Hawaii Five-0 6×02: Ashes to ashes

Hawaii Five-0 6x02: Ashes to ashes

Hawaii Five-0 6x02: Ashes to ashes

Series: Hawaii Five-0

3.5 Stars

Summary

Tras la muerte de varias personas como consecuencia de un atentado y la amenaza de futuras explosiones si no ceden a las demandas del culpable, el cinco cero se encuentra en una lucha contrarreloj para detener al asesino.

Coder Credit

El segundo episodio de la sexta temporada da un pequeño salto en el tiempo y prosigue con la historia varios días después de donde nos dejó el primero. Con la situación algo más estabilizada para todos los personajes, llega el momento de tomar decisiones que pueden cambiar la dinámica del equipo.

El capítulo comienza presentándonos el caso, viendo como los artificieros trabajan ante lo que parece una seria amenaza de bomba. Vemos un maletín abandonado en medio de un edificio despejado por las autoridades, la policía queda aliviada al ver que se trata de una falsa alarma. El jefe de la unidad felicita a a sus hombres y justo cuando va a subir a su vehículo para abandonar el escenario, el coche explota matando a varios de los policías en el acto. Al escenario llegan Steve y Danny acompañados de Catherine, como civil puesto que no ha vuelto al cinco cero, y toman el control de la situación para dar comienzo a la investigación.

Estalla la primera bomba
Estalla la primera bomba

Al mismo tiempo que están empezando a reunir evidencias, la escena nos traslada a un plató de televisión donde uno de los trabajadores ve como alguien deja un maletín sospechoso y se marcha, momento en el que da el aviso y evacúan las instalaciones. Tras una nueva inspección, descubren que se trata de otra falsa alarma pero esta vez sí que había algo en el interior de la pequeña maleta: una memoria USB. Dentro hay información sobre Jason Duclair, un peligroso pirómano que cumple condena en Halawa, que fue detenido por el cinco cero en la temporada anterior y del que exigen su inmediata liberación si no quieren que haya más cadáveres.

Las detonaciones son precisas para crear el mayor número de víctimas posible
 

Por otro lado, vemos que Adam sobrevivió a la operación tras ser gravemente herido por Gabriel en el episodio anterior y está esforzándose con la rehabilitación mientras espera a recibir el alta. Finalmente vuelven a casa ayudados por Jerry, quien apenas hacer aparición en el episodio, que le recuerda a Kono su propuesta a McGarrett para formar parte activa del equipo. No importa lo mal que estén las cosas porque Jerry siempre logra arrancarnos una sonrisa con su forma de ser. Adam se muestra relajado pero Kono no deja de observar que hay miembros de la Yakuza espiándoles, teme que quieran hacerles daño pero su marido insiste en que no les harán nada porque esperan que el matrimonio recupere el dinero que les robó Gabriel y lo devuelvan a la organización criminal. Sabemos que Adam es el que mejor conoce los entresijos de dicha mafia, pero también hay que comprender la inseguridad y el miedo de Kono a sufrir represalias ya que han sufrido mucho a lo largo de su relación por culpa de la Yakuza.

Kono animando a Adam mientras recupera poco a poco la fuerza en sus piernas
Kono animando a Adam mientras recupera poco a poco la fuerza en sus piernas
 

Tras una visita infructuosa a la cárcel para hablar con Duclair en busca de una pista para descubrir quien es su aprendiz o aliado que actúa desde fuera, Steve y Danny volverán con las manos vacías al cuartel y tendrán que revisar todos los informes que tienen sobre Duclair. Catherine se ofrece como voluntaria para echar una mano, revisan tanto las visitas como la correspondencia recibida en prisión por el pirómano y finalmente dan con un posible sospechoso. El tipo en cuestión, escribía mensajes al preso mediante un código en clave muy difícil de detectar, por lo que retoman la teoría de que Duclair sabe perfectamente quién está detrás de todo. Consiguen una orden de registro para la casa del presunto ayudante y Steve y Danny van hacia allí. Pero no sería Hawaii Five-0 si estos dos no tuvieran una de sus típicas discusiones dentro del coche, en este caso empiezan hablando de la solicitud de Jerry para tener su propio despacho en la oficina para acabar hablando de los planes de Steve para pedirle matrimonio a Cath.

