Galavant 2×01: A New Season aka Suck It Cancellation Bear y 2×02: World’s Best Kiss

Galavant 2x01: A New Season aka Suck It Cancellation Bear y 2x02: World’s Best Kiss

Galavant 2x01: A New Season aka Suck It Cancellation Bear y 2x02: World’s Best Kiss

Series: Galavant

4.5 Stars

Summary

Galavant está decidido a recuperar a Isabella, que es prisionera de su primo y el rey Richard quiere recuperar su reino, gobernado ahora por Madalena y Gareth.

Coder Credit

¡Galavant ha vuelto por todo lo alto! Creada por Dan Fogelman, con música y letra de Alan Menken y Glenn Slater, nadie estaba muy seguro de que esta “comedy extravaganza” (como ellos mismos la clasifican) viviera más allá de su primer año, pero ha llegado el 2016 y con él, la segunda temporada. Tendrá dos capítulos más que la anterior, así que prepárense para disfrutar de una semana más de esta hilarante comedia musical.

No hay más que ver el título del primer episodio para saber que volarán puñales (metafóricos de momento) a diestro y siniestro sin vergüenza alguna y bueno, así es, pues básicamente toda la letra de la primera canción (titulada “A New Season”) es un gran “¡JA! ¿Pensabais que no tendríamos una segunda temporada? ¡Pues aquí estamos!”. Aunque eso sí, parecen seguros de que el infierno se helará antes de que consigan buenos datos de audiencia (tristemente, de momento parece que son bastante malos). Pero eso no parece importarles mientras todos los personajes cantan a pleno pulmón sobre lo que les espera este año.

La temporada comienza justo donde la dejó la anterior: Galavant y el rey Richard tuvieron que huir pero ahora vuelven para intentar recuperar, respectivamente, a Isabella y su reino. Para ello, navegan junto a los piratas hacia el reino, pero siguiendo los consejos de Richard, naufragan al intentar llegar a tierra por un sitio no tan seguro como el rey parecía creer. Galavant y Richard se separan de los piratas y llegan al bosque encantado, del que Richard se quiere marchar cuanto antes pues ha oído historias de una terrible reina malvada (¿Guiño a OUAT?) y de cómo nadie sale vivo de allí.

Sin embargo, el “Bosque Encantado” no es lo que el rey se imaginaba, sino una taberna gay, algo de lo que Richard no parece darse cuenta. Aquí llega la segunda canción del episodio, esta vez a manos de la mismísima Kylie Minogue, quien regenta la taberna (es la “Reina”) y ordena a ritmo de “Off with his shirt” que le quiten la camisa a Galavant (como si quisieran mostrarnos cómo Kylie cayó rendida a Joshua Sasse… vale modo cotilla off).

¡Que le quiten la camisa!
¡Que le quiten la camisa!

La pareja formada por Galavant y Richard nos hace reír a carcajadas con multitud de equívocos y lo que parece una creciente amistad entre ellos. Sin embargo, parece que están atrapados allí, pues la Reina obliga a Galavant a trabajar como camarero (sin camisa la mitad de las veces, claro). Pero gracias a la ayuda del tío de Richard, Keith, que se fue del reino por culpa del destino… no espera fue por Destino su joven ¿amante?, logran huir de la taberna.

Mientras, en el reino Madalena y Gareth intentan encargarse de los problemas del pueblo juntos, pero sus personalidades chocan y Madalena no parece respetar a Gareth. Éste, harto de tener como título “el tipo que estaba con la reina cuando ella mató al otro tipo que era algo así como el rey” pide ayuda a Sid (que no está muy seguro del papel que tiene en todo esta situación, pues no está preso pero no tiene nada que hacer) y juntos consiguen que Madalena le dé el título de Rey a Gareth.

Que no, Gareth que aquí mando yo.
Que no, Gareth que aquí mando yo.

La pobre Isabella sigue prisionera en el castillo de su primo Harry, con el que ha de casarse (sí, sus padres saben que es incesto pero les da un poco igual) y pese a sus intentos de escaparse, no lo consigue. Pero parece que la suerte puede sonreírle pues Chef y su novia Gwynne, que ya están planeando quedarse con los hijos que tengan en vez de tirarlos a todos (aunque Chef después matiza que sólo le permitirá a Gwynne quedarse con una hija, el resto se las darán a los Caminantes Blancos), van a ayudarla a escapar dándole la llave de su habitación.

Así, con una nueva canción (o casi), “A New Season (Reprise)”, acaba el primer episodio y da paso al segundo, que se centra en la relación entre Galavant e Isabella, pese a estar separados por kilómetros de distancia. Isabella se prepara para escapar pero manda llamar a Chef antes de marcharse, porque quiere entregarle un preciado amuleto para que se lo dé a sus padres. Tras una absurda discusión en la  que Isabella se empeña en que ha llevado el amuleto todos los días de su vida mientras que Chef insiste en que es la primera vez que lo ve, Isabella comienza a cantar sobre el único beso que ha compartido con Galavant, “World’s Best Kiss”.

