Expediente X 11×05: Ghouli

Expediente X 11x05: Ghouli

Expediente X 11x05: Ghouli

Series: Expediente X

4.5 Stars

Summary

Cuando Scully descubre que el ataque sufrido por dos adolescentes está relacionado con una de sus visiones decide ir con Mulder a investigar, conscientes de que pueden estar más cerca que nunca de encontrar una pista sobre William.

Coder Credit

La mejora en la temporada de Expediente X ya es un hecho que se confirma con este gran episodio, acompañaremos a nuestros agentes favoritos en la búsqueda de la verdad en un capítulo que mezcla temática sobrenatural, intriga, drama y, sobre todo, mucha emoción.

Todo comienza con dos chicas jóvenes en un barco abandonado, armadas con un cuchillo y buscando a una criatura llamada “ghouli”. Llegamos a verlas por separado, pero cuando se encuentran en la misma habitación cada una de ellas ve en la otra al ser que han ido a matar, por lo que empiezan a atacarse mutuamente hasta acabar bastante malheridas. Mientras tanto, Scully está teniendo una de esas visiones que cree que le envía William, en ella se encuentra en una casa desconocida y sigue a alguien por las distintas habitaciones sin llegar a ver su rostro.

Mulder la escucha con atención pero su interés aumenta notablemente cuando su compañera ve las fotos del caso de las adolescentes, ya que en su visión aparecía una bola de nieve con ese mismo barco. Los dos tienen claro que no es una simple casualidad y van a investigar el suceso. Lo primero de lo que se dan cuenta es que desde que salieron del aeropuerto los están siguiendo y deben llevar cuidado. La primera parada es el escenario donde encontraron a las chicas, que están inconscientes en el hospital, no encuentran nada raro y la policía les explica que no parece haber relación alguna entre las víctimas.

Mulder está muy interesado en descubrir lo que ha sucedido

Pero cuando hablan con las jóvenes descubren que tienen algo en común: las dos tienen al mismo novio, cuyo nombre resulta ser Jackson Van de Kamp, y aquí saltan todas las alarmas. Ése es el apellido de la familia adoptiva de William, ¿podría ser Jackson el hijo de la pareja? Scully así empieza a creerlo cuando una de las chicas le explica la visión que la condujo hasta el barco donde estaba el ghouli y es exactamente la misma que tuvo ella. Mulder y Scully no pierden más tiempo y van a casa de los Van de Kamp, aún no han entrado cuando escuchan dos disparos y corren hacia el interior para encontrar al matrimonio asesinado.

No tienen mucho tiempo de reaccionar porque escuchan otro disparo en el piso superior y cuando llegan arriba encuentran al adolescente también muerto. La conclusión de la policía, cuando llegan al escenario del crimen, es que el joven mató a sus padres y luego se suicidó. Mulder no está muy convencido de esa teoría y, por otro lado, tenemos a Scully que está en shock por lo ocurrido: ¿de verdad han llegado demasiado tarde para encontrar y salvar a William?

Mulder, después de enfrentarse a los tipos trajeados que los están siguiendo desde el principio, intenta consolarla y decirle que no es seguro que ese chico sea William, por lo que Scully decide hacer una comparativa de ADN para salir de dudas. Cuando coge una muestra del pelo del adolescente rompe a llorar, y justifica el que lo diera en adopción porque era la única forma de protegerlo y que lamenta todo lo ocurrido, es una escena realmente desgarradora y sentimos el dolor de la mujer al venirse abajo.

La sorpresa nos la llevamos cuando los dos agentes se van, dejando el cadáver en la morgue, y vemos que éste cobra vida y se marcha. Para entonces, Scully se ha quedado dormida y tiene otra visión como la que la condujo hasta allí pero la despierta el forense para decirle que el cuerpo ha desaparecido. Mientras todos piensan que alguien lo ha robado, vemos a Scully tener fe y creer que Jackson ha fingido su muerte de alguna forma mientras que Mulder piensa que tiene que haber otra explicación: es sorprendente ver que esta vez han cambiado los papeles entre creer lo imposible y no hacerlo.

