El Ministerio del Tiempo y Netflix

Tras mucha incertidumbre sobre si habría tercera temporada de una de las series que más ha movido al fandom español en los últimos años, supimos que la nueva tanda de episodios era posible en parte a Netflix que accedió a ayudar con la producción de los episodios. Sin embargo, hay ciertos detalles que pudieron pasar desapercibidos.

La plataforma de pago pone el 15 % del presupuesto para que sea posible la tercera entrega, y a cambio se llevaba los derechos internacionales de distribución de la serie, por lo que "El Ministerio del Tiempo" podrá ser vista en los más de cien países donde se encuentra disponible.

Pero cuidado para los ministéricos españoles que no estén suscritos a Netflix. Algunos espectadores ya se habrán dado cuenta al ir a ver alguno de los episodios de la actual temporada, el horario no beneficia a aquellos que tienen que madrugar y se tienen que esperar a verlo en la web de RTVE al día siguiente, sale un aviso de que tan solo quedan tantos días para poder ver ese episodio. ¿Qué está pasando?

El acuerdo entre Televisión Española y Netflix supone que la segunda tendrá los derechos de emisión online, y la cadena pública solo podrá tener los últimos cinco episodios emitidos en su web, borrando los anteriores. Además una vez finalice la tercera temporada, ésta se encontrará únicamente en la plataforma de pago. Por lo que si sois fans del Ministerio y sin cuenta de Netflix, no esperéis a que se emita toda la temporada o podéis quedaros sin disfrutar de vuestra serie preferida.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.