Expediente-X 10×06: My Struggle II

Expediente-X 10x06: My Struggle II

Expediente-X 10x06: My Struggle II

Series: Expediente X

5 Stars

Summary

El mundo se enfrenta a su peor amenaza cuando poco a poco la población empieza a enfermar alcanzando el nivel de epidemia. Scully y Einstein tratan de encontrar una cura mientras Miller busca a Mulder que ha desaparecido sin dejar rastro.

Coder Credit

Expediente X pone fin a su décima temporada con un episodio que continúa todas las preguntas establecidas en el primer capítulo, y fueron dejadas de lado durante el resto, nos ofrecen unas cuantas respuestas y sabemos el enrevesado plan del gobierno, el motivo para llevarlo a cabo y quién ha estado detrás del asunto todo el tiempo (aunque esto ya lo sospechábamos desde el principio).

Los agentes del FBI Mulder y Scully, acompañados por Miller y Einstein a los que conocimos en el episodio anterior, se encuentran en una carrera contrarreloj para salvar al mundo de lo que parece ser el inicio del fin de la humanidad. Ya la misma intro nos prepara para ello al sustituir la mítica frase: “La verdad está ahí fuera” por “Este es el fin”. Tras una resumen de lo ocurrido al inicio de la temporada, tenemos la voz en off de Dana Scully, protagonista absoluta del episodio, hablando de su vida y su inicio en los Expedientes X, tal y como ya viéramos con Mulder en el primer capítulo.

Todo comienza con Scully llegando tarde al despacho para encontrarse con que su compañero no está allí, el portátil está sobre la mesa y ve que hay un nuevo vídeo de Tad O'Malley, que Mulder debía estar viendo antes de marcharse. Recordemos que O'Malley fue quien reunió a los dos agentes para plantear el tema de la conspiración, y el hombre ahora afirma que hay ADN extraterrestre en todos los ciudadanos. Pero no es esto lo primero que preocupa a Scully, sino el hecho de que la casa de Mulder presenta signos de lucha y no hay ni rastro de él.

Scully investiga con Miller y Einstein la desaparición de Mulder
Scully investiga con Miller y Einstein la desaparición de Mulder

La agente Einstein se ofrece a ayudar a Scully en la búsqueda de Mulder, acaban hablando de O'Malley y de sus polémicas declaraciones sobre el ADN alienígena. La joven agente se muestra totalmente escéptica al respecto y no cree ni una palabra, pese a que Scully trata de explicarle que ella analizó su propio ADN y encontró parte del genoma que no era humano. Deciden ir al hospital donde Scully estaba trabajando antes de volver al FBI y se encuentran con que cada vez van llegando más personas pidiendo asistencia médica.

Uno de ellos es un militar, la agente cree que puede tratarse de ántrax por los síntomas, y acaba llegando a la conclusión de que el mismo gobierno puede haber cambiado el ADN de todos sus ciudadanos mediante las vacunas que les van siendo administradas a lo largo de sus vidas. Scully está convencida de que poco a poco irán viendo más enfermedades y gran parte de la población se verá afectada.

Como Scully y Einstein son las científicas se quedan en el hospital mientras que Miller inicia su búsqueda de Fox Mulder al que aún no han podido encontrar. El agente examina el portátil de Mulder y ve que hay una aplicación para localizar su teléfono móvil y le sitúa en Carolina del Sur. Vemos a Mulder conducir en muy mal estado, se nota claramente que está enfermo y es víctima de la conspiración, pero no sabemos cuál es su destino.

Einstein ayuda a Scully a analizar su ADN
Einstein ayuda a Scully a analizar su ADN

La discusión médica entre las dos mujeres se ve interrumpida cuando una vieja conocida llama por teléfono a Scully para pedirle que se vean. Se trata de la ex agente Mónica Reyes, la mujer tiene información crucial para salvar a la humanidad, y acaba confesando que ha estado trabajando para el fumador los últimos diez años a cambio de inmunidad para la epidemia a través del ADN extraterrestre que Scully también posee. Ahora ya sabemos que no todo el mundo ha sufrido una variación de su genoma y sólo aquellos que han sido elegidos sobrevivirán.

Este conocimiento ha estado en posesión del gobierno de los Estados Unidos desde los años cincuenta, sabían que la humanidad acabaría provocando la destrucción del planeta, el cambio climático es una prueba de ello, y por eso dieron inicio a un plan para despoblar la Tierra antes de que acabara sufriendo un daño irreparable.

Scully le dice a Reyes que es una cobarde por haber ayudado al enemigo, le da igual saber que ella también es inmune porque le preocupa el resto de la gente y no puede evitar preguntar por Mulder. Reyes asegura que el Fumador envió a alguien a hablar con el agente para ofrecerle un trato, y vemos mediante un flashback como Mulder se enfrenta a un tipo que irrumpe en su casa y luchan hasta que Mulder le pregunta quién le envía.

