Game of Thrones 7×04: The Spoils of War

Game of Thrones 7x04: The Spoils of War

Game of Thrones 7x04: The Spoils of War

Series: Game of Thrones

5 Stars

Summary

El ejército Lannister pone rumbo a King´s Landing con el botín obtenido en el asalto a Highgarden. Arya llega a Winterfell. Daenerys recibe malas noticias sobre el asalto a Casterly Rock y decide responder con un ataque sorpresa.

Coder Credit

Llegamos al ecuador de esta corta temporada de Game of Thrones y lo hacemos con un episodio más cortito que los anteriores, repleto de acción y, sobre todo, de fuego de dragón. Estamos en pie de guerra y aquí vale todo.

El episodio arranca con Jaime y Bronn custodiando el botín obtenido en el asalto a Highgarden. A nadie se le escapa que el ataque al bastión de los Tyrell no era una mera jugada estratégica destinada a deshacerse de un rival directo sino que buscaban los tesoros de Highgarden. La maniobra de Cersei es astuta. En un mismo golpe mata a dos pájaros de un mismo tiro. Que no se diga que los Lannister no pagan sus deudas.

Sin embargo, para Bronn los Lannister aún están en deuda con él. Su traición y posterior alianza venía con condiciones y el título de caballero no es lo único que le prometieron a cambio de su espada. Bronn quiere su propio castillo que le permita instaurar su propia casa. Jaime trata de disuadirle diciéndole que en tiempos de guerra no conviene hacerse con un castillo. Demasiados gastos para un futuro incierto. Pero Bronn cree que los Lannister tratan de engañarle y acusa a Jaime de codicioso, a lo que éste responde señalando que el botín obtenido en Highgarden pertenece al Banco de Hierro y no a los Lannister.

Mientras tanto, en King´s Landing, Cersei saborea su victoria. Charla animadamente con Tycho Nestoris quien no duda en mostrar su admiración a la Reina por su audaz movimiento. Es la primera vez que alguien salda una deuda tan grande en un solo pago y eso hace que la confianza del Banco en la Reina se refuerce. El banquero no desaprovecha la ocasión para poner a su disposición todo el capital que necesite en futuros empréstitos, muy necesarios en tiempos de guerra. Cersei acaba de asegurarse un poderoso aliado para su causa.

En Winterfell, Littlefinger se acerca a Bran. El conspirador no duda en hacer todo lo posible por congraciarse con los Stark, buscando, tal vez, que esto le asegure un acercamiento con Sansa. Le habla de su madre, del amor que sentía por Catelyn y le ofrece como obsequio la daga con la que intentaron asesinar a Bran después de su caída. La conversación se ve interrumpida por la llegada de Meera, que ha venido a despedirse de Bran. La escena es fría, muy fría. Bran le da las gracias por todo lo que ha hecho por él, algo que dados los sacrificios y las pérdidas sufridas por el camino parece poco, muy poco. La joven no puede evitar las lágrimas pero Bran sigue impasible. "Moriste en aquella cueva" le dice antes de marcharse.

Los acontecimientos ocurridos en aquella cueva y la conversión definitiva de Bran en el Cuervo de Tres Ojos han cambiado a Bran. El muchacho ya no es el mismo. No solo le rodea un aura inquietante de misticismo sino que no se comporta como el joven que en su día fue. Nada queda del muchacho. Bran ya no existe. Ahora es otra cosa. Algo más. Algo que cuesta mucho comprender.

Por otro lado, Arya llega finalmente a Winterfell. El camino ha sido largo pero Arya por fin está en casa. Trata de entrar en el castillo pero los guardas la detienen. Se identifica como Arya Stark pero como todo el mundo hace ya tiempo que la da por muerta solo consigue que los guardias se mofen de ella. Por fin, les convence para que avisen a su hermana. Mientras los guardias discuten sobre quién debe ser el que acuda a hacer el anuncio de la llegada de Arya, la joven se escabulle hasta las catacumbas del castillo, donde la encuentra Sansa. Las hermanas se abrazan y Arya le pregunta a Sansa si realmente mató a Joffrey. Sansa responde que no y Arya le habla a su hermana de su lista diciendo que fue una pena que le adelantaran ya que, por larga que esta fuera, Joffrey siempre hubiera sido el primero. Sansa se toma a broma las palabras de su hermana y no puede evitar reír por la excentricidad de su hermana.

Juntas se reúnen con Bran bajo el viejo árbol de la familia. Arya corre a los brazos de su hermano y le abraza. Sansa habla a Arya de las visiones de Bran y éste se sorprende pues creía que Arya iba camino de King´s Landing para matar a Cersei. A continuación, Bran le entrega la daga de acero valyrio que le regaló Littlefinger a Arya diciendo que un arma como esa será de poca utilidad para un tullido.

En Dragonstone, Daenerys y Missandei hablan sobre el destino de los Unsullied. La consejera se muestra nerviosa por la suerte que haya podido sufrir Greyworm y expresa su deseo de que vuelva pronto. La Reina le pregunta si ha pasado algo entre ellos y Missandei le deja caer que han pasado muchas cosas entre ellas. Resulta curioso ver a la Reina mantener este tipo de conversaciones. La vemos siempre tan seria y digna en su papel de soberana que nos olvidamos que es una joven como cualquier otra y que lo normal sería que pasase sus días entre bromas y comentarios de este tipo con sus amigas. A veces nos olvidamos de que es humana.

