Entrevistamos al equipo de Demonios tus ojos

Tras el estreno esta semana de Demonios tus ojos, hemos tenido la oportunidad de hablar con su director Pedro Aguilera, y parte del reparto. En concreto Julio Perillán, Elisabet Gelabert y Lucia Guerrero, que además han posado para nuestras cámaras junto a Juan Pablo Shuk.

Empezamos la entrevista con la actriz Elisabet Gelabert, que interpreta a Julia la madre de Aurora.

SeriesOnDay: ¿Qué te hizo lanzarte al proyecto?

Elisabet Gelabert: Pues conococer a Pedro Aguilera. El contactó conmigo, vi sus películas que no las conocía y me enamoraron. Viendo eso me lancé.

SOD.: ¿Cómo es trabajar con Pedro?

E.G.: Es entusiasta, energético y luminoso, divertido. Es riguroso, cultisimo entre plano y plano te pones hablar y sabe de cine, directores, libros que no conoces. Fue muy estimulante, fue un rodaje que disfruté un montón, me lo pasé fenomental.

SOD.: ¿Y cómo fue trabajar con Ivana y el resto del reparto?

E.G.: Muy bien, Ivana es una barbaridad, es super profesional, muy buena actriz y muy buena compañera. Tampoco he tenido oportunidad de tener más trato con ella después porque está rodando fuera, en Nueva Zelanda. Pero con Julio, que en la película no tenemos muy buena relación, nos hemos hecho muy amigos y estamos embarcados en un proyecto de teatro que esperamos sacar adelante el año que viene.

SOD.: ¿Eres más de cine, teatro?

E.G.: Me siento cómoda en los dos medios. Probablemente el cine lo coja con más ganas porque hago menos cine, pero cuando subo a un escenario por primera vez, o cojo un texto por primera vez tengo el gusanillo. Son dos medios muy distintos, y un actor es un actor, y las diferencias son técnicas.

SOD.: ¿Cómo definirías tu personaje?

E.G.: Pues como una madre que esta pasando por un momento de crisis porque su hija se empieza a distancia, empieza a vivir caras que no le ha visto y que le provocan miedo.

SOD.: ¿Es difícil mantener la normalidad y cordura cuando todo el rodaje se centra en algo tan controvertido?

E.G.: No, porque el tono de mi personaje era como muy tajante, a veces incluso pensé que era excesivo, luego al verlo entiendo que no lo es. Eso es lo bueno de estar en manos de un buen director y guionista que sabe perfectamente lo que va a ocurrir. Es un poco el punto de cordura y el ancla de la historia.

SOD.: ¿Tienes algo en común con tu personaje?

E.G.: Si claro, siempre tienes algo en común, y algo distinto.

SOD.: ¿Ha hecho la película que te replantees algo?

E.G.: El tema del incesto no me levanta tantas ampollas, en principio, porque además es un incesto aceptable. Pero creo que hay otras capas en la película que para mi son más perturbadoras, el hecho de verlo todo, de tener tanto acceso a tantas cosas, eso me pertuba más. Y la visión de la perdida de la inocencia de forma dolorosa pues también.

SOD.: ¿Te ha producido miedo este rodaje o te ha dejado alguna mala sensación?

E.G.: Si, hay una escena violenta que tengo con mi hija y si que fue duro. También como actriz y compañera porque no quieres hacer daño pero quieres que sea lo más real posible. Las relaciones familiares son las más importantes y se mueven muchas cosas cuando las interpretas.

SOD.: No se si estuviste en el festival de Málaga ¿Cómo fue la acogida, que te han contado?

E.G.: No, no estuve, pero fue un éxito, ya sabes que se llevó varios premios. Me hizo mucha ilusión que se llevó el premio de las escuelas de cine, como mejor película creo. Que a la gente joven que se dedica a este medio le haya gustado tanto me parece genial. Y con el resto del público aún no se espero al estreno a ver que reacción hay. Por un lado no es una película dirigida al gran público pero tiene el tirón de Ivana y no se si puede ser una sorpresa.

SOD.: ¿En que trabajarás ahora, cuáles son los nuevos proyectos?

E.G.: Tengo ahora una serie para Movistar en dos semanas, una película que ya está estrenada “La mano invisible” que está funcionando y ha sido una sorpresa, porque era una producción de cooperativa y el público esta respondiendo, vamos ya por la tercera semana en cines.

A continuación hablamos con la actriz Lucía Guerrero, que interpreta a Natalia, la mejor amiga de Aurora.

