Hannibal 3×06: Dolce

Hannibal 3x06: Dolce

Hannibal 3x06: Dolce

Series: Hannibal

4 Stars

Summary

Hannibal y Bedelia sienten que su tiempo en Florencia se acaba y se ponen de acuerdo sobre lo qué dirán para exculpar a Bedelia si atrapan a Hannibal, Jack y Will se reúnen y tratan de encontrar a Hannibal en Florencia. Mason Verger ultima los preparativos para llevar a cabo su gran venganza contra Lecter.

Coder Credit

Una vez más Bryan Fuller nos deleita con un episodio lisérgico. La fotografía impresionante, como siempre, y la historia excesiva, demente y retorcida como nos tiene acostumbrados. Normal que el gran público no acompañe en sus audiencias y que sí lo haga una masa enfebrecida de seguidores que dejaron claro en la Comic Con que no tienen suficiente del exceso de Hannibal.

El cerco a Hannibal ya se ha estrechado tanto que el Doctor Lecter no puede optar por salir corriendo. Con Will y Jack en Florencia y los largos tentáculos de Verger y Bloom extendiéndose hasta Italia a Hannibal no le queda más que lamer sus heridas y tratar de darle una oportunidad de escape a Bedelia.

Es curioso como Hannibal se presta tan predispuesto a acordar una historia que libere a Bedelia de cualquier duda de culpa que pueda ensombrecer su persona. Y es más curioso que ella siempre haya sabido que el motivo ulterior de Hannibal ha sido comérsela y aún así haberse quedado a su lado, confiando en él e incluso participando de sus perversas actividades. Resulta difícil saber quién de los dos es la víctima de esta extraña relación.

Cuando Jack y Will tocan a su puerta preguntando por Hannibal, se encuentran con una Bedelia drogada que repite a pies juntillas la historia que ha inventado. Interpretando el papel que se ha empeñado en adoptar durante su estancia en Italia, Lidia Fell, y que nada sabe de las actividades delictivas de su marido. Y que no cesa de preguntarse quién será el afortunado en llegar hasta su marido primero.

Mientras tanto, Mason Verger ha estado ocupado buscando un nuevo equipo que le traiga a Hannibal Lecter hasta él de forma que pueda llevar a cabo la venganza que lleva tanto tiempo macerando. Además, tiene tiempo de proponerle a su hermana un extraño trato en el que juntos engendrarán un hijo con el esperma que covenientemente congeló antes de convertirse en paciente de Hannibal.

Una de las escenas más interesantes del episodio a nivel narrativo ha sido sin duda cuando por fin se encuentran Will y Hannibal. Es significativo ver que el lugar donde se produce ese reencuentro es donde Will siempre supuso que lo encontraría: en la Galería de los Ufizzi frente al cuadro de La Primavera, lugar en el que un joven Lecter dibujaba trazos mientras planeaba sus primeros crímenes. La conversación entre estos dos viejos amigos está lleno de frases reveladoras sobre la naturaleza y profundidad de esta relación. De este modo para Will hay un antes y un después de Hannibal Lecter en su vida. Llegar a conocerlo a transformado por completo su vida y ha hecho que, en cierta forma, cada crimen cometido por Lecter sea en parte responsabilidad suya. "Estamos unidos" le dice Will a Hannibal.

Pero este reencuentro es más un amargo adiós para sus protagonistas. Ambos son conscientes de que sus caminos se separan después de Italia y lo que tendrán que averiguar es si cada  uno de ellos puede vivir sin el otro. Una tragedia romántica en toda regla.

Y como en toda tragedia romántica uno de sus protagonistas tiene que ser víctima de un intento de asesinato. En este caso, Chiyoh, con su certero disparo, evita que Will aseste una puñalada mortal a Hannibal. Y es que  siempre hemos sabido que, a menos que algo o alguien lo evitara, la  muerte de Hannibal y de Will pasa por matarse el uno al otro. Tremendamente romántico. Y enfermo. Como el amor en sí mismo.

