Frontier 1×01: A Kingdom unto Itself

Frontier 1x01: A Kingdom unto Itself

Frontier 1x01: A Kingdom unto Itself

Series: Frontier

3 Stars

Summary

En los años 1700 en Canadá, comenzará una guerra por el control del comercio de pieles, hasta ahora en manos de la Compañía Hudson's Bay.

Coder Credit

La nueva apuesta de Netflix llega desde Canadá. Coproducida junto a Discovery Channel (Canada), se emitió en ese país entre el 6 de noviembre y el 11 de diciembre, y el día 20 de enero llegó por fin a Netflix.

Antes incluso de estrenarse en el Discovery Channel, la serie fue renovada para una segunda temporada que constará de otros seis episodios, al igual que la primera. Creada por Brad Peyton y Rob y Peter Blackie, “Frontier” está protagonizada por Jason Momoa, aunque en el primer episodio casi no vemos al actor hawaiano, pues apenas aparece en tres o cuatro escenas.

El primer episodio de toda serie siempre es algo introductorio y “Frontier” no es una excepción. Ambientada en los años 1700, trata sobre el comercio de pieles en Norteamérica y cómo una compañía (en concreto la Hudson's Bay Company) tiene el control absoluto, pero hay ciertas personas que se rebelan contra ello e intentan romper el monopolio de la empresa.

Al inicio, la serie nos pone en situación: en 1670 el rey Charles II concedió a la Compañía Hudson’s Bay tierra ocupada por los aborígenes durante miles de años, creando así un monopolio del comercio de pieles. A finales de 1700, franceses, escoceses y americanos comenzaron a minar el dominio de la Hudson’s Bay, y en los años posteriores se produjo una guerra sangrienta por el control.

Entre los que se oponen al monopolio está Declan Harp (Momoa), un anterior trabajador de la Hudson’s Bay que ahora va por su cuenta. Mitad irlandés, mitad nativo americano y viviendo junto a éstos, Harp se muestra despiadado contra los que considera su enemigo. Al inicio del capítulo vemos brevemente a Harp, para después dirigirnos al otro extremo del Atlántico, Londres, donde conocemos a dos de los antagonistas de la historia: el Capitán Chesterfield (Evan Jonigkeit) y Lord Benton (Alun Armstrong).

Lord Benton tiene un puesto importante en la Hudson’s Bay y tendrá que intentar solucionar el problema que genera Harp, y para ello pronto el destino le proporcionará justo lo que parece necesitar: un irlandés al que puede manipular (pues cuenta con una importante baza) y que podrá usar su nacionalidad para acercarse a Harp y así informarle de todos los movimientos y del número de hombres y mujeres que lo siguen.

Antes de enterarnos de los planes de Lord Benton conoceremos un poco mejor al chico irlandés, Michael Smyth (Landon Liboiron). También en Londres, en el Muelle de Gravesend, nos encontramos por primera vez a Michael, un chico que vive como puede junto a dos amigos suyos, Clenna Dolan (Lyla Porter-Follows) y su hermano. El destino los separará pronto y Michael acabará metido de lleno en el comercio de pieles, obligado por Lord Benton.

Ya de vuelta a Canadá, en Fort James, conocemos a más personajes que supongo que tendrán un papel importante en próximos episodios. Por un lado tenemos a Grace Emberly (Zoe Boyle), la encargada/dueña de una taberna y que tendrá que sortear los muchos intereses cruzados e intentar sobrevivir sin meterse en muchos líos. O no, ya veremos qué pasa con Grace, pero a priori me parece un personaje interesante.

Por el otro lado conocemos a un cura que tiene de todo menos de cura. Inclinado a la bebida y a las mujeres, el padre Coffin (Christian McKay) intenta sacar tajada de cualquier situación y quizás tenga que pagar en algún momento por sus engaños. Un personaje un tanto irritante que no me molestaría que tuviera menos escenas, para qué mentir.

Tenemos un amplio abanico de personajes que irán relacionándose unos con otros y pueden dar bastante juego. De momento, me resulta difícil dar una opinión tanto favorable como desfavorable, pues nada llama excesivamente la atención, ni por bueno ni por malo. Los detalles están bastante cuidados eso sí, pues es de agradecer que veamos gente que vive en las calles que realmente parece que vive precariamente, no hay dientes blancos ni uñas perfectas.

Sinceramente, el mayor atractivo para empezar a ver la serie es sin duda la popularidad de Jason Momoa, pero en el primer episodio no sale demasiado y de momento sólo es una presencia imponente y poco más. Hace falta saber más de su historia y para ello estará el resto de capítulos, o eso espero.

Por lo menos, el resto de aborígenes que aparecen en el episodio están interpretados por actores nativos, lo cual no debería ser motivo de elogio sino algo lógico, pero desgraciadamente en estos tiempos nunca se sabe qué esperar. Entre ellos tenemos a Jessica Matten, Raoul Max Trujillo, William Belleau y a Tantoo Cardinal, pero no nos ofrecen información sobre ellos en este piloto.

En general, un capítulo entretenido (los 45 minutos no se hacen pesados) pero nos queda por ver cómo se desarrolla la historia en su conjunto para poder apreciarla en su totalidad. Son sólo seis episodios, así que eso es algo a su favor, pues evitará capítulos de relleno innecesarios y la trama debería moverse con agilidad.

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.