Gonzalo Tapia, director de “Neckan”: “Si a algo tiene miedo el poder, es a la libertad”

El equipo de SeriesOnDay ha tenido el placer de charlar en Barcelona con el director asturiano Gonzalo Tapia con motivo del estreno de su película "Neckan".

Lo primero enhorabuena por la película.

Por lo que he visto, tengo entendido que costó bastante salir adelante, lleva rodada desde el 2012 o así, ¿me equivoco?

Desde el trece. Lleva rodada desde el verano del trece.

¿Qué ocurrió para que tardara tanto en estrenarse?, ¿fue un tema de producción o financiación?

Hubo, desde mi punto de vista, un par de errores en los festivales donde se presentó que lo achacamos a un par de problemas de estrategia.

Y luego lo que ocurrió, como sucede con la mayoría de películas españolas, es un problema de distribución. Al no contar con el apoyo de una televisión, ni de las dos privadas ni de la pública que es como funciona todo hoy en día pues fue más difícil.

Además es que han desaparecido las productoras medianas.

Sí, se ha quedado todo bastante polarizado.

Claro, es muy complicado pero pudimos recurrir en parte al crowdfunding y pudimos sacar adelante así la distribución.

Me alegro de que saliera adelante. He visto que comenzaste tu carrera en Inglaterra, en Oxford concretamente.

Y que fue en Londres donde empezó tu carrera como cineasta.

Sí bueno, yo había hecho cosas en Asturias. Típico, algún curso de técnico de sonido y todo esto, también algún curso de video, pero no sabía muy bien lo que quería hacer. No tenía pensado dedicarme a esto del cine, pero coincidí con un par de personas en Oxford que me aconsejaron. Mira que yo iba con la ida de estar un par de meses para aprender inglés y me acabé quedando cinco años, ¿no?

Fui hilando hilando hilando y al final me quedé allí. Era una época difícil porque en aquel momento no había permisos de trabajo para españoles allí. Así que durante un tiempo bien, pero luego llegué a estar bastante incómodo y decidí volver.

Fue al volver aquí cuando coincidí un día saliendo del cine con un compañero cineasta que por aquel entonces era pareja de Iciar Bollain y montaron una productora. Un poco así empezamos en el mundo del cine.

Te lo preguntaba porque quería que me contaras cómo cambia la experiencia trabajando allí y aquí, las diferencias entre la industria inglesa y española.

Ah bueno claro, la verdad es que como te he comentado mi trabajo allí fue más digamos “fuera del centro” tareas más diferentes como revelado de negativos etc…un tipo de trabajo artesanal que ha desaparecido ya, y montaje de pistas de sonido, cosas que ahora ya funcionan de otra manera así que no puedo comparar mucho.

Lo que sí te puedo decir es que allí es una estructura más gremialista, tú no podías entrar así de repente a un gran cargo o a ser montador por ejemplo, tenías que empezar desde abajo, ayudante de montaje, luego un poco más etc…

Una estructura curiosa porque era una industria muy asentada y eso influye en la manera en que entienden hacer el cine.

Muy bien, pasemos a hablar de la película. Me interesa mucho el tema de la educación y cómo lo tratas, la importancia que se le da y el poder que tiene. Como se dice en un momento de la película que “Para moldear un país (o hacer avanzar un país) no se necesitan políticos si no maestros”

Sí sí. Esa frase es de Jiménez de los Ríos. Pues yo hice un documental sobre Misiones Pedagógicas, que es una parte de la Segunda República, un período constituyente. Cuando la República estaba en manos de los republicanos, obviamente, radicales socialistas sobre todo. Tengo vínculos familiares con aquello porque mi abuelo había sido secretario técnico de Misiones Pedagógicas y claro, el tema ese está muy metido en mi familia desde siempre.

Es un tema muy interesante y del que se puede extraer mucho.

Claro, por ejemplo el discurso que se oye en un disco durante la película es de Manolo Bartolomé Cosío que es la mano derecha de Jiménez de los Ríos.

¡Es cierto! Y los libros escolares que salen “Cómo hacer un republicano” por ejemplo.

Sí, exacto. Esos son todos míos. Libros vinculados a la casa de mi abuelo.

El tema de la educación es siempre clave, y es curioso como hoy en día todavía se juega con ello a niveles políticos. No de la misma manera, pero por ejemplo sufrimos una reforma educativa con el cambio de cada gobierno.

Claro,  siempre se ha hablado del ejemplo finlandés ¿no? Que el Estado se preguntaba ¿qué podemos hacer para que nuestra educación sea buena?

Pero lo que ocurre es que aquí siempre existe el mensaje partidista, ¿y qué significa eso?

Pues que en las autonomías se parte de la base de que debemos “crear una nación” ante todo. Entonces moldean la educación para crear nación. En otros países dan más importancia a otra cosa y potencian otro aspecto, pero al fin y al cabo es moldear y generar un tipo de educación tal…

La educación enfocada a un mensaje desde pequeños, a una misión.

Claro, pero el mayor problema que existe es que el Estado, o los pequeños estados, lo que sea es que no quieren generar espíritus libres. No quieren que estemos libres de dogmas, porque ahí empieza el pensamiento libre.

Por ejemplo para no hablar siempre de aquí, te voy a hablar del caso de la educación marroquí donde se desarrolla la película. En los años 70 desarrollaron un tipo de educación que generó que se llenaran de economistas las universidades, entonces tuvieron que cambiar a otro tipo de educación.

Si a algo tiene miedo el poder es a la libertad. Y la gente si se une puede hacer muchas cosas, puede incluso derrocar ese poder.

Hablemos del personaje de Santiago, que interpreta Pablo Rivero. Él llega a Tetuán por motivo de una investigación que él piensa que va por un lado, pero al final va por otro. Las cosas que va descubriendo llegan a hacerle cuestionarse quién es.

Sí sí.

¿Crees que finalmente averigua quién es o simplemente descubre por qué ha sido como es?

Yo creo, mi idea del personaje, es que el final no tiene un final (sin hacer spoiler) como lo puede tener una película típicamente americana. Donde recuperaría su identidad y sería feliz si no es todo lo contrario, se diluye y le hace preguntarse más cosas. Pero también es mucho más patrio así.

Es cierto, los finales en nuestro cine suelen ser muy diferentes. Abiertos, dramáticos, o de los que te dejan pensando.

Mi idea era esa, estoy intentando buscar la manera de explicarme sin destripar nada, el personaje de Pablo representa un poco lo que es España. Con el pasado tan dramático que hemos tenido, y parece que todo el mundo se puso una venda, para seguir.

Es un tema muy fuerte el que tratáis en la película, el de los niños robados. Parece mentira que haya pasado tan poco tiempo de aquello, y parece que es un tema que se quiere olvidar.

Claro. A ver es que les interesa, la legitimidad del estado actual es la legitimidad del estado franquista. Y las élites que gobiernan siguen siendo las mismas élites.

Y eso también pasa con los juicios. Los juicios, a todas estas personas que fueron ajusticiadas, a día de hoy no están revocadas siguen considerándose legítimas a efectos legales.

Y para terminar una última pregunta. ¿Qué significa “Neckan”?

 Neckan  es una palabra que han utilizado algunos personajes en la Historia que significa “justicia”.

Pero también tiene un doble sentido: venganza. Y entonces hay una frase que es “Neckan Adonae” que es la que utiliza un personaje en película y que quiere decir: “Justicia, Señor”.

  • "Neckan" se estrena en cines el 3 de Marzo
 
The following two tabs change content below.

Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.

About Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.