Un reencuentro poco amistoso entre Scully y Reyes
Un reencuentro poco amistoso entre Scully y Reyes

Ahora entendemos hacia dónde iba el agente que ha llegado hasta la casa donde se oculta el Fumador y se enfrenta a él, seguramente con intención de matarle una vez obtenga las respuestas que necesita. Sabe que el hombre es el culpable de lo que está ocurriendo y le ordena ponerle fin pero el Fumador asegura que ya es demasiado tarde pero que quiere salvar a Mulder, le ofrece una cura que el agente rechaza porque no sería capaz de vivir sabiendo que hizo un trato con el diablo dejando a su merced al resto de la humanidad.

Mulder va cediendo poco a poco a la fiebre y la enfermedad, luchando por mantener la consciencia pero le resulta prácticamente imposible y quizá habría muerto allí de no ser porque Miller llega a tiempo para sacarle de la casa y llevarle de vuelta a Washington. Mulder le ordena marcharse y salvarse pero el joven no cede dispuesto a salvar su vida, él también está enfermo pero no tan grave.

La situación en Estados Unidos, y ya hay noticias de otros países, es cada vez más caótica. Millones de personas están enfermando, colapsando los hospitales y ya se contabilizan varios muertos. Scully vuelve a tratar el tema con Einstein que comienza a creer las palabras de la otra mujer, se les acaba el tiempo pero Dana Scully tiene una idea. Su ADN tiene parte alienígena y quizá puedan replicarlo para crear una cura. Coge una muestra de su saliva y se la entrega a su compañera para que trabaje con ella en busca de la secuencia no humana.

Mulder se enfrenta a su peor enemigo
Mulder se enfrenta a su peor enemigo

La sorpresa de las dos mujeres es mayúscula cuando no hallan nada extraño en el ADN de Scully, ésta no entiende nada pero Einstein da con la clave y propone usar una muestra mayor haciéndole un análisis de sangre. Para entonces la chica ya está empezando a enfermar y, aunque se resiste a dejar de luchar, finalmente tiene que ir a tumbarse mientras Scully trabaja en la cura. Miller la llama para decirle que ha encontrado a Mulder, que está muy mal y van hacia la ciudad.

Scully le promete que dará con ellos a tiempo y les salvará. Ya ha logrado las primeras dosis de cura en forma de suero intravenoso, le coloca uno a Einstein diciendo que necesita que se recupere lo antes posible para que aplique la cura a los médicos del hospital y así estos puedan seguir trabajando en conseguir más dosis y curar a los pacientes.

Scully sale a toda prisa en busca de Mulder y Miller quienes se han quedado atrapados en un gran atasco en uno de los puentes de acceso a la ciudad. Scully conduce en dirección prohibida todo lo rápido que puede para encontrarles y administrarles lo único que puede salvar sus vidas. Habla con Miller por teléfono que le da indicaciones para llegar a pie, mientras tanto vemos que Mulder está en las últimas para cuando Scully llega hasta él.

La agente dice que es demasiado tarde para que la cura en sí surta efecto y lo único que puede salvarle son las células madre, y sólo hay una persona que puede proporcionárselas: William. Scully le confiesa a Miller el secreto del hijo que dieron en adopción y que no sabe dónde está. Parece que la vida de Fox Mulder está sentenciada pero en ese mismo instante aparece una nave extraterrestre sobre ellos, un fuerte foco de luz les ilumina, vemos a Scully mirar al cielo y... FIN.

Una misteriosa nave llega hasta los protagonistas
Una misteriosa nave llega hasta los protagonistas

¿Cómo han podido dejarlo así? Seguro que ésta es la pregunta más repetida por los seguidores de la serie en cuanto han terminado el episodio. La décima temporada de Expediente X se despide con una final completamente abierto sin que sepamos si habrá una continuación, Chris Carter se la ha jugado esperando una renovación que esperemos que llegue.

De lo contrario, habrá dejado a los millones de seguidores de la serie con un amargo sabor en la boca, con un final inconcluso, multitud de preguntas sin respuestas, la duda de si Mulder sobrevivirá y el mayor enigma de todos: ¿Qué ha sido de William? Ha habido multitud de referencias al hijo de los protagonistas en los seis episodios que componían esta temporada y muchos esperábamos que hubiera alguna respuesta, o que incluso apareciera, pero nos hemos quedado igual, o peor, a como estábamos.

Pese a su cliffhanger final, ha sido una buena temporada que ha tenido un poco de todo lo que que convirtió a Expediente X en una serie de culto. Ha sido un placer reencontrarse con nuestros queridos Mulder y Scully y sólo me queda decir: espero que volvamos a vernos pronto.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.