Scully echa un vistazo a las fotos de Jackson

Al salir del hospital Scully se encuentra con un hombre, que resulta ser el escritor de uno de los libros del joven, aunque ella no lo reconoce. Éste se muestra muy enigmático y le acaba diciendo que no se rinda, por lo que vuelven a la casa en busca de nuevas pistas y logran encontrar un segundo portátil que conduce a una web sobre el ghouli, además de pruebas de que Jackson hackeó la página de una agencia gubernamental, precisamente a la que pertenecen los trajeados de antes y quienes aparecen para quedarse con el caso y echarlos, pero Mulder reacciona a tiempo tirando un refresco sobre el ordenador para que no puedan encontrar nada útil.

Es el momento en el que Skinner entra en escena porque ha recibido quejas de la otra agencia sobre el comportamiento de Mulder, y lo llama para echarle la bronca. Nos removemos incómodos en el asiento al ver que Skinner tiene al Fumador en su despacho, sobre todo cuando éste comenta que Mulder está muy cerca de descubrir la verdad sobre el proyecto “Crossroads”, consistente en crear híbridos con ADN humano y alienígena.

Skinner acaba yendo a encontrarse con Mulder para pedirle que dejen la investigación, tal vez porque piensa que es la única forma de protegerlos, pero el agente le dice que la advertencia llega muy tarde porque Jackson es realmente William y ahora no van a dejarlo estar. La expresión de sorpresa y consternación en la cara de Skinner es totalmente genuina, se nota que no lo sabía y que está afectado.

¿Podemos confiar en el superior de los agentes o no?

Scully se ha reunido con la psiquiatra de Jackson/William y descubre, como ya sospechaba, que sus visiones son compartidas con su hijo. Y Mulder ha seguido dándole vueltas a la muerte de la familia Van de Kamp y lo que no le cuadraba hasta llegar a la conclusión de que había dos tiradores en la casa, sus sospechas recaen al momento en la nueva agencia, ya que son los responsables de dar caza a los jóvenes con ADN híbrido. El hombre añade que William está vivo y seguramente tiene la capacidad de crear una ilusión para el resto de la gente, haciendo que vean y oigan lo que él quiere.

Y no se equivoca, porque vemos al chico entrar al hospital para hablar con una de sus novias y disculparse por haberla puesto en peligro. El ghouli es una invención suya, y fue él quien hizo que las dos adolescentes creyeran ver al monstruo en vez de la una a la otra. William sabe que está en peligro y ha ido a despedirse porque se marcha, y entonces habla de una mujer desconocida que aparece en sus visiones, y piensa que tal vez se trate de su madre biológica.

Aquí veo un poco de fallo, porque si su cadáver era una alucinación y él estaba vivo como nos acaban de demostrar, tuvo que escuchar el llanto de Scully así como su conversación con Mulder y ya sabría que ambos son sus padres y quieren protegerlo. Pero los guionistas lo olvidan, o lo ignoran, dando la excusa perfecta para que el joven tenga que huir y así no haya un reencuentro a mitad de temporada.

Lo que nadie podía esperar era que la segunda novia de Jackson lo haya visto con la otra y haya decidido llamar a la policía, lo que ocasiona que los asesinos vayan al hospital a matarlo. Mulder y Scully también llegan a toda prisa para tratar de salvar a su hijo.

El episodio es todo un cóctel de emociones para Scully

Tras varios engaños y trucos usados por el chico como medida de defensa, pese a que aún no sabe controlar sus poderes por completo, Jackson logra salvar la vida y marcharse de allí sin fiarse de nuestros protagonistas que no pueden dejar de lamentarse por no haber logrado reunirse con él. Pero al final del todo, mientras están repostando en una gasolinera, el escritor vuelve a hacer aparición para hablar con Scully y le dice frases como: “pareces una buena mujer, me hubiera gustado conocerte mejor” además de citar a Malcolm X, ídolo de William.

Cuando Scully le cuenta a Mulder su extraño encuentro con ese tipo, el hombre cae en la cuenta de que podía ser William y efectivamente son capaces de verlo a través de la grabación de seguridad del local. Se ha marchado y no saben hacia dónde pero les queda la esperanza de saber que está vivo. Yo solo espero que no nos toque aguardar al último capítulo de la temporada para volver a ver a William.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.