Game of Thrones 7×02: Stormborn

Game of Thrones 7x02: Stormborn

Game of Thrones 7x02: Stormborn

Series: Game of Thrones

4 Stars

Summary

Daenerys se reúne con sus aliados para enfocar la mejor estrategia para hacerse con el Trono de Hierro. Sam busca una cura para Jorah. Jon recibe una misiva de Tyrion que le pide que acuda a Dragonstone.

Coder Credit

La guerra por el Trono de Hierro ha dado comienzo de forma oficial. Si hasta ahora lo único que habíamos visto eran movimientos sobre el tablero buscando la mejor posición desde la que atacar, este último episodio de Game of Thrones ha dado el pistoletazo de salida para una guerra que se espera cruenta. Y lo peor de todo es que con tanto frente abierto no habrá lugar en el que poder esconderse.

El capítulo arranca bajo una fuerte tormenta en Dragonstone. El que fuera hogar de los Targaryen parece no serlo para Daenerys que aún se siente una extraña entre sus paredes. En una noche tan aciaga, hace su aparición Melisandre. La sacerdotisa ha puesto rumbo a Dragonstone para poner al corriente a Daenerys de la profecía "del príncipe que traerá el alba" y conmina a la Reina a que convoque a Jon Snow. Ambos tienen un papel muy importante en el desarrollo de esta profecía y la sacerdotisa está dispuesta a que se haga realidad. Missandei apunta a que la palabra valyria utilizada para "príncipe" en realidad no tiene género, dando a entender que en esta lucha de la luz contra la oscuridad cualquiera podría alzarse vencedor. 

Pero antes, Daenerys tiene que depurar responsabilidades y asegurarse de que los que permanecen a su lado son leales tanto a la causa como a su persona. Desde siempre hemos sabido que Varys era un conspirador en la sombra. Cuando las cosas se torcían no dudaba en hacer los posible por enmendar las cosas y su red de "pajaritos" ya se encargó de poner fin prematuramente a más de un reinado. Cuando Daenerys le pide explicaciones al respecto, Varys le cuenta la historia de sus orígenes y le confiesa que él solo sirve a aquel dirigente que es digno de su lealtad, aquel que verdaderamente se preocupa por su pueblo y dirige su mandato hacia su pueblo. Varys se erige así como un protector del pueblo frente a los incompetentes. Daenerys se muestra benevolente con Varys y le pide su lealtad. Además, le pide que si durante su mandato termina perjudicando a su pueblo se lo haga saber antes que conspirar a sus espaldas, de lo contrario la Reina no dudará en quemarle vivo.

Ahora que por fin ha desembarcado en Westeros llega el momento de decidir la mejor estrategia para hacerse con el Trono de Hierro. Por primera vez vemos a la Madre de los Dragones reunida con sus aliados discutiendo sobre cómo y cuándo dar el golpe certero que acabe de una vez por todas con la autoproclamada Reina Cersei. Mientras que los Greyjoy, los Tyrell y los Martell prefieren un ataque directo al corazón de King´s Landing, Tyrion sugiere una mejor estrategia. Quien se alce justo merecedor del Trono de Hierro tendrá que reinar sobre un montón de cenizas si deciden optar por el ataque frontal. Además, Tyrion conoce demasiado bien a su hermana y sabe que la desesperación y su maledicente lengua estará haciendo que cuente historias horribles acerca de lo cruel y salvaje que es el ejército de Daenerys compuesto por Unsullied y Dothrakis. No, la mejor manera de hacerse con Westeros es a través de los propios ejércitos de las Casas de Westeros. La mejor forma de abordar la guerra es que los Martell, los Greyjoy y los Tyrell se dirijan a la capital mientras que el ejército de Unsullied y Dothrakis atacan por sorpresa el bastión de los Lannister: Casterly Rock. Un plan muy astuto que pronto cuenta con la aprobación de Daenerys y los suyos.

Ha llegado el momento de que Missandei y Greyworm se despidan. El soldado partirá a Casterly Rock y es difícil saber cuándo volverán a encontrarse. Missandei acude al dormitorio de Greyworm la noche antes de su partida y por fin dejan entrever sus sentimientos el uno por el otro. Terminan pasando la noche juntos.

En King´s Landing, Cersei convoca a las Casas que aún pueden serle leales. Son Casas pequeñas, muchas de ellas con alianzas con los Tyrell que aún se muestran reticentes a declarar lealtad a Cersei. La Reina no duda en contar historias sobre lo que pasará si dejan desprotegida a la capital y busca la forma de acabar con el peligro potencial de los dragones de Daenerys, algo en lo que Qyburn ha estado trabajando en secreto en las catacumbas del castillo. Por su parte, Jaime, conoce a Dickon Tarly, hijo Randyll Tarly. Se trata de uno de los mejores generales de Westeros y Jaime trata de persuadirle para que se una en la causa de su hermana.

