Gomorra: cuando la violencia se apoderó de Nápoles

Este mes volvemos a Italia en nuestra sección Series del Mundo para hablaros de la que para muchos ha sido -y es- la mejor serie europea que se está emitiendo en la actualidad. En concreto nos adentramos en Nápoles y  sus suburbios, Secondigliano, para conocer algo que no es de lejos ni una ficción: la camorra italiana.

La serie se estrenó en 2014 y venía ya precedida por la fama que alcanzó la novela homónima de Roberto Saviano y la película dirigida por Matteo Garrone.  Saviano protagonizó los titulares de todo el mundo cuando la auténtica camorra le amenazó y le puso en el punto de mira por la publicación de su libro, que desvelaba las entrañas de toda su organización. Y la serie es fiel reflejo de esa realidad.

Gomorra se centra, al menos en un principio, en el clan Savastiano, encabezado por Pietro Savastiano (Fortunato Cerlino) que controla con mano de hierro toda la ciudad. Nada ocurre sin que Pietro lo sepa, la droga, los sobornos, todo pasa por sus manos. Por supuesto Pietro no está solo, le rodea su familia y toda una serie de hombres que darían su vida por proteger al jefe de Nápoles. Pero a pesar de que al comienzo creamos que Pietro va a ser el protagonista absoluto de la serie, pronto esta nos demuestra que estábamos muy equivocados. El hilo conductor de toda la primera temporada será la detención de Pietro, algo que dejará sin cabeza al clan, pues su único hijo Gennaro (Salvatore Esposito) no está preparado para asumir semejantes responsabilidades.

Se abre entonces un abanico de situaciones tan amplio y complejo que resulta difícil hacer un análisis general sin entrar en demasiados spoilers. Gennaro no es capaz de llevar las riendas de la situación, a pesar de que cuenta con su madre, Inma (Maria Pia Calzone) y con la mano derecha de su padre, Ciro di Marzio (Marco D'Amore) y es una situación que aprovecharan sus enemigos, encabezados por Salvatore Conte (Marco Palvetti) para apoderarse de la ciudad y vengar todo el daño que los Savastiano han hecho (para no ir más lejos la serie empieza con Ciro quemando la casa de la madre de Conte).

Ciro (Marco D'Amore) trata de convertir al joven Genna (Salvatore Esposito) en un asesino

La primera temporada irá dividiendo escenas de Pietro en la cárcel y cómo se enfrenta a un nuevo alcaide que parece no dejarse intimidar o sobornar, por Savastiano, con las disputas que se abren en el clan. Por un lado Ciro, que se ha criado prácticamente con Genna trata de instruirlo en este peligroso y violento mundo y en la primera mitad de la temporada se nos muestra como un hermano mayor, alguien realmente preocupado por él que quiere que se asiente en el trono de su padre. Sin embargo Inma tiene otros planes y no solo mandará a su hijo a negociar con peligrosos narcotráficantes en Honduras, sino que desplazará a Ciro de todo poder posible. El séptimo capítulo "Inma contra todos", uno de los mejores de toda esta primera tanda de capítulos,  es un reflejo de hasta dónde está dispuesta a llegar la mujer para que el poder permanezca en su familia. Maria Pia Calzone hace un trabajo magnífico interpretando a la donna italiana,  esa madre y esposa devota pero sin miedo a enfrentarse a peligrosos hombres armados por salvaguardar a los suyos.

Por su parte la evolución de Genna es una de las más brillantes de la serie, tras su viaje a Honduras pasa de ser un niño que no podía apenas sostener una pistola a ser un asesino a sangre fría. Pero la vuelta de Genna no supone ninguna mejora para la situación de Ciro. En palabras de la propia Inma, envió a su hijo a Honduras para convertirle en un hombre y que no fuera un perrito faldero de Ciro y desde luego lo consiguió. La fractura es total y desde el preciso instante en que Ciro se da cuenta de eso, comienza la guerra.

No os voy a engañar, Ciro di Marzio es el personaje más complejo de todos y por eso es uno de los mejores. Cuando le conocemos tiene una actitud de hermano mayor y fiel escudero con respecto a Genna y a los Savastiano, pero conforme avanza la primera y sobre todo la segunda temporada (donde adquiere protagonismo absoluto) se convierte en uno de los hombres más importantes de Nápoles. Conocemos a su familia, su historia y nos adentramos en su psique y la culpa que acarrea después de haber matado a tantas personas que es incapaz de nombrarlas a todas. Si hemos hablado de la evolución de Genna, esta se queda en nada comparada con la de Ciro, que puede ser uno de los mejores personajes que se hayan visto en la televisión europea. El trabajo de Marco D'Amore es sobrecogedor en muchos momentos: pasamos miedo, nos sorprendemos y lloramos en muchos momentos con él. Y es que aunque seamos incapaces de ponernos en el lugar de un asesino de la camorra, si que podemos ponernos en el lugar de un hombre que ha perdido a todos los que alguna vez le rodearon y quisieron, y muchos por su culpa.

