El puente: una serie policíaca al estilo nórdico

Otro día 15 más nos alejamos de las series americanas y españolas para aterrizar en el mismísimo puente que une Dinamarca con Suecia. El puente, así se titula esta co-producción nórdica de la que os vamos a hablar hoy. Copenhague (capital danesa) y Malmö (ciudad sueca) está unidas por el puente de Øresund, donde comienza la historia de Bron (puente en sueco). 

Una noche, en en el puente de Øresund es encontrada una mujer asesinada. Nadie sabe nada, nadie ha visto nada y las cámaras tampoco han poco han podido captar nada porque el sistema de vigilancia fue apagado durante 30 segundos.  En apariencia parece un asesinato normal, pero la mujer está situada en la línea invisible que separa ambos países, dejando cada parte de su cuerpo cortado en dos por la cintura en un país distinto. Este hecho hace que la tutela del caso implique a las autoridades de ambas ciudades implicadas.

Saga Norén (Sofia Helin) desde la comisaría de Malmö, y Martin Rohde (Kim Bodnia) el policía danés, lucharán en un primer momento por ver quien se hace con el caso. Sin embargo, el descubrimiento del doble asesinato, perteneciendo la parte superior del cuerpo a una política sueca y la inferior a una prostituta danesa, hará que ambas partes están implicadas por igual y se vean obligadas a trabajar en equipo a pesar de sus diferencias.

Lo que aún no sabe Saga y Martin es que los cuerpos encontrados en el puente son solo el inicio de todo un plan que dejará a la población de ambas ciudades en estado de terror. El asesino de la primera temporada está dispuesto a poner sobre el escaparate distintos problemas sociales y lo hará llevándose a todo el mundo que sea necesario. El primer paso ha sido desmentir la igualdad ante la ley de la sociedad, pero ¿cuál serán los otros casos? o peor ¿qué pasará cuando termine?

Sin lugar a dudas, la trama de la primera temporada es asombrosa. Nos presentan una narración de asesinatos consecutivos que nos deja a los espectadores con la boca abierta capítulo tras capítulo. No tenemos la cara del asesino, ni nombre, y las únicas pistas que deja no llevan a ninguna parte, sin embargo, la curiosidad por descubrir los cinco problemas que pretenden sacar a la luz el asesino puede al espectador capítulo por capítulo.

Para llevar a cabo este plan, el asesino cuenta con la ayuda del periodista Daniel (Christian Hillborg). A través de él irá filtrando la información que quiere que aparezca en los medios. Los asesinatos y atentados son solo una herramienta para hacer consciente a la sociedad de las desigualdades que hay en Dinamarca y Suecia, aunque estos hechos se pueden aplicar perfectamente a cualquier país de occidente.

La serie comienza presentándose a multitud de personajes cuyas tramas individuales no parecen tener relación alguna con los casos de Saga y Martin, pero conforme avanza cada temporada todos los personajes se entrecruzan de una forma u otra aportando un significado más completo a su trama individual.  Esto también se repite en las siguientes temporadas, cuyas estructuras son bastante similar: un suceso y un caso que resolver.

Si la trama es la gran atracción de la serie, los personajes protagonistas no se quedan atrás. Martin es un padre de familia bastante ausente. Su relación con August (Emil Birk Hartmann), el hijo mayor fruto de su primera relación, nunca ha sido demasiado buena y eso supone que las cosas con Mette (Puk Scharbau), su actual pareja, estén inestables.  Para Martin su trabajo es una vía de escape y es por eso que se entrega tanto a ello.

El caso opuesto es Saga. La policía sueca es la representación de un robot dentro del cuerpo de una mujer. Saga es mecánica, una mujer fría cuyo único fin es hacer un buen trabajo. Ella no entiende de cumplidos sociales, de agradecer el trabajo a sus compañeros por hacerlo bien, ya que según ella es su trabajo. Saga es un personaje completo pero caótico, y es por eso que al principio no lo entendemos. El trabajo que hace Sofia Helin al interpretar a Saga es espléndido, prácticamente lo mejor de toda la serie.

La relación entre Martin y Saga comienza siendo fría, tanto que Saga le pone una denuncia el mismo día que le conoce. Sin embargo, a lo largo de los capítulos y de las siguientes temporadas ambos suponen un pilar elemental para el otro, formando así la pareja perfecta para resolver los casos que se plantean.

El propio puente de Øresund, además de dar nombre a la serie es otro de los protagonistas en la trama. Desde su aparición en el capítulo piloto de la serie, no ha dejado de ser protagonista. Además de ser una imagen recurrente para contarnos dónde se sitúa la escena en cada momento, ya sea en la oficina de Copenhague o en Malmö, los casos que suceden en la siguientes temporadas también están vinculadas con Øresund.

Sin lugar a dudas, el éxito de Bron es la unión de una trama bien construida junto con unos personajes fuera de lo común. La forma en la que están creados los casos de los asesinos, la psicología y el trasfondo de estos, junto con la forma en la que las temporadas se resuelven, devuelve la esperanza en las series policíacas que últimamente están perdiendo la esencia del misterio. Además Bron cuenta también con ese discurso nórdico sobre educar a través del entretenimiento y eso se nota en la forma en la que están tratados ciertos hechos. Hay una transparencia total en los temas considerados "tabús",  y aunque esto es algo que puede pasar desapercibido se nota si comparamos la serie con otra americana.

El puente se estrenó en 2011 y actualmente cuenta con tres temporadas de 10 capítulos cada una.  Las dos primeras están disponibles en Netflix con el doblaje en castellano. El puente vuelve con una cuarta temporada el 1 de enero de 2018 y nos presentará un nuevo caso que Saga deberá hacer frente. Si buscáis una serie policiaca que de verdad os enganche, El puente es vuestra serie.

The following two tabs change content below.

Patri Alonso

Comencé a crear historias a los 13 años y desde entonces no he parado. Ahora escribo sobre las historias de los otros. Me verás frikear sobre cine, serie, literatura y arte. Penny, todo es mejor con bluetooth. Amante de las sitcom y las series infantiles.

Latest posts by Patri Alonso (see all)

About Patri Alonso

Comencé a crear historias a los 13 años y desde entonces no he parado. Ahora escribo sobre las historias de los otros. Me verás frikear sobre cine, serie, literatura y arte. Penny, todo es mejor con bluetooth. Amante de las sitcom y las series infantiles.