SOD.: ¿Cómo te llegó el proyecto y que fue lo que te llamó la atenció de él?

Lucia Guerrero: Me mando Pedro el guión y me propuso el personaje de Natalia. Y la verdad que según me lo leí me llamó la atención, me dejó como un sabor agridulce y me enganchó. Me pareció una película controvertida y un guión curioso. Me contó quien iban a ser mis compañeros y me hizo mucha ilusión trabajar con Pedro y con Ivana.

SOD.: ¿Cómo fue trabajar con Pedro?

L.G.: Me ha gustado mucho trabajar con Pedro. Tuvimos tiempo para ensayar y matizar el personaje, con el resto del compañeros. También me gustó mucho de Pedro que es un director flexible y abierto, dentro de que es un director que tiene claro lo que quiere, lo cual me gusta, porque personalmente me gusta mucho que me dirijan. Pero esto abierto a propuestas, y es flexible, y eso siempre ayuda.

SOD.: ¿Aunque tu personaje parece fácil y simple, ha sido difícil de interpretar?

L.G.: Si, me ha supuesto más esfuerzo el trabajo que no se ve que el que se ve. Porque el personaje tiene un arco grande. Aunque tenga pocas apariciones tiene mucho trabajo detrás y eso hay que hacerlo aunque no se vea.

SOD.: ¿Te ha tocado en lo personal el tema de la película?

L.G.: No me ha hecho cambiar mis opiniones en nada, pero si que me ha hecho pensar un poco de lo que trata la película más allá del incesto. Los límites, la moralidad de los seres humanos, la manipulación de jugar con juego, la intrusión en la intimidad. Todos esos temas que van más allá del incesto de la película si que te dejan reflexionando.

SOD.: Tu personaje no tiene una historia tan controvertida ¿eso hace que quizá no te afecte tanto?

L.G.: Bueno, yo creo que también es algo controvertido. También acaba excediendo los límites y se pasa de la raya de alguna manera. Pero del personaje tampoco se sabe si ella sabe todo de la historia o no lo sabe, se deja abierto a la interpretación del público.

SOD.: Viendo la gran acogida de la película en Málaga ¿crees que tras el estreno al público tendrá una buena aceptación?

L.G.: Bueno yo no estuve en Málaga pero si tuvo muy buena acogida. Y con la gente que ya la ha visto ha tenido buena crítica, hay quien la ha calificado de película de culto. Creo que por el momento la crítica es buena, se habla bien de la dirección, de la interpretación de los actores, y yo creo que seguirá por esa línea. Dentro de que es una película controvertida que dará que hablar tanto para bien como para mal.

SOD.: ¿Cómo ha sido trabajar con el resto de reparto?

L.G.: Bien. Es cierto que yo he trabajado con Ivana principalmente, y me ha gustado mucho trabajar con ella. Me ha gustado mucho el trabajo que ha hecho.

SOD.: ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

L.G.: Junto con esta película se estrena otra que rodé en Estados Unidos, “Money”, y la semana que viene una serie en Telecinco que se llama “Perdóname”, con Paz Vega, Jesús Castro y otros.

También hemos entrevistado al protagonisa, Julio Perillán, que interpreta a Oliver.

SOD.: ¿Cómo te llegó el proyecto y que te pareció?

Julio Perillán: Me llegó a través de Pedro directamente, que me llamó cuando ya no podía levantarlo de una forma tradicional con una productora que pudiera apoyarle y unos actores con más nombre. Me llamó y me dijo, ya que no eres taquillero…. Pero es verdad, es una realidad que tengo que afrontar y soy feliz de no ser el más taquillero porque así trabajo con más libertad, y eso es lo que me gusta y he hecho cosas que mis amigos no han hecho por tener esta libertad. Con esta evidencia me dijo que yo podría hacer el papel muy bien, y me dijo que pese a todo quería hacer la película. Me leí el guión, y dije, Pedro entiendo porque te ha dicho que no todo el mundo. Le dije que me dejara pensarlo, el guión era más arriesgado que lo que se ha visto en la película, más explícito, el personaje era más retorcido en el guió original. Así que le dije que me gustaría hacerlo más real, y que el personaje no se fuera de rositas y que tuviera consecuencias. Reescribimos el final y otras partes del guión de cosas que le pasan al protagonistas, mucha de ellas luego se han cortado, pero se intuyen, y para mi el personaje si termina destrozado por meterse donde no debía. Y le dije que si con esas condición, e Ivana hizo un poco lo mismo, y nos pusimos a trabajar el personaje. Y luego me dijo, es que no te veo, eres demasiado bueno para hacer este personaje. Al final fuimos encontrando el camino.