Hannibal-3x06-Dolce-4

Pero si ha habido algo realmente enfermo en este episodio es la forma en la que nos han presentado el affair sexual entre Alana Bloom y Margot Verger. Una vez más Fuller juega con la fotografía para presentarnos explícitamente algo que si lo hubiera puesto tal cual no habría superado la censura del canal NBC. Es sexo lésbico caleidoscópico es tremendamente inquietante. He de reconocer que no lo vi venir y no sé si me sorprende o no gratamente porque aún estoy buscando la justificación narrativa para esta nueva relación que parece empezar a florecer y que Fuller se preocupó muy mucho de no morar anteriormente.

Hannibal lleva a Will hasta su escondite y le cura la herida del disparo. Antes de empezar las curas, le avisa de que le va a doler y le pone una navaja en la mano al tiempo que dice: "Soltaste tu perdón, Will. Perdonas como Dios perdona. ¿Lo hubieras hecho deprisa? ¿O te pararías para relamerte?". "¿Dios se relame?" le dice Will. De este modo ambos personajes se encuentran en paz, por así decirlo. Ambos han tratado de matarse el uno al otro por el bien de su relación. Perversamente romántico.

A continuación Hannibal seda a Will, lo que le provoca alucinaciones en las que se diluye su persona con la de Hannibal y entremezcla conversaciones que han mantenido en el pasado: "¿Qué hay para cenar?" preguntó Will en una ocasión. "Nunca preguntes. Estropea la sorpresa".

Cuando Will vuelve en sí, está sentado (atado) en una mesa dispuesta para cenar, con su herida curada y una camisa limpia. Will no puede evitar verse en el rostro de Hannibal mientras se recupera de sus alucinaciones. No puede evitar observar que hay otro plato más dispuesto en la mesa, lo que hace que sospeche que están esperando compañía de algún tipo.

Se trata ni más ni menos que de Jack Crawford quien se encuentra, casualmente, con Chiyoh en el ascensor. Ambos personajes se estudian mutuamente desconfiando el uno del otro intuyendo que cada uno de ellos está relacionado con Hannibal Lecter de forma muy distinta. Finalmente, el ascensor llega a su destino y salen juntos. Chiyoh se disculpa arguyendo que se ha equivocado de planta y baja por las escaleras mientras que Jack entra en el piso para encontrarse con una mesa puesta y un Will sentado que le avisa de que Hannibal está debajo de la mesa agazapado como un gato.

Lecter ya tiene en su mesa a los comensales a los que quería honrar en esta última cena antes de abandonar Florencia. Y así pretende terminar aquella última cena en la que Jack Crawford era el invitado de honor de Hannibal y que tan maravillosamente cerró la segunda temporada de la serie. Y como muy bien apunta Will "El menú estaba mal" porque en aquella cena el plato especial de la noche no era Jack, sino más bien Will Graham.

Hannibal empieza a abrirle la cabeza a Will con una sierra ante los espantados ojos de Jack que no puede si no gritar de horror mientras la sangre mana por todos lados y entonces... Rodeados de cerdos de Muskrat Farm, Hannibal y Will despiertan colgando boca abajo para encontrarse cara a cara con Mason Verger.

Un episodio excesivo, marca de la casa con un final más que sorprendente que deja algún que otro agujero en el guión. El final de Hannibal está cerca. ¿Permitirá Will que Verger tenga su venganza?

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

4 thoughts on “Hannibal 3×06: Dolce

  1. “Sexo lésbico caleidoscópico” un lema para seguir una vida, o como mínimo poner en una camiseta. Fuller estaría encantado.
    Jack y Chiyo ganaron el premio de viaje más incómodo en la historia de viajes en ascensor incómodos.
    Will ha visto su vida cambiar por completo por un hombre que, siendo tan idéntico a él, no podría ser más distinto. O quizás a la inversa.

