Gotham 3×14: The Gentle Art of Making Enemies

Gotham 3x14: The Gentle Art of Making Enemies

Gotham 3x14: The Gentle Art of Making Enemies

Series: Gotham

4 Stars

Summary

Con la ciudad sumida en la oscuridad, Jerome irá en busca de Bruce, al que recuerda que iba a matar antes de morir él mismo. Jim tendrá que darse prisa si no quiere cargar sobre su conciencia otra muerte de los Wayne.

Coder Credit

Os lo admito, saber que este era el último episodio antes de abril me hacía temer lo peor. Puede que solo hubieran traído a Jerome para sacarlo a pasear, que el público estuviera contento y se mantuviera fiel una temporada más. Pero lo que "The Gentle Art of Making Enemies" ha supuesto, ha sido mucho más que mantener una audiencia. Ha sido comenzar la historia de Batman.

Porque el capítulo recoge el testigo de "Smile Like You Mean It" y sume a Gotham en la oscuridad. Como si fuera la noche de la purga, los seguidores de Jerome invadirán las calles de la ciudad, pero no lo ellos, también cientos de personas que se han visto llamadas por su mensaje. No obstante, apenas veremos esto, más que sus efectos en la comisaría donde Gordon y Harvey tratan de lidiar con la situación. Era la oportunidad perfecta para ver hasta que punto había calado en la sociedad de Gotham la anarquía que propugnaba Jerome, pero parece que para eso tendremos que esperar o conformarnos con saberlo de oídas. 

Los detectives están desesperados por saber donde puede encontrarse Jerome y es entonces cuando Jim piensa que quizás Lee tenga una pista ya que con ella pasó gran parte de su tiempo tras resucitar. En un primer momento Lee sigue con la misma cantina de siempre "asesinaste a mi esposo" No me malinterpretéis, no es que quiera que Lee perdone a Jim de la noche a la mañana pero estaría bien que el 50% del diálogo que recita en un episodio no sea llorando por Mario. La doctora Thompkins al final recordará que Jerome parecía obsesionado con Bruce, no recordaba por qué quería matarle, pero era lo último que hacía antes de su muerte.

Llegamos así a la casa con la peor seguridad de la historia. Alfred y Bruce deberían replantearse contratar un buen sistema de seguridad, con cámaras y quizás guardaespaldas, porque no he visto una casa en la que sea más fácil colarse. Así Jerome y los suyos se llevan a Bruce, mientras Alfred se queda en una situación tan complicada que le hará pensar al joven Wayne que no podrá escapar de esa. Pero ya sabéis cómo es Alfred, un hombre de muchos recursos...

Jerome se lleva a Bruce a un cierto que, casualmente, si tiene luces. Por algún extraño motivo todo el sistema eléctrico de la ciudad se cortó salvo ese circo que sigue funcionando perfectamente. Jerome piensa hacer de la muerte de Bruce todo un espectáculo y por eso le pasea por el circo, le pinta, y hasta le grapa en el brazo. Puro Jerome.

Todo esto es, al fin y al cabo, un fugaz entretenimiento (Cameron Monaghan no nos estaba brindando una actuación de diez como suele hacer) para el momento final. Ese momento típico en el que Jerome prepara la muerte de Bruce, este consigue salvarse por los pelos y Jim y Alfred llegan al circo pistola en mano. En realidad nada de esto importa, porque lo fundamental viene a continuación. Es el primer y gran enfrentamiento entre Bruce Wayne y Jerome, es decir entre los futuros Batman y Joker.

Porque lo que vemos en la sala de espejos, aparte de ser un brillante ejercicio audiovisual es el comienzo de una nueva etapa. Jerome lo dice claro "Asúmelo chico, Gotham no tiene héroes" y con esa frase Bruce comienza los golpes, una y otra vez, como una retahíla de un niño que ha sufrido lo insufrible, un chico que sabe que Gotham tiene héroes ocultos (o por lo menos ese es el propósito de esta serie) pero que no son suficientes para vencer al mal. Jerome ríe, ver a Bruce así es su victoria personal, pero el chico no dará el golpe maestro.

Con la cara caída y con Jim apuntándole, Jerome será detenido y después de que le vuelvan a colocar la cara (y esperamos que le deje ciertas cicatrices características) el hombre volverá a Arkham. Así acaba, presumiblemente, la presencia de Jerome en Gotham y presupongo que no volverá hasta dentro de algún tiempo.

Pero las consecuencias en Bruce si que perdurarán, así lo muestra con Alfred. Hoy ha estado a punto de matar a Jerome, a veces es muy difícil separar la venganza de la justicia. Es ahí cuando Alfred nos recuerda que es más que un simple mayordomo, es un mentor, porque si Bruce quiere continuar con lo que hace (y todavía no parece muy claro el qué) tendrá que establecer ciertas normas. "No mataré", Alfred le hará repetir la frase varias veces a Bruce como si fuera un mantra. Un momento cargado de tensión y emoción en una escena que marca una nueva etapa para Bruce y para esta serie y que nos acerca, un poquito más, a ponerle el traje de murciélago.

La importancia de esta escena y el hecho de que Jerome no haya muerto de nuevo y esté siempre "disponible" en Arkham, son los motivos que no me han hecho enfurecerme con su despedida, ya que temía lo peor al saber que el siguiente capítulo (y con él gran parte de la próxima temporada) en E. Nygma.

Porque llegó el momento del gran enfrentamiento entre Oswald y E. Nygma que sinceramente no han manejado bien. Tras un enamoramiento, no vamos a negarlo, forzado y hecho para los fans, pero que en cierta manera disfrutamos, nos vendieron la guerra del siglo. Pero nada de esto ha resultado ser cierto. Un intento de asesinato con ácido que se queda en nada y un Oswald que entiende ahora el significado del amor, eso de "la felicidad del otro está por delante de la tuya" (claro que sí) y preferirá no confesar ante Barbara y Tabitha y morir por Ed.

Ed se encuentra en una situación complicada, su plan maestro ha fallado, pero el nombre de Isabella resuena todavía en las paredes de su mente. Así que vamos al lugar donde casi todo desemboca en Gotham, el puerto. Oswald trata de convencer a E.Nygma de que no le mate, pero Oswald ha tomado una decisión "no le quiere" y acaba disparándole en el estómago, con un rostro que se asemeja más a la resignación que a la alegría. Era "algo que debía hacerse". Con el Pingüino hundiéndose en el puerto de Gotham, ¿es este su final? 

Desde luego el hecho de volver a resucitar a otro personaje en Gotham ya cansa demasiado y es cierto que Oswald no estaba pasando por sus mejores momentos argumentales. Quizás su ciclo acabó, o quizás esto sea un punto y aparte, el tiro no sea mortal, le rescaten y curen y vuelva a tener una trama merecedora de la primera temporada.

Lo que está claro es que la segunda mitad de temporada de Gotham será un punto y aparte con respecto a esta. Ed por fin conseguirá su nombre y la Corte de los Búhos (con el clon de Bruce y el tío de Jim) cobrarán la importancia definitiva. Pero para todo eso tendremos que esperar a abril.

The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.