Fear the Walking Dead 1×04: Not Fade Away

Fear the Walking Dead 1x04: Not Fade Away

Fear the Walking Dead 1x04: Not Fade Away

Series: Fear the Walking Dead

4 Stars

Summary

Madison y Travis ven la ocupación militar de forma diferente. Aún así, toda la familia trata de adaptarse al nuevo estilo de vida impuesto por los militares.

Coder Credit

El ejército ha llegado a las calles de Los Ángeles y lo ha hecho con su secretismo, sus tanques, sus armas más pesadas y duras, su racionamiento y, por supuesto, sus vallas y toques de queda. Todo sea por la seguridad de la humanidad o más bien por tratar de controlar una amenaza a todas luces incontrolable.

Por mucho que Travis Manawa se empeñe en creer que esto es tan sólo el principio de una vuelta a la normalidad inminente, el resto de habitantes de la casa creen que toda esta parafernalia militar no es más que una cortina de humo que los separa de la verdad, de saber qué es lo que realmente está pasando fuera de esas vallas. Su encierro dura ya nueve días.

Fear-The-Walking-Dead-1x04-Not-Fade-Away-1

Mientras que las fuerzas militares tratan de hacerse con el control de la ciudad y de limpiar sus calles de posibles infectados, los habitantes de dentro de la valla tratan de volver a una normalidad más o menos aparente. Mientras el suministro de víveres, agua y electricidad esté cubierto no hay nada que temer. En caso de necesitar un médico, Liza suple de sobra las habilidades del facultativo con sus propios conocimientos de enfermera. Sin embargo, su posición dentro de la jerarquía de la valla se ve amenazada con la llegada de una médico que trabaja con los militares. Se dedica a ir casa por casa evaluando a los enfermos y organizando el traslado de los más graves. Es así como descubre el secreto de Liza. Ella no es una verdadera enfermera aunque tenga conocimientos sobre la materia y una más que buena predisposición para el trabajo. Pero Liza puede respirar tranquila. Su secreto está a salvo con la doctora que incluso le pide que mantenga la farsa un poco más.

¿Y acaso no es lo que los nuevos tiempos reclaman? Que cada uno de los supervivientes sea alguien que no era hasta ahora. Todos y cada uno de ellos tendrán que convertirse en algo más si quieren hacer frente a lo que se les viene encima. Dentro de la valla parece que empiezan a intuirlo. Tanto secretismo por parte de las autoridades que no cuentan absolutamente nada de lo que está ocurriendo ahí fuera hace que se cuestionen la forma en la que se está llevando esta crisis. Están a merced de un grupo de hombres que no cuestionan órdenes, que se limitan a cumplir ciegamente lo que su superior al mando les ha ordenado que hagan. Esto hace pensar que en realidad nadie sabe lo que está pasando.

Fear-The-Walking-Dead-1x04-Not-Fade-Away-2

Para Travis, que sin querer ha cogido el liderazgo de los habitantes de la valla, esta fuerza armada que vela por ellos al otro lado de la alambrada son la respuesta a sus plegarias. Acostumbrado como está a sentirse cómodo y seguro prefiere que sean otros los que tengan que tomar las decisiones difíciles. Pero para Maddie, una mujer acostumbrada a ser ella la que toma las riendas de su vida (tal vez por su pasado como drogadicta) tanto secretismo y toque de queda le escama. Está pasando algo mucho más grave de lo que quieren hacer creer y no está dispuesta a ver cómo el mundo se viene abajo sin estar preparada para ello.

Con la excusa de comprobar los brillos captados por la cámara de Chris que hacen pensar que fuera de la valla hay más supervivientes, Maddie se adentra en las inhóspitas calles de Los Ángeles. La ciudad está desierta. Totalmente muerta. Los cadáveres se amontonan en las calles que concienzudamente patrulla el ejército. Su consigna: que no quede nada que se mueva. Maddie se ve obligada a esconderse bajo un coche junto a un cadáver. Es entonces cuando se da cuenta de que los militares no sólo disparan a los infectados. Entre las bajas provocadas por sus balas hay civiles que presentaban algún tipo de amenaza.

Fear-The-Walking-Dead-1x04-Not-Fade-Away-3

Cuando vuelve a casa, la única persona a la que le cuenta lo que ha visto es a Daniel Salazar. Éste le cuenta una experiencia similar que vivió cuando sólo era un niño en su pueblo de origen. En la que, al igual que aquí, el ejército irrumpió pegando tiros. También en aquella ocasión dispararon contra inocentes a los que consideraban peligrosos. Por miedo. Igual que en Los Ángeles. El miedo campa a sus anchas en la ciudad y todos son sospechosos de convertirse en el próximo no muerto. Ahora lo que prima es disparar primero y preguntar después. Por si acaso. Por el bien común. O eso dicen.

Los enfermos graves son peligrosos. Hay que organizar su reubicación. Supuestamente a mejores instalaciones en las que les proveerán los cuidados que necesitan. Sin embargo,  una vez organizado el traslado y subidos a la parte trasera de un camión nada se vuelve a saber de ellos. En uno de estos camiones termina la esposa de Daniel Salazar a la que su pie aplastado ha puesto en las puertas de la muerte. Liza, al igual que Travis, se afanan en ayudar a los militares creyendo realmente que ellos son la respuesta al problema. Pero tanto Maddie como Daniel desconfían de ellos. Máxime cuando no permiten que ningún familiar acompañe a los enfermos. Algo huele mal y no es sólo la podredumbre zombie.

Pero la señora Salazar no es la única que termina en uno de estos camiones. Nick también termina en uno de estos camiones. Es peligroso. Su autodestrucción pone en peligro a los que están a su alrededor. ¿Acaso no es un muerto más vagando por las calles, acechando a su presa para poder enchufarse a su bolsa de morfina? 

Han pasado nueve días llenos de preguntas. Nueve días sin respuestas. Al décimo ¿se atreverán a ir en busca de respuestas?

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal