Glee 6×12: 2009 y 6×13: Dreams Come True

Glee 6x12: 2009 y 6x13: Dreams Come True

Glee 6x12: 2009 y 6x13: Dreams Come True

Series: Glee

4 Stars

Summary

Capítulos finales de la serie de Fox, en los que retrocederemos al 2009 y veremos cómo eran sus vidas antes de entrar al Glee Club y cómo les ha ido años después de dejar el instituto.

Coder Credit

Pues ya está, Glee terminó por fin y he tenido durante todo el capítulo doble, una mezcla de tristeza y alivio. Está claro que debería haber terminado hace ya tiempo, pero aun así, voy a echar de menos el no volver a verlos.

En el primero de los capítulos, nos han mostrado como era la vida de algunos de los miembros originales, antes del Glee Club. Cómo o qué les hizo presentarse a las pruebas de admisión. Me gustó ver cómo han pasado de ser unos adolescentes retraídos e inseguros, a adultos seguros de sí mismo y que saben lo que quieren.

Pero tengo que reconocerlo, me resultó un poco aburrido en algunas partes. Tampoco es que nos contaran nada nuevo del todo. Pero mi opinión final cambió cuando llegó el momento del sentido homenaje a Finn / Cory Monteith.

Primero cuando Rachel, Kurt, Mercedes, Artie y Tina, están hablando discutiendo si realmente será un miembro importante en el Glee Club y cómo Rachel da sus razones de que sí, de que lo necesitan y que será una parte muy importante sin la cual no serán los mismos.

glee S06E12

Después, cuando enlazan lo que ocurre en este capítulo con su primera actuación, la mítica Don’t stop believin’. Que levante la mano todos los que lloraron como niños al verla! Ha sido un homenaje precioso y tal y como se merecía.

Después de ponernos sentimentales y nostálgicos, damos paso al después. Cuando los New Directions ganan los Nactionals (algo que no vemos, por cierto), deciden dar un giro drástico al instituto McKinley y convertirlo en una escuela de Arte. Para ello, nombran a Will como director, su sueño hecho realidad.

Todos sabíamos que el puesto de director del Glee Club era para Finn, pero dadas las circunstancias, ha pasado a manos de Sam, que le toca dirigir no a uno, si no a cuatro coros diferentes, con sus curiosas y extravagantes tácticas.

Cinco años después, vemos a Kurt, Blaine, Artie y Tina (que son pareja, como ya imaginamos) reunirse en el apartamento de Rachel, como tantos años atrás prometieron hacer. Pero esta vez, es una ocasión especial y es que Rachel, que es la madre de alquiler del hijo de Kurt y Blaine, va a asistir a los premios Tony a los que está nominada. Y su acompañante no es otro que… redoble de tambores, su marido Jesse!! Sisisisi!

En fin, como es de suponer, Rachel gana su deseado Tony, mientras que en Ohio Will, su mujer y su tropa de críos lo están viendo junto con Sam, el único del grupo que sigue en la ciudad.

Un final algo ideal y demasiado bonito, sí, pero el que todos los seguidores de la serie queríamos. Lástima que no nos explicaran las vidas de otros personajes que han sido también muy importantes, como las de Santana, Quinn o Brittany, pero bueno, nunca he comprendido las decisiones de Ryan Murphy y no creo que lo haga ya.

No podíamos terminar sin una actuación final de, casi, todos los que han participado en la serie, aunque con alguna que otra ausencia, y con una canción que les va perfecta: I live de OneRepublic.

Una serie que se despide por la puerta de atrás, pero que sin duda marcó un antes y un después en la televisión.

The following two tabs change content below.
Comencé mi adolescencia cazando vampiros con Buffy, para luego irme a tomar un café al Central Perk con Friends. Ahora salvo mundos con Doctor Who y me engancho a cualquier drama inglés.

Latest posts by Saray Ruiz (see all)

About Saray Ruiz

Comencé mi adolescencia cazando vampiros con Buffy, para luego irme a tomar un café al Central Perk con Friends. Ahora salvo mundos con Doctor Who y me engancho a cualquier drama inglés.