En la Ciudadela, Sam ayuda en las curas de Jorah Mormont. Su enfermedad se encuentra en un estado muy avanzado y nada puede hacerse para luchar contra ella. Parece que nuestro viejo amigo está condenado a sufrir un lento y doloroso final. O eso es lo que dictamina el Archimaestre. Sin embargo, Sam ha leído muchos libros y en uno de ellos se relatan dos casos de psoriagris en avanzado estado que pudieron ser tratados con éxito. Pero el tratamiento es peligroso, doloroso y, lo que es peor, está prohibido. Cuando Sam descubre la identidad del enfermo no se lo piensa dos veces. Esa misma noche aparece en la celda de Jorah con todo lo necesario para tratar de curarle.

Arya Stark continúa su viaje hacia la capital de Westeros para saldar cuentas con Cersei. Decide hacer un alto en el camino en una posada en la que aguza el oído en busca de noticias sobre la Reina. Allí se reencuentra con Hot Pie que trabaja haciendo pasteles en la posada. Es él quien le informa de los últimos acontecimientos en el Norte. De este modo se entera de que Jon Snow ha sido proclamado Rey del Norte tras derrotar a los Bolton y que tanto él como Sansa han vuelto a Winterfell. Estas noticias hacen que Arya se replantee su misión. Es hora de volver a casa.

En su camino de vuelta, Arya se ve de pronto rodeada por una manada de lobos. Su vida, una vez más, corre peligro. De pronto, aparece un lobo descomunal que mira directamente a Arya. La joven cree reconocer en el animal a su huargo, Nymeria y le pide que vuelva a casa con ella. El lobo se queda mirándola. Se da la vuelta y se marcha con el resto de la manada. Es entonces cuando Arya se da cuenta de que verdaderamente aquel animal no era Nymeria. Aunque algo me dice que el huargo no anda muy lejos.

En Winterfell, Jon recibe la misiva de Tyrion Lannister que le dice que acuda a Dragonstone para conocer a la Madre de los Dragones. Al mismo tiempo, recibe un cuervo desde la Ciudadela. La carta es de Sam y en ella le informa que el mayor yacimiento de vidriagón que existe se encuentra en las minas de Dragonstone. Parece que el próximo paso de J_on está muy claro.

Jon reúne a los señores del Norte y les pone al corriente de las noticias recibidas. En dicha reunión le hacen saber su descontento acerca de la idea de que vaya a reunirse con Daenerys Targarien. No se fían de ella. Pero Jon nunca ha pensado en trono alguno. Su mandato no fue por elección propia sino por designación. Su guerra no es por el Trono de Hierro. Su guerra es contra la Larga Noche y sabe que el vidriagón y el fuego de los dragones serían armas que le ayudarían en su propósito. Durante la discusión Sansa incluso le acusa de abandonar a su pueblo si acude a la llamada de Daenerys. Pero él le responde que dejará al pueblo en manos de Sansa que cuidará de él hasta su regreso. Esto parece aplacar a los señores del Norte.

Antes de partir Jon baja a las catacumbas de Winterfell donde está enterrado Ned Stark. Ahí se encuentra con Littlefinger que le confiesa amar a Sansa de la misma forma que amó a Catelyn Stark. Jon coge del cuello a Littlefinger y le amenaza de muerte si se le ocurre poner un dedo encima de su hermana. A la mañana siguiente, Jon parte hacia Dragonstone en compañía de Davos.

El barco de Yara lleva rumbo al sur. Le acompañan Theon y Ellaria, que no duda en provocar un acercamiento con la capitana. En medio de la noche, la flota se ve sorprendida por el brutal e inesperado ataque de Euron Greyjoy que no duda en quemar, hundir y acabar con todo aquello que se le ponga por delante. El Ojo de Cuervo acaba con la flota de Yara que acaba siendo prisionera de su tío ante la mirada de Theon que al ver la barbarie que se desata a su alrededor decide saltar por la borda. La última imagen del episodio es la de Theon en medio del mar observando cómo se aleja el Ojo de Cuervo en medio de la noche.

El episodio funciona bastante bien. Comienza como el anterior, siendo muy introductorio y construyendo poco a poco lo que iremos viendo a continuación. De pronto, en su tramo final, se desata la acción y termina de forma un pelín anticlimática para mi gusto. Cuando teníamos la adrenalina por los aires Theon decide saltar por la borda y el episodio pone punto y final dejándonos con ganas de más.

Pero no perdamos de vista el Norte. Lo verdaderamente interesante vendrá ahora. El encuentro entre Jon y Daenerys es algo que llevamos mucho tiempo esperando y apuesto mis dragones a que probablemente termine convirtiéndose en uno de los hitos televisivos del año y de la historia. Y si no tiempo al tiempo.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal