Fugitiva 1×01: Piloto

Fugitiva 1x01: Piloto

Fugitiva 1x01: Piloto

Series: Fugitiva

3 Stars

Summary

Magda vive una vida de ensueño en México, en una lujosa mansión junto a Alejandro Guzmán, un rico empresario mexicano, y los tres hijos de éste… Pero su vida no es tan maravillosa como parece a simple vista.

Coder Credit

Ya ha llegado a la pequeña pantalla Fugitiva, la nueva ficción que La 1 propone para la noche de los jueves de esta temporada. Una serie que se mete de lleno en el género del thriller y donde la acción y las sorpresas son sus principales ingredientes.

Todo comienza con el que podría haber sido un día cualquier para Magda, una monitora de buceo que vive en la lujosa mansión propiedad de Alejandro Guzmán, uno de los hombres más ricos del país y cuyo nombre va ligado al mundo de los negocios, de las oportunidades y del poder… Pero entre esos negocios parece que hay algunos un tanto turbios que harán que su familia, compuesta por sus tres hijos adolescentes y su mujer, esté en el punto de mira de gente muy peligrosa.

De hecho, cuando apenas han transcurrido cinco minutos del primer episodio vemos cómo Magda y sus tres hijos son secuestrados a punta de pistola, mientras el empresario Alejandro disfruta de una apacible mañana en el hipódromo de Madrid, apostando a los caballos y haciendo negocios. Una comparativa que nos muestra lo distinta que puede ser la situación, según sea el punto de vista de sus protagonistas.

Y es que, a base de pequeñas pinceladas de información que se van desvelando poco a poco, como buen thriller, descubrimos que Alejandro siempre ha estado rodeado del peligro pero que eso nunca le ha preocupado. Ni siquiera cuando es su familia la que está en peligro… Opinión totalmente distinta a la de Marga quien, aun sin ser la madre biológica de los hijos, los quiere más que a nada en el mundo y hará lo imposible por protegerlos.

Precisamente el hecho de que Magda sea una extraña dentro de la familia, pero la única que se preocupa por los hijos de Alejandro, hará que entre los cuatro surja una relación de lo más extraña, donde las muestras de cariño (especialmente con Rubén, el más retraído de los tres hijos, en parte como consecuencia de sus problemas de oído, ya que es prácticamente sordo) se combinan con las de rechazo e incluso odio, como ocurre con la mayor de las hijas, Paulina, una muchacha que no sabe lo que es que le digan no, y que adora a su padre precisamente porque siempre le ha dado todo lo que ha querido.

Esta tirantez se observa incluso en un momento de tanta tensión como es el secuestro, donde Magda consigue mantener la calma en todo momento, además de asegurar a los tres hijos que no va a permitir que nada malo les pase.

Una promesa que, a medida que se desarrolla este primer episodio, se desvela que es fácil de cumplir, ya que las cosas no son ni mucho menos como parece. Y de un aparente secuestro creado para poner en la cuerda floja al rico empresario Guzmán, descubrimos que los motivos de ese secuestro son completamente distintos.

Y es que la mansión de los Guzmán se había convertido en una auténtica prisión, ya que últimamente Magda y sus hijos habían sido amenazados de muerte, incluso con coches bomba a la puerta de su casa, a lo que habría que añadir el carácter especialmente agresivo del padre. Una combinación llevará a Magda a una situación desesperada pero que se complicará cuando las cosas, como no podía ser de otra manera, no salgan como estaban previstas.

Y aunque aún no se conocen todos los secretos que rodean a Alejandro Guzmán, pues se intuye que será a base de flashbacks a lo largo de los 10 episodios que iremos descubriendo poco a poco qué llevó realmente a Magda a plantearse esa solución, la tensión entre todos los integrantes de la familia ya está asegurada.

Y es que la contundencia de las palabras de Magda cuando se sincera con uno de sus “secuestradores”  y le dice eso de “cómo le dices a tus hijos que su padre es un asesino” ya deja intuir que habrá drama para rato.

Lo que espero es que la acción siga siendo el ingrediente principal y que la cosa no se quede sólo en esa tensión entre los integrantes de la familia. Porque el drama siempre está bien, y más cuando se juega con lo que se sabe y lo que no, pero siempre está el riesgo de que ese exceso de tensión dramática entorpezca el ritmo de la acción.

Especialmente con esos diálogos, a veces excesivamente largos, y sobre todo con esos monólogos internos de la protagonista que ya llevan unos cuantos años usándose como recurso en las ficciones, y que sinceramente nunca he entendido para una serie de acción, donde es de esperar que las imágenes hablen por sí solas.

Lo bueno es que la historia de Magda y sus hijos se desarrollará tan sólo en 10 episodios, por lo que habrá que mantener la tensión durante menos tiempo, y que a partir del segundo entrarán en juego nuevos personajes que prometen (o eso esperamos) dar nuevos giros inesperados a la trama, y que es lo que todo espectador está deseando: que le sorprendan.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.