Hannibal 3×02: Primavera

Hannibal 3x02: Primavera

Hannibal 3x02: Primavera

Series: Hannibal

5 Stars

Summary

Ocho meses después de los acontecimientos ocurridos en casa de Hannibal y que casi terminan con su vida, Will Graham se traslada a Europa en busca de Hannibal Lecter.

Coder Credit

Hannibal es un placer para los sentidos. Cada fotograma es una delicia para el paladar exigente y cada nuevo giro de guión es un nuevo aderezo que deja al espectador queriendo más. Pero Hannibal es, también, oscura y retorcida, como sus personajes y compleja, muy compleja, más de lo que pueda parecer a primera vista. Y eso es lo que la hace grande. Y placentera, muy placentera.

Si el primer capítulo de esta nueva temporada se centró en Hannibal y Bedelia, este segundo episodio se centra exclusivamente en Will Graham. Tras los acontecimientos que pusieron fin a la magnífica segunda temporada, Will es un hombre en pleno proceso de recuperación, tanto física como mental y emocionalmente. Hannibal casi acabó con su vida cuando le apuñaló incisivamente en el abdomen cuando dejo salir su verdadera naturaleza. Los primeros minutos de este episodio nos llevan a recordar aquella última escena que compartieron y  aquellas últimas palabras que se cruzaron en el capítulo final de la segunda temporada en la que Will agoniza en el suelo junto con Abigail, ambos víctimas de Hannibal en un intento por recomponer "aquella taza que rompió". Pero lo que se rompió fue el propio Will y ahora trata de recomponerse como puede.

Este episodio es el inicio de ese viaje de Will Graham, de tratar de recomponerse a sí mismo y volver a ser, en cierto modo, él mismo de nuevo. Sin embargo, bien sabe que nunca será el mismo que era antes. Para bien o para mal su relación con Hannibal le ha cambiado para siempre. Afortunadamente para Will no hará este viaje sólo, Abigail le acompañará a cada paso del camino.

Hannibal-3x02-Primavera-1
Will comienza su viaje al Palacio Mental de Hannibal. Busca notitas de amor o de despedida o de despedida amorosa.

Una vez repuesto de sus heridas, Will está determinado a encontrar a Hannibal, lo cual no será nada fácil. Es fascinante ver cómo Will está determinado a encontrar a Hannibal, incapaz de dejarle marchar del todo, atreviéndose a llegar al fondo del monstruo y conocerlo tan bien como se conoce a sí mismo, o tal vez mejor. Sabe que la mejor manera de encontrarle es adentrarse en su palacio mental, ese del que ya le habló alguna vez, y que tiene su puerta en el atrio de la Capilla Normanda de Palermo. Hasta allí se dirige en busca de pistas sobre el paradero de Hannibal en compañía de Abigail.

Como si hubiera sentido su presencia en la ciudad, Hannibal deja un particular "regalo" en el atrio de la Capilla en forma de cadáver perfectamente dispuesto, muy probablemente su último "invitado" a cenar en su mesa. El descubrimiento de este cadáver y la presencia de Graham alerta a la policía italiana que está al tanto de sus extrañas visitas a la iglesia, lo cual hace que Will se convierta en sospechoso al que investigar. Es por ello por lo que lo llevan a las dependencias policiales para interrogarle. Allí conoce al investigador jefe Rinaldo Pazzi de Florencia con quien comparte algo más que profesión (ambos se dedican a la elaboración de perfiles criminales): ambos comparten a Il Mostro.

Il Mostro, el Monstruo de Florencia, era un asesino en serie al que le gustaba disponer a sus víctimas como si de un cuadro se tratara que aterrorizaba las calles de Florencia hace 20 años. Una de aquellas recreaciones fue la Primavera de Boticelli, expuesta en la Galería de los Ufizzi y lugar al que iba casi cada día Hannibal en su juventud a deleitarse con el cuadro y a dibujarlo una y otra vez, recreándose en la perfección de sus figuras. Ahí es donde Pazzi conoció a Il Mostro. Pazzi le revela a Will cómo al descubrir que el joven que pintaba cada día el cuadro era el asesino que buscaba casi arruina su carrera  al tratar de encontrar pruebas en su contra que nunca se hallaron y que terminaron con la detención de un hombre inocente que simplemente encajaba como sospechoso. Pero, claro, ¿qué prueba iba a encontrar si Hannibal no deja pruebas, se las come?