    1. De hecho había pensado que fuera parte de la línea de merchandising de la página y por supuesto le mandaría un ejemplar a Bryan Fuller. Eso sí, aún trabajo en el diseño caleidoscópico de la camiseta. Se admiten sugerencias 😉
      La tensión en ese ascensor se cortaba con un cuchillo. Esa escena me pareció genial. Me recordaba mucho al cine negro clásico. EL vestuario de los personajes ayudaba mucho. Lo que no termino de entender mucho es la extraña relación entre Chiyoh y Hannibal. Lo único que me queda claro es lo sobreprotectora que es con Hannibal, pero no termino de entender si adora u odia al monstruo.
      Will ha experimentado uno de los cortejos amorosos más enfermos de la historia y es normal que eso le cambie por completo. Es inevitable que se vea reflejado en Hannibal ya que éste ha sido capaz de ver más allá de la superficie de Will y en lugar de juzgarlo lo ha colmado de atenciones haciéndole saber lo importante y maravilloso que es. Es alguien que lo acepta tal y como es sin juzgarle ni tratarle como un rarito. Es más, Hannibal ve lo hermoso de la compleja personalidad de Will Graham. Es normal que se viera atraido hacia Lecter y que se atreviese a experimentar esa parte de su naturaleza que siempre se ha negado y que siempre ha tratado de ocultar. En el fondo son las dos caras de una misma moneda. La diferencia entre ambos es que Will siempre vuelve a la luz. Su empatía hace que tenga más límites morales que Hannibal. Creo que por eso precisamente a Hannibal le divierte tanto Will y constantemente lo pone a prueba esperando que le sorprenda, y lo ha hecho en incontables ocasiones.
      El último episodio de este arco argumental tiene pinta de ser una lucha por el alma de Will. Veremos a ver si consigue salvarse.

      1. Muy bien dicho. Ambos han tenido a personas a su alrededor que no terminan de entenderles, y sin embargo se entienden el uno al otro a la perfección. Me gusta ese conocimiento mútuo que tienen de que su relación es destructiva, y que sólo uno puede terminar a manos del otro (¿hola, Voldemort?).
        Además me hace gracia que los demás personajes sepan que tienen una relación tan peculiar y especial que jamás lograrán comprender del todo. Me resulta raro que Hannibal quiera matar a Will cuando al fin ha encontrado algo equiparable a su media naranja. Aunque tratándose de Hannibal, éste sería el mayor homenaje que podría hacerle, y el gesto más definitivo de su cortejo, como tú lo llamas.
        Por cierto que el ascensor en sí era precioso también, además del vestuario impecable, como siempre. Y la casa donde se estaban quedando Bedelia y Hannibal, ni te digo. ¿El dueño les pediría referencias?

        1. Al parecer tanto Hannibal como Bedelia no tienen ningún problema en crearse una nueva identidad, por lo que supongo que lo de inventarse referencias que les sean favorables no les resultará difícil. De todos modos, aún existen países hippies en la Unión Europea a los que no les importa de dónde viene el inquilino mientras pague a tiempo su renta.
          Hannibal y Will siempre han sido conscientes de que su relación era totalmente destructiva, al fin y al cabo cada uno es la antítesis del otro de modo o bien Will se unía a Hannibal en sus banquetes nocturnos, lo cual hubiera supuesto el fin de Will, o bien Will encarcelaba a Hannibal, lo cual hubiera supuesto el final de Hannibal. La verdad es que desde el principio esta relación estaba avocada al fracaso, sin embargo, siempre han sabido mantener esa pequeña llama de esperanza para el espectador, lo cual es muy de agradecer.
          Ya Hannibal dijo alguna vez que el mejor homenaje que podía hacerle a alguien a quien quería y respetaba era comérrselo y disfrutar de hacerlo. Antropológicamente los seres humanos que practican canibalismo como acto ritual lo hacían para comerse a su enemigo, ese al que tanto temían y respetaban, esperando que, una vez vencido, el acto de comérselos les infundiera parte del espíritu del difunto. De esa forma podían adquirir su fuerza, valentía y sabiduría. Eso podría considerarse una muestra alta de respeto. Si Hannibal se come a Will será como si siempre lo llevase consigo. ¿Qué puede ser más romántico que eso?
          Me gusta tu percepción de la relacion entre los personajes. Es muy aguda. Gracias, Han I.V.A

Comments are closed.