Grimm 6×10: Blood Magic

Grimm 6x10: Blood Magic

Grimm 6x10: Blood Magic

Series: Grimm

3.5 Stars

Summary

Eve pide ayuda a Adalind para resolver el misterio del ser del espejo y lo que significa, mientras que Nick y sus amigos se encuentran ante un caso difícil de tratar.

Coder Credit

Hay que admitir que lo que esperábamos de la última temporada de Grimm no se parece demasiado a lo que estamos viendo. No por ello deja de ser interesante, y además nos han sorprendido con una trama mística que puede cambiarlo todo. Pero admitamos que pensábamos que iba a haber más confrontación con el tema de la Garra Negra y de repente todo ha quedado en el olvido. No sé si volverá a salir el tema o no, pero estaba habiendo una revolución mundial y no solo en Portland, y ahora es como si nunca hubiera pasado nada.

Dejando al margen ese tema y algún episodio de relleno que no ha aportado absolutamente nada, Grimm mantiene la misma línea que ha tenido desde su inicio, con el típico caso semanal y algo de avance en una trama general que no cogerá toda la importancia hasta los episodios finales. El problema es que el fin ya se acerca, nos quedan tres episodios más y esperamos empezar a tener respuestas y no lo condensen todo al final. El argumento que más tiempo está teniendo en estos capítulos es el relacionado con los símbolos que primero vimos en la tela que ocultaba la rama mágica, y posteriormente en el rostro de la criatura que intentó arrastrar a Eve a la muerte.

Ésta sigue cada vez más obsesionada con el tema y acaba acudiendo a Adalind para preguntarle por si conoce algún método de hexenbiest que pueda ayudarla a cruzar al otro lado del espejo y así averiguar de una vez lo que está pasando. Adalind teme que la otra cometa una imprudencia, le pide que no haga nada ella sola porque puede ser peligroso, y después le entrega unos libros de su madre donde quizá encuentre algo que pueda ser útil. Eve leerá cada libro hasta dar con un conjuro llamado “magia de sangre”, al final del episodio va a buscar a Monroe y Rosalee para contarles lo que ha descubierto pero estos no están en casa. Eve no puede esperar para conseguir respuestas y cruzará al otro lado del espejo.

Las antiguas enemigas luchan por una causa común

Durante el capítulo también veremos la preocupación de Adalind por lo que pueda hacer Eve, y también por si el hecho de ver los símbolos significa que su hija Diana puede estar en peligro. Adalind comentará sus temores con Nick, ninguno de ellos sabe a lo que se enfrentan y es normal tener miedo. Lo que echo mucho de menos es que no nos den más momentos entre estos dos, sabemos que son pareja y viven juntos, pero no estaría de más alguna escena de ellos solos o con Kelly. El tiempo que les vemos juntos en pantalla es para hablar de los símbolos o los espejos.

Adalind es un personaje con mucho potencial y está quedando relegada a un segundo plano. Algo similar ocurre con Sean Renard quien, tras haber sido derrotado en su camino a la alcaldía, se limita a estar ahí. Tuvo su momento de importancia cuando tenía aquellas visiones con Meisner pero ahora parece más un personaje recurrente que otra cosa, me esperaba algo más de incomodidad o confrontación en la comisaría entre Renard y Nick pero se limitan a fingir que el otro no existe... hasta ahora. Y es que el capitán vuelve a entrar en escena por su preocupación por Diana y... sí, los dichosos símbolos.

Renard llamará a Adalind para pedirle explicaciones y exigirle ver el túnel donde estuvo la niña y vio aquellos dibujos. Adalind le dice que si quiere ver el túnel tiene que hablarlo con Nick, y entonces ocurre la primera conversación a solas entre los dos ex amigos, ahora rivales y posiblemente futuros aliados. Nick se niega a ayudarle porque quiere que la relación vaya en dos sentidos, sabe que Renard tiene información sobre lo que puede significar todo esto y le dice que cuando él comparta con ellos lo que sabe, ellos harán lo propio. Conocemos a Renard y no es un hombre que se trague su orgullo, pero creo que la preocupación por la seguridad de su hija será más fuerte y acabará uniéndose a ellos.