SOD.: ¿Crees que tu personaje es perverso y oscuro porque se salta las normas y se cree superior, o hay alguna patología detrás?

J.P.: Yo creo que es un adicto. También es un tio que puede verse por encima, es muy inteligente, creo que en eso es un alter ego de Pedro, que si hablas con él ves que tiene cultura e inteligente, y nada en la película está por estar. No es fácil convivir con el resto, te ves superior. No es tan oscuro y malvado. Pero manipula, experimenta, todo está mezclado, su trabajo, su vida. El cree que tiene inteligencia para controlarlo todo pero no es así. Cuando ve a su hermana se queda en shock y viaja a España por curiosidad pone la cámara y el voyerismo crece y por ahí entra la enfermedad, y la hermana responde de forma inesperada. De repente está en un partido donde su hermana le pone un listón y es un toma y daca. Pero esto es una película que habla sobre la sobreestimulación de las imágenes y nos dice donde nos puede llevar investigar en lo oscuro y lo perverso, y dejarnos influenciar. No puedo defender a Oliver, pero lo entiendo, y entiendo que existe.

SOD.: ¿Qué tal fue trabajar con Ivana?

J.P.: Pues muy bien. Ella está genial, y es una actriz como la copa de un pino. Fue muy valiente al hacer este proyecto tan independiente, ahora que se está abriendo paso en proyectos de éxito y en el extranjero. En rodaje era brutal. En el casting muy bien, hicimos juntos los ensayos. Luego ella tampoco estudió interpretación, estudia Derecho creo, viene de ser actriz infantil porque empezó a hacer películas con 8 años, su escuela por tanto ha sido la vida. Para mi también, yo estudié físicas y me metí en el cine así un poco de rebote, y me fue a Los Angeles y empecé a estudiar cine por mi cuenta. Pero nunca he ido a una escuela de interpretación. Eso creo que nos ha beneficiado a los dos, y eso se ve en la relación y se transmite en la pantalla. Pero ella corre más riesgo con su papel que cualquier otro de la película. Y la aplaudo mil veces.

SOD.: ¿Qué tal ese proyecto sobre teatro?

J.P.: A mi me encanta hacer teatro, a mí me parece más difícil. Entras en el mundillo y a mi me llaman directores independientes de cine porque no soy conocido, me llaman para cosas pequeñas de tv. Ahora tengo un poco más de tirón por la película de Mateo Gil aunque no tuvo mucho éxito en taquilla. Pero entras en un circuito diferente. También rode una serie de Disney en Cáceres el año pasado “Romeo y Julieta”. Empiezas a tener un poco más de suerte pero el teatro es un mundo más difícil, y soy más bicho de teatro que de cine. Tengo más libertad, a mi me encanta. Y Eli me encantó como actriz, vi que teníamos una conexión y le propuse hacer teatro y estamos a ver si hacemos un proyecto, necesitamos director, productor y otro actor. Pero creo que las cosas si tienen que ser son. He hecho un par de obras en los últimos años, montarlas y llevarlas a cabo, aunque no hayan funcionado mucho. Para mi era un reto hacer teatro en español porque soy guiri, pero ya lo superé y ya he hecho varias obras de teatro. Pero me gustaría hacer más, me gustaría hacer una obra de teatro al año. Y luego entre medias hacer cine y si sale tv también.

Por último, hemos podido hablar con el director, Pedro Aguilera, y esto es lo que nos ha contado.

SOD.:¿Qué nos puedes decir de la película y del trabajo que hay detrás?

Pedro Aguilera: Pues la película de hecho duraba tres hora, así que tuvimos que recortar mucho. Como ejemplo, el personaje de Karen que hace Susana, además muy bien hablando en inglés, la intención es que la gente crea que es francesa o sueca o algo de eso. Pues su personaje volvía, aunque no físicamente, si no en una llamada telefónica bastante larga con Oliver. Pero se cortó. Incluso había más personajes, desarrollados enteros y que ya no existen.

SOD.: ¿Y te ha dado pena alguna de las secuencias que has tenido que quitar?

P.A.: Si, si, muchas. Porque el guión era muy largo, pero rodamos muchas cosas que quedaron muy bien. Pero no te puedes enamorar del material, tienes que ser frio. En eso ha ayudado mucho el editor que es más frio. Aunque yo también soy frio en cierto modo. Pero tienes que tener cuidado de no quitar algo que merezca la pena. Y si había muchas cosas que estaban muy bien. Nicolás Coronado salía mucho más. Su personaje era más largo, pero se cortó porque no funcionaba en el ritmo de la película. La historia al final son ellos dos y una cámara. Y todo lo que no era eso empezaba a caer y aburría. Y por ejemplo también he tenido cinco finales diferentes, el que se ve es el sexto y fue un hallazgo de edición.

