Hannibal 3×12: The Number of the Beast Is 666

Hannibal 3x12: The Number of the Beast Is 666

Hannibal 3x12: The Number of the Beast Is 666

Series: Hannibal

5 Stars

Summary

El FBI trata de tenderle una trampa al Dragón Rojo con la ayuda de Freddie Lounds y sirviéndose de una entrevista a Will Graham y Frederick Chilton. Sin embargo, el resultado no es el esperado.

Coder Credit

Hannibal se ha propuesto despedirse de su audiencia (a menos que ocurra algún milagro de última hora) por todo lo alto y por ello brinda a sus fieles seguidores los mejores minutos de la serie. En esta particular lucha entre el bien y el mal, Dios y el Diablo se dan la mano para convertir la serie en una obra de arte literaria además de visual. ¿Se puede pedir más?

En esta segunda mitad de temporada la mitología de Hannibal se ha ido al conflicto eterno: bien contra el mal. Y la mejor baza para plantear este conflicto es el tremendo complejo de Dios que tiene Lecter, que no duda en manejar a su antojo a cuantos le rodean. Especialmente a Will Graham, su juguete favorito.

Hannibal-3x12-The-Number-of-the-Beast-Is-666-6

El episodio comienza con Will visitando a Bedelia. Si bien al inicio de esta mitad de temporada Graham no se fiaba de ella, ahora es la persona elegida para desahogarse y soltar todo lo que le atormenta. Bedelia es la sustituta perfecta (o casi) para aquellas largas conversaciones que mantenía con Hannibal en la que desnudaba su alma casi sin darse cuenta.

De este modo Will le relata los últimos acontecimientos, buscando tal vez la clave que pueda librarle de lo que está por venir. Hace bien en no sentirse a salvo de Hannibal. Y es que una y otra vez Lecter le demuestra que este particular juego que mantienen ambos se terminará cuando él lo decida.

Will se ve a sí mismo matando a su esposa una y otra vez, como si eso predijese el final de su familia. Como muy bien le señala Bedelia, Hannibal le dio a Will 3 años en los que le permitió formar una familia. Sin embargo, previamente, a su retorcida manera Hannibal ya le había dado a Will una familia en la que no tenía que esconderse. Esta nueva familia no debería significar nada para Will ya que, a ojos de Hannibal, la única familia que puede llenar ese vacío que pueda sentir Will es la que él le provea. De ahí que ahora decidiese arrebatársela. Aunque su familia sigue con vida, tanto Hannibal como Will saben que se ha abierto una brecha tan grande que es difícil que el vínculo permanezca indemne cuando todo esto termine.

El momento clave de toda esta conversación entre Bedelia y Will llega cuando Graham se atreve a preguntar: "¿Hannibal está enamorado de mí?". Es sorprendente que Will no se lo haya cuestionado hasta este momento después de todo lo que han pasado y de su larga historia. Al fin y al cabo, los últimos acontecimientos revelan el lado más posesivo y celoso de Hannibal que al ver cómo su "juguete" pasa su tiempo con otros decide acabar con ellos para no dejar opción a Will más que volver a su lado. Retorcidamente romántico.

Mientras tanto, Hannibal Lecter se relame en su celda saboreando su victoria. Su plan está saliendo tal y como esperaba. Sólo queda un ultimo movimiento para obtener el resultado deseado y lo sabe. Es por ello por lo que accede a verse con Jack Crawford y provee alguna idea sobre cómo podrían atraer al Dragón Rojo.

En esta partida que se ha montado, tenemos un ser divino que mueve los hilos desde su celda, un demonio disfrazado de Dragón y un Cordero Divino cuya ira promete fuego y venganza. Y eso es lo que quiere Hannibal. Al margen de la transformación que pueda sufrir Dolarhyde como Dragón Rojo, Hannibal tiene sus ojos puestos en la que pueda sufrir Will. "Guárdanos de la ira del Cordero", cita Lecter. Su momento se acerca pues "el cordero se está convirtiendo en león".

Claro que en esta partida Jack Crawford se considera también un ser divino que tiene la sartén por el mango al haber sido él quien puso de nuevo en juego a Will Graham. Tanto Hannibal como Jack se creen los marionetistas que manejan y controlan a los personajes y se olvidan de que Will ya no es tan ingenuo como antaño y que es muy consciente de los hilos que pretenden atarle. Más vale que ambos tengan cuidado porque la transformación de Will podría no resultar como esperaban.

Hannibal-3x12-The-Number-of-the-Beast-Is-666-5

Como ya hicieran en la pasada temporada deciden contar con la colaboración de Freddie Lounds para atraer al Dragón Rojo. Valiéndose de su periodicucho orquestan toda una entrevista con Frederick Chilton y Will Graham como protagonistas que analizan y difaman al Dragón esperando enfadarle lo suficiente como para hacerle abandonar su guarida.

La arrogancia de Chilton hace que se preste a semejante engaño. A pesar de las buenas ventas que ha conseguido su libro sobre "Hannibal el Caníbal", el reciente trabajo de Lecter desacreditando todas y cada una de las ideas que plasmó en su libro hacen que su orgullo herido se preste a insultar públicamente al Dragón Rojo.

Sin embargo, el Dragón no actúa como esperaban. Mientras que el FBI pensaba que la ira del Dragón se dirigiría hacia Will, Dolarhyde toma por sorpresa a Chilton. El pobre Frederick no sabe que se la han jugado una vez más.

