Harlots: Cortesanas 1×01: Episodio 1

Harlots: Cortesanas 1x01: Episodio 1

Harlots: Cortesanas 1x01: Episodio 1

Series: Harlots: Cortesanas

4 Stars

Summary

El burdel de Margaret Wells está en una zona de opresión, pero poco a poco va escalando en su oficio, con la mente fija en subir el estatus de su familia y sus chicas y comenzar en una casa nueva en el nuevo barrio de la ciudad, el Soho.

Coder Credit

Durante los últimos años hemos tenido la oportunidad de ver cómo los personajes femeninos cobraban más fuerza en la pequeña y la gran pantalla. Hace dos meses pudimos ver una crítica social y feminista gracias a la adaptación de The Handmaid’s Tale por parte de Hulu y HBO. La primera ha vuelto a unirse con otra cadena (en este caso la británica ITV) para mostrar una nueva historia llena de woman power y gracias a COSMO España, ayer pudimos ver el piloto de Harlots: Cortesanas.

En la Inglaterra de 1763, una de cada cinco mujeres es cortesana. La pobreza es visible en cada rincón y muchas se ven obligadas a vivir de este modo, aun cuando sus aspiraciones solo pretenden llegar a una estabilidad económica suficiente como para no tener que trabajar con su cuerpo.

En Harlots: Cortesanas se enfrentarán dos burdeles, el de Margaret Wells (Samantha Morton) en la zona más pobre de la ciudad, y el de Lydia Quigley (Lesley Manville) en pleno centro de Londres. No solo son las zonas lo que separa a uno y otro, también se ve una clara diferencia entre sus clientes e incluso entre las chicas que trabajan en ellos. Esto será más evidente cuando una de las chicas de Wells, Emily Lacey (Holli Dempsey), huya de esa casa hasta el de Quigley.

Margaret Wells (Samantha Morton) y Lydia Quigley (Lesley Manville) se enfrentan en Harlots: Cortesanas

Para mantenerse allí tendrá que refinar su aspecto, pero también su mente. Mientras que las cortesanas de Wells solo requieren conocimientos sexuales —a veces ni siquiera eso—, mientras que para formar parte de la casa Quigley es necesario saber francés y tener un alto nivel de cultura, además de poseer las mismas cualidades que Wells.

En 1763 no solo hay que lidiar con el amplio número de prostitución que puebla las calles (y casas), también se ha de luchar contra los sectores más puritanos de la sociedad. La lucha del bien y el mar, de lo ligado a dios y lo ligado al demonio está en pleno apogeo y los ligados a la luz pretenden erradicar la oscuridad de las calles. Sin embargo, y a pesar de la influencia de la Iglesia en los órganos oficiales, no lograrán echarlos permanentemente.

A pesar de permitir su permanencia —siempre negando cuáles son las verdaderas actividades económicas de las chicas—, el burdel de Wells se verá en problemas y solo podrán hacer frente a ellos con una venta muy peculiar. La mujer venderá la virginidad de su hija pequeña, Lucy Wells (Eloise Smyth), al mejor postor. Todo esto bajo la bendición de la hermana mayor, Charlotte (Jessica Brown Findlay), que acaba de perder el afecto de su protector Sir George Howard (Hugh Skinner).

La vida de las cortesanas no es fácil, algo que se muestra perfectamente en la nueva serie de COSMO. No solo tienen que luchar para no morir en la pobreza, sino que también deben dejar a un lado su propia vida para poder dedicarse a la prostitución. Si tienen una hija, han de pensar en cómo y cuándo vender su cuerpo. Si encuentran el amor, han de perderlo y dejarlo a un lado para no perder aquello que le permite comer.

Jessica Brown Findlay interpreta a Charlotte Wells

Daniel Marney: "Te ofrezco amor"

Charlotte: "Eso no existe para una cortesana"

Charlotte menciona estas palabras en el primer episodio, resumiendo lo que supone la vida de una cortesana. Charlotte es la única que no pertenece a ninguno de los dos burdeles, al menos no de forma explícita (aunque se presupone debido a que Wells es su madre y ha estado involucrada en su profesión desde que la vendiera a los 12 años).  Es prostituta, pero pertenece a sí misma, y ni siquiera la oportunidad de una estabilidad financiera logrará que ese aspecto cambie.

En un nivel plástico, la serie muestra las diferencias sociales utilizando principalmente el claroscuro, sobre todo a la hora de distinguir los dos burdeles, aquel del barrio pobre bañándose en la falta de luz y el del centro de Londres iluminándose por sí mismo. Hay una gran cantidad de planos pictóricos, destacando aquel que podemos ver en la portada de la reseña y en el que las cortesanas esperan a su clientela junto a la regente de la casa.

Como serie histórica, plasma con gran maestría el papel de la mujer en la época, rica o pobre, prostituta o esposa, pero también las actividades de ocio predominantes en la alta sociedad y la hipocresía arraigada en ella, donde los mismos hombres que buscan los servicios de las cortesanas eran aquellos que las perseguían y condenaban ante un juez.

La serie ya ha completado su primera temporada en Reino Unido y se compone de ocho episodios de 45 minutos. COSMO España ha sido el encargado de traer Harlots: Cortesanas a nuestro país y, aunque ayer se estrenaron los dos primeros capítulos , emitirá los próximos siete los domingos a las 22:15.

Si te apasionan las series de época, la intriga y los enfrentamientos, no puedes dejar pasar la oportunidad de disfrutar de las grandes actuaciones del reparto de la serie, que te involucrarán en la historia transportándote al Siglo XVIII con una rapidez apabullante. Downton Abbey, Les Miserables y Cranford son algunas de las series que vieron nacer a las estrellas que muestran todo su potencial en lo nuevo de Hulu.

The following two tabs change content below.

Maria Reinoso

Sobrenatural me arrastró a un infierno lleno de period dramas, comedias, acción y terror. Intenté evadirme de aquel agujero negro, pero que me di cuenta de que ese infierno era mi cielo y antes de su llegada me encontraba en el purgatorio.

About Maria Reinoso

Sobrenatural me arrastró a un infierno lleno de period dramas, comedias, acción y terror. Intenté evadirme de aquel agujero negro, pero que me di cuenta de que ese infierno era mi cielo y antes de su llegada me encontraba en el purgatorio.