SOD.: Entonces ¿Ha variado mucho la película desde el guión original?

P.A.: Ha variado, pero ha mejorado. Ahora defiende mucho más el proyecto que las anteriores versiones, pero es así siempre, un proceso de búsqueda. Muchas películas salen así, con un proceso muy largo. Fueron nueve meses de edición. Vas encontrando la película. Y durante el rodaje también, e involucro a la realidad siempre. Yo me adapto al mundo, por ejemplo si llueve introduzco la lluvia. Si tu sabes a donde vas todo lo demás cabe, incluso en la interpretación. Luego hay cosas que si son imprescindibles para la historia, por ejemplo la palabra deseo, la palabra perversión, tienen que estar ahí. Esa libertad es la que hace que exista una atmosfera agradable donde los actores se sienten bien, porque el error forma parte de la película.

SOD.: ¿Y cómo fue el rodaje?

P.A.: Pues fue muy bien, duró un mes. Poco, pero hubo poco dinero. Para este tipo de cine en que defiendes una honestidad, las tvs y productoras prefieren curarse en salud y ser más cautos. Los productores y distribuidores han perdido mucho dinero con cine salvaje y quieren ser cautos. Y lo que se hace es más conservador. Mi película en guión ya era fuerte, pero a la gente le gusta. Y en las series de tv que se emiten actualmente pasan cosas más fuertes, hay más violencia y sexo explicito, y a todo el mundo le encanta. Pero luego sobre el papel te echan para atrás. Y están perdiendo una oportunidad porque hay una generación de gente muy potente haciendo cosas muy buenas y podrían aumentar su calidad de producto, pero tienen miedo. En EEUU son más listos, cogen a gente que hace cine fuerte pero que da calidad, como Soderbergh, Scorsese, pero potencian los productos que les dan, sin llegar a desvirtualos. Yo también creo que podría hacer eso incluso para series de tv de Netflix o Movistar, me da igual hacer lo que sea, incluso dentro de unos límites. Pero prefieren controlarlo todo tanto, tanto, que les queda pobre. Es la diferencia entre las series que compran y que hacen, lo que hacen es un rollo y lo que compran es genial. Pues algo se esta haciendo mal, tienen miedo a perder y a equivocarse. Les invito a ser más valientes. El espectador se ha acostumbrado ya a ver de todo.

SOD.: ¿Que expectación tienes respecto a la acogida de la película?

P.A.: Hay distribuidoras que me ha dicho que si la película fuera nórdica, alemana o inglesa arrasaría, pero es española. Lo veremos, a lo mejor no va nadie a verla por el reparo. La gente dice que quiere cine español diferente, pues aquí esta. Es una película que no ofende, si no la quieren ver no se porque. Quizá el problema es que no tengo detrás un productor fuerte. Aunque es cierto que esto da libertad.

SOD.: ¿Que le dirias a la gente para que fuera a ver la película?

P.A.: Que es una película que trata de mostrar algo, mostrar ideas. Que es para que la gente piense, que relfexione por si misma y saque sus propias conclusiones. Es una película abierta, de gente que define el mundo de otra forma, el protagonista juega con la moralidad y el entorno le machaca. La gente tiene que ser más valiente y atreverse a pensar por si misma, y dejar de condicionarnos a pensar lo que nos dicen que pensamos. Debemos evitar la autocensura. Además la película tiene muchas visiones, nos dice que vivimos de un mundo audiovisual donde se objetiviza a la mujer, nos habla de antropología, que es lo que estudia la protagonista, que es una mujer especial, que no reacciona como se espera. Es una mujer fuerte. Hay además muchos elementos complejos que analizar. Tiene muchos puntos de vista.

Además todo el equipo, junto con el actor secundario Juan Pablo Shuk, que interpreta al psicólogo, han posado para nuestras cámara. Aquí os dejamos más fotografías.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

The following two tabs change content below.

Helena Sanchez

Amante de las series de época, del cine de aventura, de la literatura en general; cuando no tengo esto me conformo con un buen partido de rugby.

Latest posts by Helena Sanchez (see all)

About Helena Sanchez

Amante de las series de época, del cine de aventura, de la literatura en general; cuando no tengo esto me conformo con un buen partido de rugby.