Más tarde, Daenerys se reúne con Jon a los pies de la montaña de Dragonstone. Jon quiere mostrarle la mina antes de comenzar las labores de extracción y, lo que es más importante, unos murales hechos por los Niños del Bosque que muestran su alianza con los Primeros Hombres para luchar contra los Caminantes Blancos. La Reina le dice que luchará por él pero solo si se arrodilla ante ella. Jon sigue resistiéndose a la idea alegando que sería una traición para los que lo eligieron como Rey. Sabe que su pueblo no aceptaría una Reina sureña. Siguen con su particular tira y afloja y queda patente una atracción entre ambos que habrá que ver cómo se resuelve. Cuando por fin salen del interior de la montaña se encuentran con que Tyrion y Varys aguardaban el regreso de su Reina para informarle de que los Unsullied se han hecho con Casterly Rock pero que esto no es precisamente una buena noticia.

Daenerys entra en cólera y la toma Tyrion. Está harta de planes ingeniosos y acusa a Tyrion de que su estrategia ha hecho que pierda Dorne, las Islas de Hierro y toda la ventaja que tenía en un primer momento. Encima parte de su ejército se halla sitiado y prácticamente condenado a muerte. Pintas bastos para la Khaleesi y ella lo sabe. Está dispuesta a subirse a lomos de su dragón rumbo a la Fortaleza Roja y acabar con esto de una vez por todas. La Reina sorprende pidiendo consejo a Jon. Éste le dice que si bien esa opción sería una forma rápida de ganar la guerra, la gente que le sigue lo hace porque tiene fe en ella al haberla visto obrar milagros. Si aparece a lomos de un dragón arrasando ciudades no será diferente al resto de pretendientes al trono. Ella vale más que eso.

De vuelta a Winterfell, Arya observa como Brienne trata de entrenar a Podrick. El aspirante a caballero cae una y otra vez en los mismos errores y pasa la mitad del tiempo en el suelo. Arya se dirige a Brienne, la persona que derrotó al Perro y pide entrenar con ella. Ambas se enzarzan en una danza de espadas que acaba con la victoria de Arya. Brienne sorprendida por la destreza de Arya, pregunta que quién le ha enseñado a luchar, a lo que la joven responde "Nadie".

La atracción entre Daenerys y Jon no se le escapa a Davos. Jon trata de eludir el tema. Para su alivio su conversación se ve interrumpida por la llegada de Missandei que no termina de entender el concepto de bastardo. En su tierra natal, Naath, la institución del matrimonio no existe y por lo tanto no tienen la idea de hijos ilegítimos. Davos siente curiosidad por las andanzas de Missandei y le pregunta que cómo terminó junto a Daenerys. Ella les cuenta que fue vendida como esclava de niña y que cuando Daenerys la liberó decidió seguirla. Ella sirve a su reina por elección propia y podría irse cuando quisiera. 

El intercambio de historias se interrumpe por la llegada de una embarcación Greyjoy de la que desembarca Theon. La presencia de Jon en su comité de bienvenida coge por sorpresa a Theon. Jon se abalanza sobre él y le dice que lo único que le impide matarle es saber lo que hizo por Sansa. Theon pide audiencia con la Reina. Necesita su ayuda para salvar a Yara de las manos de Euron. Pero la Reina no está.

Daenerys ha decidido seguir los consejos de Jon y se ha subido a lomos de Drogon para acabar con el ejército de los Lannister. El ataque coge desprevenido a Jaime, Bronn y los Tarly que conversaban sobre lo ocurrido en Highgarden. Jaime trata de crear una muralla de escudos que les proteja de los guerreros dothraki que vienen al galope hacia ellos pero la presencia del dragón desequilibra la lucha. El fuego de la criatura fulmina las defensas de los Lannister y Jaime contempla con horror cómo su ejército es pulverizado.

La única opción que tienen es tratar de llegar al artefacto ideado por Qyburn y disparar una potente flecha que abata al peligroso dragón. Ante la imposibilidad de Jaime de manejar el arma, Bronn trata de llegar hasta ella lo más rápido posible. Sin embargo, su carrera desesperada se ve interrumpida por un aguerrido dothraki que le hace caer del caballo y parece dispuesto a no dejar la lucha hasta no deshacerse de Bronn. Finalmente, logra llegar a tiempo hasta el arma y dispara a su perseguidor.

Bronn comienza a lanzar flechas a Drogon. La bestia logra esquivar la primera lanza pero no la segunda que le hiere en un ala. El dragón comienza a descender. Antes de posarse en el suelo pulveriza el arma que lo atacó y a todo el que esté a su alrededor. Bronn apenas tiene tiempo de ponerse a salvo.

Desde el horizonte Tyrion observa con horror como el ejército Lannister sucumbe ante la furia dothraki y el fuego de dragón. La Mano de la Reina tiene sentimientos encontrados al presenciar lo que parece ser el fin de su Casa. Desde su posición ve a Jaime a lomos de su corcel blanco coger una lanza y dirigirse al galope hacia Daenerys que ha desmontado el dragón y trata de sacar la flecha del ala de Drogon. Cuando está a punto de llegar a ella y asestar su fatal golpe, el dragón repara en su presencia y lanza una llamarada hacia él. Este sería el final de Jaime Lannister si una sombra no se hubiese lanzado hacia él en el último momento haciéndole caer al agua y salvándolo de las llamas. El episodio termina con Jaime Lannister hundiéndose en las aguas. 

Lo que está claro es que estamos en tiempos de guerra. Desde ahora todos los golpes serán a matar y solo el mejor quedará en pie. El golpe asestado por Daenerys ha sido duro y pone en jaque a Cersei. No solo ha perdido a su ejército sino que, además, todo el botín obtenido en Highgarden se ha visto reducido a cenizas. Habrá que ver cómo responde Cersei a esto, si es que puede.

La cosa se pone cada vez más interesante. Y la semana cada vez se hace más larga.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

Latest posts by Marta Ramirez (see all)

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal