Gunpowder 1×01: Episodio 1

Gunpowder 1x01: Episodio 1

Gunpowder 1x01: Episodio 1

Series: Gunpowder

4 Stars

Summary

La represión contra los católicos en Inglaterra provocó que varios de estos se rebelaran con la idea de vengarse del Rey Jacobo I, comenzando a forjarse lo que pasaría a conocerse como la “Conspiración de la Pólvora”

Coder Credit

“Recuerden, recuerden, el cinco de noviembre”, seguro que muchos reconocen esta frase al momento y saben a qué se refiere: al atentado fallido por un grupo de católicos contra el Parlamento con intención de matar al Rey y a la aristocracia inglesa. Pero lo que no todos saben es que el nombre más conocido del suceso, Guy Fawkes, no fue el artífice de dicho complot sino que todo surgió de la mente de Robert Catesby.

La nueva miniserie de la BBC, consta de tres episodios, explicará los entresijos de uno de los momentos más conocidos de la historia de Inglaterra, tanto que el 5 de noviembre se celebra el fracaso del atentado. Conoceremos la situación del país y lo que llevó a este grupo de hombres a idear y tratar de ejecutar tal plan.

“Gunpowder” cuenta con las actuaciones principales de Kit Harington, como el líder de la conspiración Catesby (del que casualmente es descendiente), Liv Tyler como su prima Anne Vaux, Tom Cullen en el papel del conocido Guy Fawkes, Mark Gatiss como el Secretario del Estado Lord Robert Cecil, Derek Riddell en el papel del Rey Jacobo I y Shaun Dooley interpretando al cazador de católicos Sir William Wade.

Este primer episodio sirve para asentar las bases de la historia, mostrarnos cómo estaban las cosas y conocer la historia de Robert Catesby. Hay algunos personajes que han sido inventados para la serie pero cuyas historias están algo basadas en personajes que existieron realmente, y que son utilizados para enseñar al espectador la dureza con la que eran tratados aquellos que eran descubiertos como católicos.

La escena inicial es brillante y con una tensión palpable

No es la primera vez que hemos visto actos cruentos y horribles como consecuencia de la religión, es algo que sabemos que se ha producido en multitud de ocasiones a lo largo de la historia y que, lamentablemente, sigue ocurriendo en la actualidad. No estamos ante una serie que trata a los protestantes como los malos y a los católicos como los buenos, aunque pueda ser esa la impresión que da ya que todo lo vemos desde el lado de Catesby y los suyos, sino que se trata de ver las atrocidades cometidas por personas contra otras personas por no tener la misma religión.

Y eso es lo que conducirá a Catesby a clamar venganza, a dejar de tragar ante cada muerte, cada humillación a la que los suyos son sometidos y a rebelarse contra el sistema: el Parlamento es el lugar donde comenzó todo con las leyes que prohibieron que los católicos pudieran celebrar misa, las que les dan caza y los obligan a ocultar su auténtica fe si no quieren ser apresados, por lo que es el Parlamento el lugar donde hay que dar el golpe que cambie las cosas.

La gota que colma el vaso de la poca paciencia de Catesby son dos ejecuciones que le tocan de cerca, muy duras de ver ya que no se cortan nada a la de hora de ponerlas en pantalla, pueden parecernos excesivas e innecesarias pero es de suponer que la idea de los guionistas es la de enseñar sin tapujos cómo eran tales sentencias. Ya aviso para personas sensibles que quizá prefiráis no mirar mientras tiene lugar dicha escena, no os preocupéis que sabréis el momento exacto en el que va a empezar todo.

Catesby y su prima Anne observan impotentes las ejecuciones

La manera es que van alternando las historias de Catesby y la del Secretario de Estado son fáciles de seguir, entendiendo las motivaciones de uno y otro y cómo van buscando la manera de conseguir lo que quieren. El Secretario, Cecil, opina que el Rey Jacobo es demasiado permisivo con los católicos y quiere que se creen nuevas leyes mas opresoras, pero el monarca ha estado en guerra durante años con España, país católico, y ahora busca una paz que sería imposible de lograr si se promulgan esas leyes.

Veremos como Cecil va moviendo cada hilo que puede para lograr el favor del Rey y acabar de una vez con lo que considera la amenaza papista. Gatiss está muy cómodo en su papel de villano, siendo un manipulador con todo aquel que se halla a su alrededor, alcanzando al mismísimo Rey a partir de alguien de su entera confianza.

La actuación de Harington es bastante correcta, tiene un par de escenas donde demuestra esa rabia, desesperación y sed de venganza que tiene y que lo alejan de ser eternamente recordado como Jon Snow, pero esperamos ver algo más de ese don de persuasión que Catesby poseía, en los dos capítulos restantes.

Uno de sus mejores momentos es su discurso contra el rey ante una audiencia escandalizada por lo que está escuchando, sus palabras lo llevan a la cárcel hasta que su prima Anne paga la multa para poder sacarlo. Pero Catesby ya tiene decidida su misión y ahora solo le falta reunir a más aliados para ejecutar el plan.

¿Y qué hay de Guy Fawkes? No lo veremos apenas, después de todo, históricamente se unió al plan después de que Catesby comenzara a reclutar hombres pero su primera aparición no pasa desapercibida y ya esperamos con ganas de ver más.

Lord Robert Cecil es el auténtico villano de la historia

En resumen, estamos ante una serie potente que muestra el lado menos conocido de un hecho histórico. Con una buena ambientación y que no tiene miedo en mostrar las cosas como son, esto tal vez provoque que no sea del agrado de todo el mundo, pero si os interesa el tema y no teméis enfrentaros a una serie cuya base original es la religión, “Gunpowder” es una apuesta segura.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

Latest posts by Helena Rubio (see all)

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.