A su vez, al otro lado del mundo (o donde quiera que están Galavant y el rey), Galavant se une a la canción y ambos pasan de pensar que ha sido el mejor beso de su vida a pensar que fue un poco raro y no tan bueno. Pero no les importa porque es un beso que no olvidarán en su vida y ambos se van a dormir pensando en el otro. Cuando Isabella se despierta, se encuentra con que Chef sigue en su habitación y le pregunta si ha estado ahí de pie toda la noche. A lo que responde, enfadado y totalmente indignado “¡Nunca me diste el puñetero (traduciendo de manera políticamente correcta) amuleto!” (Es en momentos como este donde doy gracias por poder pulsar pausa y reírme a gusto).

Aw si se sincronizan perfectamente aunque los separen kilómetros y kilómetros de distancia
Aw si se sincronizan perfectamente aunque los separen kilómetros y kilómetros de distancia

Galavant y Richard han llegado a un pequeño pueblo donde se encuentran con una feria “prerrenacentista” (la serie sigue en su línea de absurdidad genial) y después de un breve encuentro con un unicornio (sí, existen y sólo se acercan a niños o a vírgenes, de ahí que se haga amigo inseparable de Richard aunque éste intenta espantarlo, sin éxito, cuando se entera de la razón por la que es tan amistoso) ambos se entran en la carpa de un vidente y se ofrece a leerles el futuro. En mitad del numerito (en el que parece que se iba a ayudar de un comecocos de papiroflexia de esos de “¡elige un color!”… no hay palabras para describir lo disparatada que es la situación) se ven interrumpidos por una llamada de la mujer del mago.

Les explica que es un dispositivo que le permite comunicarse con cualquier persona que tenga un amuleto, que da igual lo lejos que esté y claro, Galavant le pide usarlo para hablar con Isabella. Pero el amuleto ya no lo tiene ella así que contesta Chef (y de vuelta al tema de ¿por qué tienes el amuleto de Isabella? ¡Nunca se lo quita! Y Chef ehhhh ¿en serio? Tanto él como Gwynn siguen creyendo que es la primera vez que lo ven) que le cuenta que Isabella está escapando aprovechando el cambio de guardia (siendo el momento ideal porque es ridículamente complicado) y que Gareth se ha proclamado rey junto a Madalena, traicionando así a Richard. El rey se queda hecho polvo pero Galavant hace caso omiso y le ordena a Chef que busque a Isabella porque necesita hablar con ella.

Todo el intercambio es realmente cómico pues sufren de continuos cortes de “cobertura” dando lugar a divertidos equívocos, o al menos divertidos hasta que Chef encuentra a Isabella, donde los equívocos se tornan en desastrosos pues tras la charla, Galavant sigue pensando que Isabella lo ama pero Isabella cree que Galavant la odia y decide que ya no hay razón para escapar y vuelve a su prisión rosa con el corazón roto y cantando una triste “World’s Best Kiss (Reprise)”.

Isabella se vuelve a su prisión con el corazón roto
Isabella se vuelve a su prisión con el corazón roto

Por otro lado, Madalena tiene que soportar cómo Gareth, que ahora es oficialmente rey, comienza a invadir el castillo con objetos realmente horrorosos de su familia (un par de cuadros especialmente). Comienza una pelea entre los dos, en la que tiran por la ventana todo tipo de cosas. Sid intenta que encuentren algo en común para que paren de pelear y a ritmo de una nueva canción “Let’s agree to disagree”, nos queda claro que no se parecen en nada y no lograrán parar de pelear. Hasta que se dan cuenta de que ambos no soportan a Sid y el pobre acaba defenestrado y en el foso del castillo.

El capítulo no podría acabar de otra manera que con otra situación ilógica: tras haber extraído de un tocón una misteriosa espada (a ver si resulta que Richard va a ser el verdadero rey, puesto que el tronco tenía una placa que decía “Espada del héroe, sólo el verdadero rey podrá sacarla”) Richard y Galavant por fin llegan a donde debería estar el castillo del rey, pero se encuentran con que el castillo ha desaparecido y lo único que queda de él son las marcas de lo que una vez se asentó allí.

Richard con la espada del héroe en la mano y huyendo de unicornios... sólo en Galavant
Richard con la espada del héroe en la mano y huyendo de unicornios... sólo en Galavant

La comedia sigue en su línea de extremo absurdo, logrando situaciones tan ridículas como geniales y la música y las letras de las canciones son realmente ingeniosas y pegadizas. Galavant ha venido para hacernos reír a carcajadas y disfrutar de las primeras cinco semanas del año.

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.