Girls: llegó la hora de la despedida

Girls

Girls

4 Stars

Summary

Hannah, Marnie, Shoshanna y Jessa están de vuelta para una última aventura. Habrá que ver si por fin consiguen hacerse un hueco en el mundo o si Nueva York las acaba consumiendo.

Coder Credit

Llega la sexta y última temporada de "Girls". La serie creada y protagonizada por Lena Dunham que ha marcado un antes y un después como hito generacional, sobre todo, en la sociedad estadounidense. Pocas series consiguen evolucionar tanto y de una manera tan coherente. Sin embargo, todo lo bueno tiene un final y Girls no va a alargarse innecesariamente, es la hora de despedir a nuestras cuatro chicas.

Está claro que Girls ha supuesto un retrato de una determinada parte de la sociedad. No hablo solo de mujeres, sino de una clase media-alta blanca que trata de hacer frente a los grandes problemas que la ciudad de la gran manzana les presenta. Pero obviamente la serie de la HBO puso el foco en cuatro mujeres, todas distintas entre sí y les dio el absoluto protagonismo que las mujeres necesitaban en el mundo televisivo. La serie que cogía a cuatro chicas tratando de definirse en el monstruo que es Nueva York ha evolucionado a la serie de cuatro mujeres que intentan encontrar su lugar en el mundo. 

Es muy difícil superar la quinta temporada de la serie, probablemente la mejor de todas, con las cuatro chicas siendo plenamente conscientes de ellas mismas. Habían dejado atrás las relaciones tóxicas y los trabajos asfixiantes, por fin parecía que iban en el buen camino. La sexta temporada recoge el relevo dándole un par de vueltas y demostrando que no todo es tan sencillo como podíamos creer.

Con los tres primeros capítulos ya visionados, no se puede obviar que el hilo de diversión e ironía irreverente característica de la serie se mantiene, sin embargo sí que se aprecia en general una narrativa más seria, acorde a la supuesta madurez que nuestras protagonistas van alcanzando poco a poco. No podía ser de otra forma, Hannah (Lena Dunham) será la que más nos haga reír cuando por motivos laborales deba acudir a Long Island a un curso de surf. Su relación con la playa y la consiguiente fiesta, nos muestran a la Hannah de siempre.

Pero mientras Hannah disfruta del momento en el que está, Marnie (Allison Williams) da un paso atrás que creíamos ya más que superado. Sí, Marnie parece que no podrá tener una relación estable con nadie y sus prácticas poco saludables no parecen dejarla escapar del círculo de autodestrucción que ella misma ha forjado. Shoshanna (Zosia Mamet) parece que no se conforma con el éxito en la cafetería de Ray y quiere forjarse un futuro laboral más prometedor, pero en un encuentro con mujeres empresarias, Jessa (Jemima Kirke) hará acto de presencia y las cosas se pondrán tensas.

Jessa, probablemente el personaje más menospreciado de esta serie, que ha dado tumbos de aquí para allá sin tener una línea argumental claramente definida, se nos presenta cómo una mujer madura, que sabe lo que quiere y que está cansada del trato que recibe de las demás. Tras sus problemas con Adam al final de la última temporada, les volvemos a ver felices, viviendo juntos. Todavía tenemos que averiguar si Jessa conseguirá su sueño de hacerse terapeuta, pero desde luego la virtud del personaje de Kirke ha sido ir trazando poco a poco una personalidad única sin tener que dedicarle un tiempo excesivo.

Lo que está claro, a raíz de la discusión entre Shoshanna y Jessa es que va a ser muy difícil volver a vivir un encuentro en la casa de la playa. La ya de por sí rota relación entre las cuatro chicas, parece acentuarse aún más y que los caminos de cada una estarán separadas del resto parece más claro. Sin embargo, en aras de la sororidad no podemos imaginar un final de Girls sin una Hannah reconciliándose con Jessa, o una Marnie manteniendo una larga conversación con Shoshanna. Es algo que se echa en falta, ser capaces de intercambiar las relaciones de las chicas, e ir más allá del dúo Hannah-Marnie, Shoshanna-Jessa.

No solo la narrativa ha madurado, sino que ha ahondado en sus reivindicaciones. Admitámoslo, Girls ha teniendo siempre un discurso potente, más para la duración de la serie, pero ese feminismo que se le presupone se quedaba, casi siempre, en términos muy superficiales (salvo algunas excepciones, como el famoso aborto de Mimi-Rose). No en vano a Lena Dunham se la tiene en Estados Unidos como adalid del white feminism. Pero el tercer capítulo, que narrará en exclusiva la entrevista de Hannah a un famoso escritor (Matthew Rhys) acusado de abusos sexuales, irá más allá. En muchos momentos vemos dudar a la protagonista y con ella, puede que incluso a nosotras mismas, sobre la culpabilidad del escritor en los hechos para que al final nos demos un golpe contra la realidad.

Poco nos dará el comienzo de Girls de los secundarios principales de esta serie, es decir, los hombres. Ni Adam (Adam Driver), ni Elijah (Andrew Rannells) ni Ray (Alex Karpovsky) ocuparan minutos destacables. Queda por saber si los tres hombres conseguirán también encontrar su hueco y sobre todo si Elijah consigue definirse tal y cómo hicieron las chicas en la temporada anterior y en la que él estuvo a punto.

Girls ha vuelto para poner punto final a una serie que ha marcado a una generación. Una serie que lanza ese mensaje tan potente de que las mujeres no somos perfectas y que no solo debemos estar orgullosas de esa imperfección, sino aceptarla y quererla. Esa serie que comienza con personajes casi odiosos y a los que luego amas porque, al fin y al cabo no son más que un reflejo de la sociedad. Es el momento para ver si al final Girls se amedranta y encaja en los moldes preestablecidos de la sociedad o consigue acoplarse en su propia rebeldía.

 
The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.