¿Podemos tener más Nadalind, por favor?

Y en cuanto al caso, lo han llevado de una forma extraña, presentándolo como si fueran dos hechos aislados cuando sabíamos perfectamente que iban a estar relacionados. Por un lado tenemos un posible wesen que ha matado a dos personas en diez días de la misma manera, pero no tienen pista alguna porque no hay testigos. Y por otro lado, la muerte de una anciana en una residencia. La mujer murió mientras dormía pero esa misma noche fue atacada por un cuidador que la vio wogear y se asustó cuando la anciana le atacó. Nick y Hank hablan con la gente de la residencia, así como con el médico responsable, la enfermera y el cuidador, y se encuentran con que este último es inocente pero si le acusan de agresión, no tendrán manera de ayudarle.

La autopsia revela que la causa de la muerte de la anciana no tuvo relación alguna con el ataque de su cuidador, pero la forense encuentra una extraña enzima en proporciones enormes en el organismo de la mujer, concretamente una presente en la saliva de un tipo de insecto. Cuando Nick y Hank van a preguntar a Monroe y Rosalee por si tienen alguna idea, nos sorprendemos al ver que la pareja se muestra reacia a ayudar y hasta les recomiendan quedarse al margen. ¿Qué ocurre? Algo sobre las costumbres y la cultura de los wesen que desconocíamos y nos cuentan ahora.

La anciana padecía demencia, y nos explican que cuando un wesen envejece y padece esta enfermedad, se vuelve mucho más agresivo que un ser humano y puede hacer daño a los demás. Para evitarlo tienen un wesen especial llamado “Gevatter Tod” (Muerte), al que avisan cuando un familiar sufre demencia y puede ser peligroso, el wesen inyecta su veneno en el anciano que tiene una muerte indolora y pacífica. Asegurando así que deje de sufrir, que hiera a alguien y previniendo que los humanos descubran la existencia de los wesen.

Monroe y Rosalee tienen un acuerdo por si alguno sufre esta dolencia al envejecer

Nick, Hank y Wu solo quieren hablar con este ser para saber si fue el que “mató” a la anciana, y Monroe y Rosalee organizan un encuentro. La sorpresa es mayúscula para los protagonistas al ver que el “Gevatter Tod” es el médico de la residencia, el hombre se asusta en un principio al descubrir que Nick es un Grimm pero solucionan las cosas hablando. Es cuando el doctor recibe la llamada de una anciana cuyo marido acaba de atacarla, y es precisamente este anciano el responsable de las muertes que investigaba la policía. Nick le dice al doctor que haga su trabajo porque ellos no se van a interponer, respetando así la tradición wesen: después de todo, el anciano ni siquiera es consciente de lo que hace y no van a mandarlo a la cárcel.

Esta temporada de Grimm se está mostrando bastante reivindicativa en determinados aspectos. Los guionistas nos han dado casos con determinados temas que nos hacen pensar, tuvimos sentimientos encontrados en el cuarto episodio “El Cuegle” cuando conocimos a un wesen que secuestraba a bebés cuyo futuro auguraba muerte y violencia. Planteándonos el dilema moral de si estaba bien dejar que el wesen se llevara a aquel bebé que al convertirse en adulto asesinaría a sus padres. También hemos visto las consecuencias de dañar el medio ambiente cuando hay un wesen protector de la naturaleza por medio.

Y ahora nos encontramos con la eutanasia. Pese a que en ningún momento lo llaman así, está claro que es el tema sobre el que gira todo. Los wesen lo tienen claro, si el paciente tiene una demencia avanzada, no tiene una calidad de vida normal y para colmo puede ser un peligro, todos llaman sin dudarlo al único que puede aliviar su sufrimiento. Para los seres humanos esto no es tan sencillo, ya que la muerte asistida es un tema muy delicado en todo el mundo, un tema de rabiosa actualidad que ha tenido su momento en Grimm.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.