Happy! 1×01: Saint Nick

Happy! 1x01: Saint Nick

Happy! 1x01: Saint Nick

Series: Happy!

3.5 Stars

Summary

La vida de Nick Sax ha cambiado mucho en los últimos años, de ser un policía condecorado ha pasado a convertirse en un asesino a sueldo pero las cosas se vuelven aún más alocadas cuando en su camino se cruza el amigo imaginario de una niña que ha sido secuestrada.

Coder Credit

Syfy presenta su nueva serie, basada en la novela gráfica creada por Grant Morrison y Darick Robertson, protagonizada por Chris Meloni (“Ley Y Orden: UVE”) en el papel del ex policía y ahora mercenario Nick Sax y Patton Oswalt ("Agents of S.H.I.E.L.D.") prestando su voz al simpático Happy. Pero que la presencia de un caballo alado con un cuerno no os haga creer que se trata de algo infantil, porque es una serie donde sangre, sexo y violencia son un integrante más de la trama. Estamos ante un programa que gustará a aquellos que buscan un producto distinto.

Es difícil formarse una opinión definitiva sobre “Happy!” con tan solo un episodio pero ya vemos que se mantienen las escenas violentas de la novela gráfica, así como el tono de humor irreverente y desvergonzado aparece a lo largo de todo el capítulo. No sabemos qué acogida tendrá la serie entre el público dado que se trata de algo que no abunda en televisión, y lo que a algunos les puede parecer estúpido, a otros les va a encantar, y lo que para unos es demasiado sangriento no lo es para los demás.

Sabiendo lo que me iba a encontrar al ver el episodio piloto, puedo decir que la primera impresión es buena, necesito ver algún capítulo más para ver hasta qué punto, pero la historia de Nick Sax me ha gustado así como el personaje. Es refrescante poder ver series que se salen de lo habitual, y eso nos ofrece “Happy!” un programa donde todo lo que ocurre se sale de lo de políticamente correcto. Donde nuestro protagonista es un asesino a sueldo, con una adicción a la bebida (y a las pastillas) sin ningún reparo en matar de la forma más sangrienta posible y que disfruta con ello.

Happy se presenta ante el protagonista

Happy contrarresta un poco el salvajismo de Nick Sax, es el amigo imaginario de una niña llamada Haley que ha sido secuestrada por un tipo disfrazado de Papá Noel. Cuando parte en busca de ayuda para rescatar a su amiga se encuentra con Sax y así comienza esta peculiar relación, donde lo primero de todo es que el ex policía sea consciente de que el caballo azulado es real y no consecuencia de las drogas, a pesar de que es el único capaz de verlo.

Pero no es el único problema, porque el último trabajo de Sax ha provocado que acabe malherido y en el hospital, con una información en su poder que lo marca como un objetivo. Y así vemos desfilar todo tipo de personajes durante los 43 minutos que dura el capítulo, desde jóvenes mafiosos a oficiales corruptos, torturadores muy sádicos y una detective que conoce a Sax, tiene algún tipo de relación con un peligroso criminal y que no nos deja claro si podemos fiarnos o no de ella.

Sax piensa que la aparición del animal es una alucinación

Se supone que toda la primera temporada, de ocho episodios, contará la aventura de Sax y Happy para salvar a Haley. De momento han logrado llamar nuestra atención, ahora que ya sabemos un poco más de qué va la historia esperamos que nos desarrollen un poco más a los personajes, especialmente a nuestro protagonista.

En definitiva, si estáis cansados de las series policíacas de siempre y os apetece ver algo más salvaje y bestia, puede que “Happy!” sea lo que estáis buscando.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.