Pazzi le entrega el dossier con las fotos del cadáver encontrado a Will y éste se sumerge en su propia mente, buscando desentrañar la propia mente del asesino. "Una tarjeta de San Valentín escrita en un hombre destrozado" es la conclusión a la que llega Will. Este cadáver es para él. Un regalo particular de Hannibal.

Hannibal-3x02-Primavera-3
Típica tarjeta de San Valentín de Hannibal Lecter. Su traducción sería: "Te quiero mucho y te echo de menos. Mi corazón es tuyo".

En la capilla Will se siente muy cercano a Hannibal, casi como si le pudiera tocar con la punta de los dedos. Es Abigail quien saca a Will de su ensimismamiento y le trae de vuelta a la realidad, donde no para de preguntarse qué habría pasado si hubiese accedido accedido a marcharse con Hannibal tal y como era su plan y nada hubiera sucedido. Si nadie hubiese muerto. Si ella no hubiera muerto.

La serie nos lleva entonces a un nuevo flashback en la que asistimos a la autopsia de Abigail al mismo tiempo que vemos cómo los médicos se afanan en remendar el maltrecho abdomen de Will y evitar que su vida se extinga. Una vida por otra. Sin embargo, al final, Abigail no se ha ido del todo. Irremediablemente es ahora una parte del mismísimo Will Graham, esa parte que insiste en acudir al lado de Hannibal. Esa parte que desea encontrarle.

Pero Will no está solo en esa capilla. Hannibal le observa oculto entre las sombras. Y Will lo nota. Estos dos personajes están tan conectados entre sí que parece que por momentos se tocan, como si pudieran superponerse el uno al otro, siendo como son las dos cara de una misma moneda.

Pazzi saca a Will de sus pensamientos y le pide su ayuda para atrapar a Hannibal. Il Mostro ha sido su propio fantasma durante todos estos años y ahora, con la ayuda de Will, cree ser capaz de hacer aquello que no pudo: echarle el lazo. Will trata de persuadirle de que deje ir a Il Mostro, de lo contrario Hannibal terminará matándole y él suele acertar con estas cosas. Pero Hannibal permitió que Will le conociera, que viera dentro de él, que viera su verdadera naturaleza y eso es una ventaja para Pazzi, que le pregunta dónde puede estar Hannibal. "En ninguna parte. Él está aquí mismo" le responde Will que ha descubierto la puerta a las catacumbas de la iglesia y que siente como le susurran su nombre.

Hannibal-3x02-Primavera-2
Will trata de impedir que Pazzi le siga por las catacumbas. Cuando uno va a reunirse con el amor de su vida no quiere mirones cerca.

Will se adentra en la oscuridad buscando a Hannibal. Sabe que está en esos estrechos pasillos laberínticos, oculto por las sombras. Pazzi le sigue resuelto a encontrarse cara a cara con Il Mostro. Will le descubre y le advierte del peligro de haber bajado hasta allí solo. Pazzi le replica que no está solo sino con él. "No sabe en qué lado estoy" responde Will.  "¿Qué va a hacer cuando encuentre a su Il Mostro?" le pregunta Pazzi antes de abandonar las catacumbas. "No lo sé. Lo mismo me pregunto yo".

Hannibal  ha estado muy atento escuchando la conversación entre Pazzi y Will oculto entre las sombras. Cuando el commendatore se marcha Will continúa su búsqueda incesante de Hannibal. Sabe que está allí pero también sabe que no le verá si Hannibal no desea ser visto. Por eso lo único que puede hacer es lanzar su mensaje a las sombras esperando que Hannibal lo esté escuchando: "Te perdono".

Un capítulo complejo, alegórico, profundo, visualmente perfecto y que sienta las bases de lo que será está temporada. Una búsqueda implacable de Hannibal por parte de Will que le llevará, sin duda, a conocer a fondo a su Il Mostro. Pero ¿qué hará Will cuando por fin se encuentre cara a cara con Hannibal?

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal