En marcha el spin-off de “Pretty Little Liars” con Alison y Mona

¿Pensábamos que habíamos dicho adiós a las liars tras el final de la serie este pasado mes de junio? ¡Nos equivocábamos! Ya habíamos leído multitud de rumores sobre la posibilidad de continuar viendo a alguna de las protagonistas en "The Perfectionists" y Freeform lo acaba de confirmar.

La saga de libros escritos por Sara Shepard, autora de Pretty Little Liars, está más cerca que nunca de convertirse en una serie de televisión también ejecutada por Marlene King ya que acaban de recibir el encargo de un episodio piloto por parte de la cadena. Sin embargo, la sorpresa nos la llevamos al descubrir que tal y como apuntaban los rumores no será Shay Mitchell la que acompañe a Sasha Pieterse en la nueva serie sino Janel Parrish: así es, Ali y Mona estarán de vuelta.

Ahora la acción se trasladará a Beacon Heights con una nueva trama, pero con dos de los personajes originales  en la serie. "Pretty Little Liars: The Perfectionists" promete mantener ese espíritu de misterios, secretos y mentiras que tenía la serie madre, ya que nada en la parece ser lo que es. Las protagonistas de Beacon Heights tienen la necesidad de ser perfectas, lo que acaba generando el primer asesinato y todas necesitarán mentir y, sobre todo, tener una coartada.

Nos preguntamos hasta qué punto es necesario este spin-off y qué explicaciones nos darán a la presencia de Alison sin Emily y sus gemelas, o a la vuelta de Mona a Estados Unidos cuando había encontrado su final feliz en Francia.

 
The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.