Ciro tendrá que enfrentarse a duras decisiones en la segunda temporada

Si estos son los cuatro personajes claves de la primera temporada, la segunda se polariza mucho más. Es muy complicado mencionar cualquier cosa de la segunda temporada sin hacer algunas referencias a lo que pasa al final de la primera, así que aunque no voy a decir grandes spoilers, es mejor que si sois de aquellos que no quieren saber nada, no leáis los siguientes tres párrafos (podéis continuar tras la imagen).

Los Savastiano están fuera de juego y Ciro forma una supuesta Alianza democrática, donde distintos ex-colaboradores o enemigos de los Savastiano, se reparten las diferentes "plazas" de drogas. Ciro por tanto adquiere ese protagonismo del que he hablado anteriormente, pero vamos a conocer a muchos nuevos personajes con trasfondos, personalidades y ambiciones totalmente distintas. En este caso me gustaría destacar el caso de Annalisa Scianel Magliocca (Cristina Donadio), hermana de uno de esos fieles amigos de los Savastiano que Genna se encargó de asesinar en el momento que dudó de él.  Scianel es una mujer sin escrúpulos, no duda en matar a aquella persona que osa tosérle a ella o a su hijo, al que quiere con locura y que pronto saldrá de la cárcel.

La segunda temporada de Gomorra tiene más personajes femeninos interesantes, pues en la primera apenas contamos con Inma. Aquí, además de Scianel o la esposa de Ciro, tenemos a Patrizia Santoro (Cristiana Dell'Anna). Sobrina de Malammore (nueva mano derecha de Pietro Savastiano tras la marcha de Ciro) y dependienta de una tienda de ropa (a la que acude regularmente Scianel), Patrizia actuará como mensajera para Pietro. Trasladará sus mensajes y reunirá la información que oye por la calle sobre él y los miembros de la Alianza, pero pronto Patrizia se demostrará indispensable para Pietro, sabrá como manipular las distintas situaciones a las que se enfrentan y pasará de una inocente mujer a una de las mentes más brillantes que se encuentran junto con el jefe de los Savastiano.

La segunda temporada también desarrollará muchísimo más el personaje de Conte. Tras hacer un pacto con la Alianza, Conte ha podido volver a Nápoles (vivía en España) sin miedo a que nada le suceda. Devoto cristiano e hijo, su madre y Dios lo son todo para él. Pero por eso mismo nos sorprenderá más su relación una mujer trans, algo que por supuesto mantiene en secreto por las burlas e insultos que podría acarrearle. Pero cuando en su cumpleaños muchos de los hombres de la Alianza la ven (aunque no sepan que es su pareja) y la insultan, Conte romperá sus relaciones con ellos como solo él sabe. Todo esto abrirá un nuevo baño de sangre en la Alianza, cuyo futuro depende de un hilo.

Patrizia asombrará a Pietro con su determinación y habilidades

Gomorra es una serie que no habla de la mafia per se. Los Savastiano no son los Corleone ni los Soprano y eso se demuestra desde el preciso instante de la detención de Pietro y se constata con toda la segunda temporada. Gomorra es una serie que trata sobre el poder, el poder construido a base de violencia y con el apoyo del pueblo. Los Savastiano no habrían llegado ahí si los habitantes de Secondigliano no le ofrecieran sus casas, sus escondites y su propia sangre. Gomorra por tanto no habla de una familia mafiosa sino de un microcosmos, un monstruo que devora la esperanza de un futuro mejor. Es ese microcosmos que se refleja en las calles de Nápoles y abandona por completo las altas esferas,  el que mata por igual a ancianos, niños, mujeres y hombres, sin importar si tenían alguna relación con la camorra o si sencillamente estaban en el lugar equivocado a la hora equivocada, el que nos aterroriza tanto porque sabemos que, desgraciadamente, es muy real. 

La serie italiana regresa dentro de dos días, el 17 de noviembre, con su tercera temporada y os recomiendo que no os la perdáis.

 
The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.