Danny discutiendo con Steve
Danny discutiendo con Steve

Aquí tengo que hacer un inciso porque el salto temporal nos ha impedido ver la famosa charla que iban a tener Steve y ella, no sabemos los motivos que han supuesto la vuelta de la mujer y, otra vez más, veo un fallo enorme de los guionistas que evitan nuevamente que entendamos mejor la situación y la relación entre Steve y Catherine. ¿Tan difícil era que dijera, aunque fuera de pasada, lo que ocurrió en dicha conversación? Los espectadores no sabemos en qué punto está la pareja, suponiendo que vuelvan a ser pareja, sólo sabemos que el SEAL sigue planificando como declararse... ¿pero qué pasa con Catherine? No nos han aportado aún ningún dato de lo que quiere hacer ella con su vida y con respecto a su novio. Sí, es cierto que más adelante tienen una conversación en el que Cath declara que los dos son iguales en el sentido que anteponen el trabajo a todo lo demás, ¿será algún tipo de señal a lo que está por venir?

Steve y Catherine hablando de lo importante que es el trabajo para ellos
Steve y Catherine hablando de lo importante que es el trabajo para ellos
 

Mientras Steve y Danny van de camino a la casa del nuevo sospechoso, le encuentran en el coche del trabajo alejándose de su propiedad y no dudan en ir tras él en una corta persecución que acaba con el tipo detenido e interrogado. El hombre insiste en su inocencia y confiesa que le contrataron para escribir esas cartas pero que no sabe nada más al respecto, pero pronto se mostrará mucho más colaborador en cuanto Lou Grover le informe que ahora es un objetivo para Duclair y su cómplice. McGarrett y Williams vuelven a la cárcel para averiguar de una vez por todas el nombre de la persona que está sembrando el caos en las calles de Honolulu, pero el recluso ni se inmuta ante las amenazas y golpes de Steve asegurando que acabarán por dejarle libre. Es entonces cuando el teléfono del comandante suena y habla por primera vez con el delincuente al que son incapaces de encontrar. Éste les da un ultimátum: o liberan a Duclair a la mañana siguiente o habrá muchas más muertes. No les queda otra opción que ceder y, pese a que han establecido un plan y han puesto un chip localizador al reo, todo se descontrola ya que no habían esperado lo que estaba por venir. Una misteriosa furgoneta blanca ha sido dejada justo delante del palacio Iolani (donde el cinco cero tiene sus oficinas) y las sospechas de Chin y Grover sobre que en su interior hay una bomba son acertadas.

Steve y Danny son reacios a dejar libre a Duclair

Gracias a los vídeos de vigilancia de la zona, descubren la identidad de la persona que ha dejado la furgoneta. Chin, Grover y Catherine no tardan en echar un vistazo a sus antecedentes, los cuales concuerdan perfectamente con el perfil que tenían sobre el cómplice. Mientras tanto, Steve y Danny no tienen más remedio que dejar libre a Duclair en la selva y marcharse si no quieren que los explosivos de la furgoneta se detonen y haya innumerables víctimas mortales. Al mismo tiempo, Chin llega a la casa del chico que se esconde tras todo lo sucedido y descubre que su intención nunca fue la de rescatar a su ídolo sino que pretende matarle para ocupar su puesto. Rápidamente da la señal de aviso para que Steve y Danny vuelvan sobre sus pasos y lleguen a tiempo de evitar que el asesino queme con vida a Duclair, sin embargo, tras un intercambio de disparos entre unos y otros ambos delincuentes escapan por separado.

Steve pide al sargento Lukela que ponga en marcha un operativo para encontrar a los dos fugados
Steve pide al sargento Lukela que ponga en marcha un operativo para encontrar a los dos fugados

Pronto movilizan a todos los oficiales disponibles para dar caza a los dos peligrosos criminales pero no hay ni rastro de ellos, lo que produce un gran desánimo en todos, sobre todo en Steve que se siente responsable de lo sucedido. Pero el caso quedará resuelto esa misma noche. McGarrett recibe una llamada de Duclair, quien había acabado herido de bala por la mañana, y que le cita en un restaurante donde se entrega sin condiciones. El hombre le entrega la llave del apartado de correos que el culpable había usado para recibir las contestaciones a sus cartas. Cuando la policía abre la taquilla encuentran un bote de cristal con unas cenizas en su interior, de lo que suponemos que Duclair dio con el tipo que trató de asesinarle y acabó con su vida como venganza antes de decidir volver a la cárcel.

El equipo trabajando a toda prisa para dar con el culpable de las bombas
El equipo trabajando a toda prisa para dar con el culpable de las bombas

El capítulo no termina aquí ya que nos espera una escena algo inquietante en la que Kono vuelve a detectar el coche de la Yakuza parado ante su casa, sale a la calle pistola en mano dispuesta a hacer frente a los tipos pero se encuentra con dos cadáveres. ¿Quién les ha matado? ¿Tiene Adam y Kono a alguien que cuida de ellos? ¿O se trata de un enrevesado plan de Gabriel para que la Yakuza piense que el matrimonio es culpable de esas dos muertes y vayan a por ellos? Habrá que esperar a los siguientes episodios para saber qué ocurrirá tanto con esta trama como con la historia de Steve y Catherine.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.