En su guarida, el Dragón desnuda a Chilton y lo pega, literalmente, a una silla de ruedas. Es el momento de que empiece la expiación de los pecados para Frederick Chilton.

Aunque Chilton hace todo lo posible por tratar de disuadir al Dragón para que le deje ir ("no te he visto la cara, no podré decir nada") sus intentos son inútiles. En esa sala sólo están él, su carcelero y sus pecados. El miedo se apodera de Chilton al que no le queda más que rezar esperando que Dios atienda sus súplicas. Sin embargo, aquí Dios está sentado en su celda oliendo cómo se cocina su victoria. Relamiéndose con la anticipación.

Hannibal-3x12-The-Number-of-the-Beast-Is-666-3

De pronto el sonido del timbre proporciona una tregua a Chilton. Reba, preocupada por Dolarhyde ha ido a verle creyendo que estaba enfermo y le ha traído una sopa y buenos deseos. Si existe alguna posibilidad de salvación para Francis Dolarhyde ésta pasa por Reba McClane. Por desgracia para Chilton, Reba es ciega y no se percata de su presencia ni de lo que se está cociendo en esa sala. Cuando ella se marcha, sólo quedan Chilton  y el Dragón.

Es entonces cuando le pone sus fotografías. Sus pequeñas obras de arte. En todas ellas se ve a sus víctimas en una instantánea en vida y su posterior transformación a través de la muerte. Finalmente, le muestra la foto que se hicieron Will y Frederick para el artículo de Lounds. En ella Will posaba su mano sobre el hombro de Chilton y es entonces cuando el Dragón le hace ver y entender la emboscada que Graham le tendió sin darse cuenta.

Después le hace grabar un vídeo en el que deja un mensaje con las palabras del Dragón para el FBI. Chilton se cree ya casi a salvo y está dispuesto a acatar las órdenes del Dragón si eso le compra algo de tiempo. Sin embargo, el Dragón aún tiene un recordatorio más que hacerle. Quiere dejar una impronta en Chilton que evite que se olvide de lo que ha vivido en su guarida. Se acerca como un animal salvaje y le muerde los labios arrancándoselos. Así evitará el perjurio en el futuro.

Esos labios, como muestra de respeto y afecto, son enviados por correo a Lecter, quien nada más abrir su presente da buena cuenta de ellos y saborea su venganza. Todo está saliendo como esperaba. Alana solo puede observar con horror como Hannibal ingiere uno de los labios.

Alana, Jack y Will ven el vídeo con el mensaje que grabó Chilton y en el que el Dragón anuncia la forma en la que destrozará a Will Graham como castigo a las mentiras que le hizo contar sobre el Gran Dragón Rojo. "De mis propios labios aprenderás a temer un poco más" son las últimas palabras pronunciadas por Chilton antes de que el Dragón se abalance sobre él y le arranque esos mismos labios.

Will vuelve a reunirse con Bedelia para hablar sobre lo sucedido con Chilton. Es demasiado para Will y necesita hablar con alguien al respecto. Es entonces cuando Will Graham se da cuenta de que no es más que una mascota en manos de Hannibal a la que alimenta y mima cuando quiere y maltrata y utiliza cuando le conviene.

En la fotografía que se tomaron juntos, Will pasaba la mano sobre el hombro de Chilton, como si estuviese presentando a su mascota. Y el Gran Dragón Rojo primero se deshace de las mascotas. El destino de Chilton estaba ya sellado en esa foto. Will sin pretenderlo puso en peligro a Chilton. De alguna forma Hannibal se las ingenió para utilizar a Will, una vez más, para ejercer su voluntad en el mundo.

Hannibal-3x12-The-Number-of-the-Beast-Is-666-4

Cuando aparece Chilton, lo hace en un estado lamentable. El Dragón le ha hecho lo que supuestamente le hizo Graham a Lounds cuando trataba de atraer a Hannibal: le prendió fuego vivo y lo soltó con su silla de ruedas calle abajo. Sin duda como Will hubiera hecho.

Will acude a ver a Chilton que agoniza en una bañera. Sin rostro, sin labios, apenas se le entiende. Sin embargo, Will es capaz de entenderle perfectamente: "Me tendiste una trampa. Lo sabías. Pusiste tu mano sobre mí en la fotografía como una mascota". Pero Graham no desaprovecha el tiempo sintiéndose culpable y rápidamente pregunta si vio algo. Es entonces cuando Chilton les habla de Reba.

Pero el Dragón Rojo tiene sus propios planes para Reba. Es hora de presentarse formalmente ante ella y por eso la secuestra y se la lleva a su guarida. Comienza el último acto de esta Transformación.

En este episodio hemos visto a un Will Graham mucho más oscuro y despiadado. No le ha importado nada utilizar a Chilton como forma de acercarse al Dragón Rojo. Tal y como vaticinó Bedelia, Will está perdiéndose poco a poco y es posible que no después de esto no pueda volver atrás. La cuestión está, no sólo en la conversión del Cordero sino en el blanco de su ira y su sed de justicia. Ahora que sabe que ha sido dirigido todo este tiempo sin que él se diese cuenta, tal vez sea el momento de dar un golpe de efecto y coger las riendas.

Temblad aquellos que osen interponerse entre el Cordero y su sed de justicia.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

Latest posts by Marta Ramirez (see all)

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal