisa. Chin la persiguió tapado únicamente con una mini toalla sin entender lo que ocurría, pero la mujer se marchó antes de que pudiera darle alcance y el teniente se quedó fuera de la habitación, sin llave y casi desnudo. Le tocó bajar a recepción para que le abrieran mientras todos los clientes le miraban y se reían, por no hablar del sargento Duke que colabora a menudo con el equipo y estaba allí con su mujer.

También se torció la noche de Danny con Melissa, ya que el policía nunca le ha dicho a su novia que le quiere y acaban discutiendo a gritos. Y si echamos la vista atrás, podemos ver que Melissa tiene razón y es que tras su ruptura con Rachel, Danny es muy desconfiado y no se lanza a decirle “te quiero” a ninguna de las novias que ha tenido, él se escuda en que hoy en día la gente dice esas palabras sin sentirlo mientras que cuando él lo hace es algo serio, pero si después de dos años con su novia aún no se lo ha dicho, es normal que ella sienta que la relación no avanza. De hecho, a Danny sólo le hemos oído decir esas palabras dirigidas a su hija Grace y a Steve.

Chin en su momento más embarazoso
Chin en su momento más embarazoso

Por último tenemos el momento en el que Steve McGarrett desvela lo que sucedió con su ojo morado. También descubrimos que sigue viéndose con Lynn, pero la mujer encontró en sus cajones el anillo de compromiso que compró para Catherine y se enfadó. Es comprensible, Cath se fue, Steve nunca le dijo a Lynn la seriedad de la relación y para colmo guarda el anillo en su cajón. Pero todo da un giro radical al final del episodio cuando vemos que Steve decide pasar página de una vez y borra el número de Catherine de su móvil.

Por si teníais curiosidad, lo de su ojo sucedió cuando, tras hacer las paces, Lynn le quiso hacer un streaptease a Steve y su zapato de tacón salió volando hasta acabar en la cara del comandante. El único punto triste del episodio es ver a Kono sola en su casa, llorando mientras ve el vídeo de su boda con Adam. Espero que encuentren una forma de sacar a Adam de la cárcel antes del final de la temporada, lo han pasado muy mal y se merecen un poco de felicidad.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.